21 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Por qué Pereira es una de las ciudades más peligrosas del mundo?

30 de enero de 2016
30 de enero de 2016
violencia homicida en pereira
Fuentes: Tres veces Pablo. Composición de la obra La muerte de Pablo Escobar (1999) de Fernando Botero, fotografía de EFE. La composición fue hecha con efectos retro del editor de fotos Pixlr. GISELA OROZCO. Análisis de Situación de Salud – Observatori Ecoregional de Salud, UTP. Ranking Seguridad Justicia Paz 2015.

La ONG Mexicana Seguridad, Justicia y Paz publicó hace unos días la última versión del ranking de las 50 ciudades más violentas . Para realizarlo se tomaron en cuenta todas las ciudades que tuvieran más de 300.000 habitantes y se contaron los homicidios que ocurrieron en cada una de ellas durante el 2015.

Para este año el ranking tiene un nuevo ganador: la ciudad de Caracas relevó de la primera posición a la ciudad Hondureña, San Pedro Sula. La situación es definitivamente muy preocupante para los venezolanos ya que de las 50 ciudades listadas, 8 de ellas están ubicadas en este país. Igualmente, la actual versión de este ranking confirma realidades ya conocidas, como por ejemplo que América Latina es la región más violenta del mundo (¡78% de las ciudades en este ranking quedan allí!).

Específicamente para nuestro país tenemos, por un lado, buenas noticias: sólo tres ciudades (el 6%) de las 50 del ranking son colombianas. Hay que llamar la atención que Medellín (una ciudad que por décadas figuró en las clasificaciones y en los imaginarios sociales como una de las ciudades más violentas del mundo) no aparece en este ranking, confirmando la buena hora de la ciudad de la eterna primavera. Las malas noticias, por otro lado, tienen que ver con las ciudades incluidas allí: Palmira, Cali y Pereira.

La magnitud del problema de los homicidios no es el mismo para las ciudades colombianas: mientras Palmira (Octava con 70.8 homicidios por 100 mil) y Cali (Décima con 64.27 homicidios por 100 mil) están en la parte de arriba del ranking; Pereira aparece en la posición número 45 con 32.58 homicidios por 100 mil. Evidentemente, si nos comparamos con los peores salimos bien librados (Caracas, la número uno en el ranking, tiene casi 4 veces la tasa de la ciudad), sin embargo, es muy preocupante que Pereira figure, en cualquier posición, en un ranking que clasifica las ciudades más violentas del mundo.

En la figura (más abajo) podemos observar el comportamiento histórico de los homicidios en la ciudad de Pereira desde el año de 1999 (fuente de datos Instituto de Medicina Legal, gráfica de elaboración propia). Allí podemos ver claramente que hay una tendencia decreciente en la tasa de homicidios; y aunque esta disminución se hace más pronunciada a partir del 2008, hoy en día seguimos registrando un número de asesinatos suficientes como para ser considerada una de las ciudades más peligrosas.

Interesantemente, al realizar un análisis sobre la ocurrencia de los homicidios nos podemos dar cuenta que la distribución de éstos no es la misma en toda la ciudad; sino que hay unas comunas en donde el fenómeno se concentra: como pueden observar en la Figura de abajo, en solo 5 comunas (las señaladas en rojo) ocurrieron más de la mitad de todos los homicidios de todos los homicidios presentados en el 2014. Creo que no sorprenderá a nadie saber que estas comunas son las que presentan mayores índices de pobreza y tienen más problemas para acceder a los servicios básicos de atención. Siendo así, esta radiografía del problema nos muestra que a pesar de la disminución histórica en las tasas de homicidio desde 1999, Pereira sigue siendo una de las ciudades más violentas del mundo. Sin embargo, esta violencia no ocurre en toda la ciudad sino en las zonas más pobres y vulnerables.

Pero, ¿por qué? ¿Cuáles son las causas que explican esta terrible situación?

Lo primero que hay que decir es que este es un problema complejo, lo que significa que para que un homicidio ocurra deben confluir un número de factores de diverso orden. En ese sentido hay tres factores determinantes: los sociopolíticos, los institucionales y los individuales. Dentro de los SocioPolíticos debemos decir que una causa muy probable de las altas tasas de homicidio en la ciudad es la inequidad que es una consecuencia inevitable que produce el sistema de libre empresa en concurrencia con instituciones estatales débiles como en el caso de nuestra ciudad. En el segundo grupo, un elemento clave sería la impunidad, ya que es un hecho bien establecido que la inmensa mayoría de asesinatos no reciben justicia (inoperancia de las instituciones del Estado), lo que se convierte en un gran incentivo, ya que los homicidas saben de antemano que la probabilidad de ser encarcelados y enjuiciados es mínima. Y finalmente, un factor muy importante en la esfera individual es la intolerancia: de acuerdo a informes recientes de la policía es cada vez más común que las riñas y peleas callejeras terminen en desenlaces fatales. Finalmente, hay que recalcar que este circulo vicioso de las tres Ies (Inequidad+Impunidad+Intolerancia) no es exclusivo de Pereira por lo que factores propios de la ciudad (y de las comunas donde ocurren la mayoría de homicidios) como el microtráfico y la delincuencia organizada terminarán de explicar por qué Pereira es una de la ciudades más violentas del mundo.

Sacar a Pereira de este vergonzoso ranking es imperioso y debe ser una meta ineludible de la nueva administración de la ciudad, que dentro del marco de su lema de CAMBIO debe incluir una redefinición de las políticas públicas inefectivas que se han generado hasta ahora para intervenir este problema. Si como lo ha promovido el nuevo alcalde, Pereira aspira a ser la capital del eje cafetero, es fundamental que deje de ser ¡al mismo tiempo! una de las ciudades más peligrosas de Colombia- ¡y tristemente del mundo!

Fundación Con-Ciencia