16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

6.8% creció el PIB de edificaciones en el IV trimestre de 2015

11 de marzo de 2016
11 de marzo de 2016

BOGOTA, 11 de marzo de 2016 (RAM) Durante 2015 la construcción de edificaciones continuó aportando al desempeño económico del país. Las cifras reveladas hoy por el DANE registraron un crecimiento anual de 3.9% para el sector de la construcción, mientras que la economía del país lo hizo en 3.1%. En edificaciones, el crecimiento del cuarto trimestre fue de 6.8% y el acumulado anual de 2.1%.

Según la presidente de Camacol, Sandra Forero Ramírez, “el crecimiento obedece al desempeño de la vivienda social y al aporte de inversiones en edificaciones no residenciales”. La Ejecutiva del Gremio destaca la respuesta de los empresarios del sector para seguir fortaleciendo la oferta con proyectos de vivienda para todos de los segmentos de la población, en particular los que son objeto de los programas de vivienda”.

“Para este año está claro que los factores macroeconómicos son un desafío para todos los agentes de la economía. Una tasa de cambio que en nuestro sector presiona al alza el costo de los insumos y tasas de interés que bajo el actual contexto podrían reducir el nivel de endeudamiento de los hogares, son factores que no desconocemos; sin embargo no se debe olvidar que hay oportunidades para seguir dinamizando el mercado con medidas como los subsidios a la tasa de interés y programas de subsidio integral como Mi Casa Ya, que favorecerán definitivamente el acceso a la vivienda en los próximos años”, afirma la Presidente.

El comportamiento del PIB de edificaciones tuvo crecimientos anuales a lo largo de 2015 de 2.1%, 8.9%, -8.2% y 6.8% para los trimestres I, II, III, IV respectivamente. En ese sentido, la presidente ejecutiva destaca que durante 2015 la construcción representó un 3,2% del total de valor agregado del país, siendo el nivel más alto de los últimos años, y si se suman las actividades inmobiliarias este aporte supera el 11% del PIB total.

“Más allá del valor agregado directo del sector, debe tenerse en cuenta el aporte sobre la cadena de valor y las actividades conexas, donde el empleo y la demanda de insumos y servicios son fundamentales.  Sin ese aporte, el crecimiento de la economía hubiese sido de 2.77% en el año 2015”, concluyó Sandra Forero Ramírez.