20 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por crimen de Galán, Fiscalía pide condena para oficiales de la Policía y el DAS

12 de febrero de 2016
12 de febrero de 2016

BOGOTA, 12 de febrero de 2016 (RAM) Hoy la Fiscalía General solicitó a un juez especializado de Cundinamarca, proferir condena contra los oficiales retirados Luis Felipe Montilla Barbosa y Manuel Antonio González, por la presunta responsabilidad en el asesinato de Luis Carlos Galán Sarmiento en el municipio de Soacha.

Para el ente acusador, los uniformados hicieron presuntamente parte del plan criminal de Gonzalo Rodríguez Gacha y Víctor Carranza, en alianza con la Policía Nacional para asesinar a Galán Sarmiento.

“El atentado del doctor Galán no fue un hecho aislado sino que se trató de otra de las acciones criminales de la década de los 80, fortalecida por la decidida intervención de la Policía Nacional que estaba al servicio de Gonzalo Rodríguez Gacha y otros narcotraficantes que movían sus tentáculos a lo largo del país”, aclaró la fiscalía.

Las pruebas que fueron aportadas en juicio, demostraron que tanto el jefe de protección del DAS como el comandante de Policía del municipio de Soacha no reforzaron convenientemente la seguridad en la plaza central del municipio donde el candidato presidencial iba a dar un discurso, facilitando, dice la fiscalía, el plan para acabar con su vida.

“Lo que se advirtió en la investigación y el juicio es que el señor procesado no desarrolló ninguna de todas estas actividades, no sacó un dispositivo organizado de 40, 50 o 65 hombres, como lo ha querido manifestar”.

Otra de las aseveraciones de la Fiscalía radicó en la existencia de pruebas que indican que el capitán Montilla hacía parte de la nómina de personas que eran sobornadas por Rodríguez Gacha.

“Él (capitán Montilla) estaba impedido porque a quien debía cumplirle era a Gonzalo Rodríguez Gacha, ya que hacía parte de su sucia nómina como muchos otros oficiales de la Policía de Cundinamarca”, dijo la fiscal del caso.

Además, en testimonio de Jairo Lozada Ramos, el primer semestre de 1989 le había entregado en dos ocasiones al capitán Montilla la suma de un millón de pesos de la época, por los servicios prestados al microtráfico, según el testigo.