12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Una preocupación nacional

4 de febrero de 2016
4 de febrero de 2016

chilenoUna empresa manizaleña, Datasoft, dedicada a los computadores, fue la que estructuró la metodología que se utilizó en la Resolución 5358 del 30 de noviembre del 2015 para calcular la base gravable del impuesto de los vehículos que circulan en el país. Hoy el editorial de «El Tiempo» le hace en su editorial eco a los cuestionamientos de la opinión pública a la metodología de esta empresa consultora de Manizales » que por más de una década se dedicó a comercializar computadores antes de obtener el contrato para elaborar la nueva herramienta, por 435 millones de pesos. Deja mal sabor que sus calificaciones no hayan sido las suficientes, que de súbito haya ampliado su objeto social y que haya sido la única proponente».

Lean algunos de los apartes del editorial de «El Tiempo» sobre el modelo de estudio que tiene irritados a la mayoría de los propietarios de vehículos del país: «Conocedores aseguran que esta no es una solución eficiente y equitativa, como debería ser. Subrayan que en lo que corresponde a los vehículos usados, sus valores dependen de muchos otros factores, como marca, origen, funcionamiento en el largo plazo, servicio, precio y disponibilidad de repuestos, que cobija el cálculo objeto de la controversia. Argumentan que a eso se suman múltiples errores, como modelos de una marca con referencias de otra.

En multitud de casos reportados en nuestras páginas, en las redes sociales y otras manifestaciones de la comunidad, hay cientos de referencias en las cuales el carro usado vale más que el nuevo, o en las que el tributo se duplicó o creció desproporcionadamente. También desaparecieron marcas, faltan referencias a pesar de su confusa abundancia, y hay muchas otras inconsistencias que se están descubriendo».

Los organismos de control deben investigar inmediatamente por qué el ministerio de Transporte adjudicó a una empresa sin experiencia y dedicada a la comercialización de computadores, una licitación que estaba dirigida a expertos en la materia, valga decir en metodología para calcular la base gravable del impuesto de los vehículos.

Marta Montoya en el Eje

¿Se acuerdan de Marta Montoya, la magnífica reportera que hizo época, en Todelar, al lado de Jorge Enrique Pulido y Oscar Domínguez? Vive lejos del mundanal ruido bogotano, en su natal Montenegro, Quindío. Suponemos que por estos días elevó una plegaria al cielo, desde tierras cuyabras, al cumplirse otro aniversario del asesinato de la rubia Diana Turbay, con quien hizo llave, en Palacio, en el gobierno del corbatín.

Autobiografía de Elkin Mesa

En su chalet de Melgar, donde vive desde cuando desocupó y vendió su apartamento del bogotanísimo Barrio Modelia, se dedica a escribir sus memorias el veterano periodista paisa Elkin Mesa. La gente lo recuerda porque fue el primero que se atrevió a abordar de frente el tema de la sexualidad, en horario triple A, en la televisión colombiana, en su “Gran Angular”, de su programadora ”Dime Televisión”. Ello le granjeó una implacable persecución de la jerarquía eclesiástica.

Galardón para Pareja

El Club de la Prensa, de Medellín, le acaba de conferir el Premio a la vida y obra de un periodista al colega Rodrigo Pareja, quien salió airoso de una dura batalla con La Parca. La decisión del jurado mereció el aplauso unánime del periodismo antioqueño. Pareja se formó en la Escuela de Don Antonio Pardo, cuando operaba en la 19 con octava, en el ombligo de Bogotá.

De la misma camada fueron, entre otros, Daladier Osorio, William Giraldo y Manuel Prado.

Reficar peor que Aerocafé

Apareció un elefante blanco como ene veces más grande que el fracasado Aeropuerto de Palestina: la refinería de Ecopetrol en Cartagena, Reficar. No solo el despilfarro laboral si no los sobrecostos, son catedralicios. Y los costos políticos. Sobre la responsabilidad gubernamental, ya hay enfrentamiento entre el Presidente Santos y el ex presidente Uribe. Sea quien hubiese sido el negligente, el hecho es que estamos de frente a un escándalo que ojalá tenga responsables y no suceda la vergüenza de Aerocafé, proyecto en el que la impunidad es rampante. Para que ustedes tengan una idea de la magnitud de lo de la Refinería de Cartagena, aportamos estos datos que vienen siendo publicados en las redes sociales: La ampliación de Reficar valdría mas que las siguientes obras:
– 1.5 veces el Canal de Panamá, una de las obras de infraestructura más costosas de América Latina.
– Casi el mismo valor de la primera línea del metro de Bogotá.
– Casi la mitad de lo que costó el túnel San Gotardo que atraviesa los Alpes y que es el mas largo del mundo.
– Cerca de diez veces las inversiones que se requerirán para hacer navegable el Río Magdalena.
– Seis veces el costo de la modernización y ampliación del Aeropuerto de El Dorado.
Con razón un columnista de un diario bogotano expresó que si estuviéramos en China, los responsables de semejante dilapidación de los dineros públicos ya hubieran sido fusilados.

¿Y Aerocafé?

El Presidente Santos, al inaugurar la flamante Comisión de Moralización, le exigió a la Fiscalía, la Procuraduría y la Contraloría, rápidas investigaciones que permitan deducir responsabilidades de los autores de los peculados y otras clases de delitos en lo de Reficar. Para Santos, no existe más que Bogotá y Cartagena. La provincia colombiana, donde se suceden escándalos semejantes con muchísima frecuencia, no merece su atención. Durante lo que va corrido de sus dos gobiernos, lo del Aeropuerto del Café, de Palestina, ni para adelante ni para atrás. Vinieron altos ejecutivos de su gobierno a prometer el destrave de la magna obra, y ni para adelante ni para atrás. Todo se quedó en falsas promesas . Claro que gran parte de esto, se debe a la falta de dirigencia y de diligencia por parte de gobernantes, parlamentarios, concejales y diputados que han hecho mutis por el foro sobre el pasado, presente y futuro de la onerosa obra. En la inane , estancada y ya olvidada administración departamental de Julián Gutiérrez, se engavetó el asunto. Y ni hablar de los Concejales de Manizales y los Diputados de la Asamblea. En lo de Reficar, por lo menos se anuncia un gran debate de responsabilidad política en el Congreso de la República. Aquí han callado como ostras los dirigentes, salvo los tímidos comentarios al respecto de la Corporación Cívica. El Presidente Santos debiera mirar a Aerocafé, para que se preocupe por algo distinto al Metro de Bogotá o la Refinería de Cartagena. Ni siquiera Mario Castaño o Arturo Yepes, críticos de Aeropalestina, han abierto sus bocas en relación con la nulidad decretada por la Contraloría General de la Nación en la investigación que durante cinco años adelantó contra los presuntos responsables de la mal planeada y ejecutada obra, en la que se han invertido grandes sumas del erario manizaleño y caldense, lo que bien amerita un debate político en el Congreso de la República. Ahí les dejamos la iniciativa, a ver si se encuentra algún doliente en el gobierno de Santos para el fallido aeropuerto manizaleño o regional.