17 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mindefensa considera que las Farc deben suspender reclutamiento

12 de febrero de 2016
12 de febrero de 2016

BOGOTA, 12 de febrero de 2016 (RAM) Las Farc deberían suspender el reclutamiento definitivamente y liberar a los menores de edad que tienen en sus filas ya que se aproxima la firma de un acuerdo de paz con el Gobierno, dijo el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en una entrevista con Efe.

Las Farc anunciaron en La Habana, sede de los diálogos de paz, que no reclutarán más a menores de 18 años, una decisión que se produce un año después de su compromiso de no incorporar a menores de 17, pero el ministro confía en que esa decisión se haga extensiva a personas de todas las edades.

«Yo creo que esa sería la decisión más racional, parar el reclutamiento, el abastecimiento de armas y explosivos, pero sobre todo yo sí quisiera ver el anuncio que lleva meses, tal vez años, de las Farc de dejar en libertad, de dejar ir hacia sus casas y familias a los menores que tienen combatiendo», afirmó a Efe.

Según el ministro, «esa sería realmente la prueba de que estas decisiones sobre reclutamiento de menores están teniendo efecto real».

El Gobierno y las Farc, que negocian en Cuba desde noviembre de 2012, esperan llegar a un acuerdo final a más tardar el próximo 23 de marzo, para lo cual los equipos negociadores trabajan en el último punto de la agenda, sobre «fin del conflicto», que incluye el cese el fuego bilateral y definitivo, la dejación de armas y desmovilización de los guerrilleros.

«La fecha del 23 de marzo sigue siendo un punto de referencia sustancial, porque no es una fecha que haya impuesto nadie sino una fecha a la que se llega por acuerdo de las partes», afirmó.

Villegas, que hizo parte del equipo negociador del Gobierno, añadió que este punto requiere un trabajo de mucho «detalle» porque implica definir todo lo relacionado con las zonas donde se concentrarán los guerrilleros antes de dejar las armas.

Se trata de «decidir dónde, cuántas zonas, cuántas personas en cada zona, por cuánto tiempo, qué pasa dentro de las zonas, qué cosas se pueden hacer dentro de las zonas, qué cosas no, y cómo funciona la seguridad, y la verificación y el monitoreo internacional», explicó.

En esta discusión, en su opinión, debe primar la seguridad para que la paz sea exitosa y que la transición de las Farc de grupo guerrillero a «partido político desarmado se dé tranquilamente».

«No es lo mismo dar seguridad a 120 sitios que a ocho, y nuestro deber es dar seguridad, que va no sólo a los que se están desmovilizando, sino también a los agentes internacionales que van a estar allí presentes, y a las personas del Estado colombiano, servidores públicos que estarán haciendo trámites de identificación, cedulación, inicio de la justicia, identificación de armas», dijo.

Para poder asumir esa función de garantes de la integridad de los desmovilizados, miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía serán entrenados «en nuevas capacidades para que entiendan bien su labor de seguridad de ese momento, del inicio del cese al fuego, del inicio de la desmovilización, de la dejación de las armas, de la verificación internacional».

Eso hace parte de un capítulo más amplio, puesto en marcha hace más de dos años, de «transformación» de la fuerza pública colombiana para lo que será su función en el posconflicto.

«Dentro de esa preparación está por supuesto la preparación para operaciones internacionales de paz con Naciones Unidas, la cooperación en seguridad con Centroamérica y África, y una nueva estructura de distribución de las fuerzas en el territorio nacional una vez se firmen los acuerdos para evitar que el crimen organizado ocupe territorios colombianos» que en el pasado fueron dominados por las Farc.

La visión del ministro es que, una vez se firme el fin del conflicto con las Farc, etapa a la que espera se llegue también con el ELN, «la fuerza pública tiene que ejercer control, presencia territorial en todo el mapa colombiano. Esa sería la gran transformación de la seguridad en este país», concluyó.