19 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Emgesa debe garantizar calidad del agua que El Quimbo vierte al río Magdalena

24 de febrero de 2016
24 de febrero de 2016

BOGOTA, 24 de febrero_ RAM_ En una visita a la zona, el Defensor del Pueblo constató los posibles efectos nocivos que la mala calidad del agua estaría generando para los pescadores artesanales de las riberas del Magdalena y para los cultivadores de tilapia de la represa de Betania.

La Defensoría del Pueblo le solicitó a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) adoptar de manera urgente medidas eficaces para que Emgesa garantice inmediatamente la buena calidad del agua descargada por la Hidroeléctrica El Quimbo al cauce del río Magdalena.

Así lo advirtió en un informe entregado a la ANLA, en el cual recoge los hallazgos de una visita en terreno realizada el 11 y 12 de febrero, en cabeza del Defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao Cabrera, quien reiteró la urgencia de implementar las medidas que sean necesarias con miras a corregir los daños causados y, de ser necesario, imponer las sanciones del caso.

En su comunicación a la ANLA, la Defensoría recordó que la normatividad ambiental vigente prohíbe vertimientos de agua contaminada producto de cualquier actividad humana, por lo tanto la licencia ambiental debe exigir que el agua que salga de la represa cumpla los niveles de oxígeno disuelto establecidos en la norma.

De la misma forma, la Entidad advierte sobre las difíciles condiciones que están enfrentando los pescadores artesanales y sus familias, quienes habitan la ribera del río Magdalena, por cuenta de la mala calidad del agua, la cual ha generado una problemática en varias comunidades.

Adicionalmente, para la Defensoría del Pueblo resulta preocupante que en la represa de Betania, que recibe las aguas que provienen de El Quimbo y donde se genera el 60 por ciento de la producción piscícola nacional (segundo reglón económico del departamento del Huila), se sigan vertiendo aguas con niveles tan bajos de oxígeno disuelto, porque podrían ocasionar una posible mortandad de peces, con consecuencias económicas y ambientales muy significativas.