14 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

A la cárcel presunto cabecilla de la banda delincuencial La Cordillera

29 de marzo de 2016
29 de marzo de 2016

Johan Augusto Ozea

PEREIRA, 29 de marzo de 2016. Medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en establecimiento carcelario le fue impuesta a Johan Augusto Ozea García, presunto líder de la banda La Cordillera, por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico en concurso con homicidio, tráfico de drogas y extorsión.

La decisión fue tomada por el Juzgado 6° Penal Municipal, con funciones de control de garantías de Pereira (Risaralda), al tener en cuenta los argumentos de la Fiscalía que explicó que Ozea sería integrante de la banda La Cordillera, que delinque en la capital risaraldense y su área metropolitana (La Virginia y Dosquebradas), así como en el municipio de Santa Rosa de Cabal (Risaralda) y se dedica a la venta de estupefacientes, homicidios selectivos y extorsión.

Ozea García quien es investigado desde el año 2014 por un despacho adscrito a la Dirección Nacional contra el Crimen Organizado de Medellín (Antioquia), fue detenido en un puesto de control en Andalucía en la vía que conduce del corregimiento de Cerritos hacia Cartago (Norte del Valle), cuando se movilizaba en un vehículo particular.

Al pedirle sus documentos, presentó una licencia de conducción falsa. Durante las audiencias de control de garantías realizadas el fin de semana, no aceptó los cargos y fue enviado a la cárcel en Guadalajara de Buga (Valle del Cauca).

Detalles de su captura

La Dirección de Investigación Criminal e Interpol Dijin de la Policía en coordinación con la Fiscalía 21 Especializada de la ciudad de Medellín, logró momentos en que se movilizaba en un vehículo, la captura de un hombre reconocido en el mundo delincuencial como «Juangui»; quien se presume sería uno de los principales cabecillas de la banda delincuencial «cordillera».

Este sujeto se desempeña como hombre de seguridad y confianza de quien es denominado bajo el remoquete de «garra», asimismo sería el encargado de direccionar las acciones delictivas en la ciudad de Pereira y sus alrededores; figurándole en su contra notificación mediante circular azul de Interpol.

De igual forma, en el desarrollo de la operación se logró la incautación de documentación falsa con la cual este sujeto venia evadiendo el control de las autoridades. Aunado a lo anterior, se pudo establecer mediante actividades de recolección e investigación, que esta estructura criminal habría consolidado su accionar delictivo en diferentes municipios de los departamentos del Valle del Cauca (Norte del Valle), Risaralda, Caldas y Quindío, teniendo como principales fuentes de financiación el tráfico local de estupefacientes, extorsiones, entre otras.