20 de octubre de 2018

Salario mínimo, sin espacio de acuerdo

Por El Nuevo Siglo
21 de diciembre de 2015
Por El Nuevo Siglo
21 de diciembre de 2015

dineroLa comisión de Concertación de Políticas Salariales dista de ser un escenario de acuerdo. De las 19 ocasiones en que se ha reunido, en solo 5 oportunidades se han logrado consensos, mientras que en 14 oportunidades el Gobierno ha fijado el incremento del salario mínimo unilateralmente, así lo reveló hace unos días un informe del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

Para uno de los investigadores del observatorio, Iván Daniel Jaramillo, “existen importantes obstáculos para llegar a un salario mínimo concertado y en la decisión del Gobierno para decretar el aumento incidirá en forma prevalente las directrices del Banco de la República para el control de la inflación”.

¿Deberá replantearse la discusión?

Según la OCDE y el FMI, debe replantearse la discusión para que la productividad sea el factor prevalente en la fijación del salario mínimo y que este no sea una barrera para la formalización y la empleabilidad. “Es así como proponen alternativas como la fijación de salarios mínimos diferenciales por edades, para permitir menores topes salariales a quienes ingresan por primera vez al mundo laboral”, dijo Jaramillo.

Para el investigador de la Universidad del Rosario, la inflación causada, que indica la pérdida del poder adquisitivo del salario, debe ser un indicador de ajuste del salario que debe ser respetado cada año, de acuerdo con lo ordenado por la Corte Constitucional en la sentencia C-815 de 1999.

Comisión lejos lograr acuerdos

A pesar que la Ley 278 de 1996 -que regula el funcionamiento de la Comisión de Concertación- adoptó un modelo de fijación tripartita entre Gobierno, Asociaciones de Empleadores y Centrales Sindicales, en 19 años de funcionamiento ha tenido falencias estructurales que se pueden explicar por la composición de la mesa de concertación y las reglas que debe seguir cada uno de los sectores involucrados en la negociación, entre otros factores, para hacer de esta comisión un escenario que dista de ser un espacio de acuerdo.

“Para entender mejor la tesis anteriormente esbozada, se puede recurrir a la historia de la vigencia de dicha ley. En 19 ocasiones en que se ha reunido la Comisión de Concertación se han logrado tan solo 5 acuerdos y 14 fijaciones unilaterales por el gobierno de turno. Esto es un porcentaje de concertación del 26,31%”, indicó el profesor de la Universidad del Rosario.

Para el Observatorio Laboral es conveniente mantener el poder adquisitivo ajustando el salario con la inflación, estableciendo además un aumento que garantice el carácter vital del ingreso previsto en el artículo 53 de la Constitución Política, la capacidad de consumo y el acceso al conjunto de bienes y servicios básicos.

¿Negociaciones desgastantes?

El presidente de la Confederación Nacional del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez, le sostuvo al NUEVO SIGLO que “yo creo que la mesa de concertación no está mandada a recoger, por el contrario esta llamada es a que cada vez asuma con mayor de responsabilidad lo que es un mandato constitucional, la función de esta mesa no es solamente fijar el salario mínimo sino abordar temas de carácter laboral y social, intermediar y negociar acuerdos”.

Para el dirigente sindical los escenarios de concertación corren el riesgo de desgaste porque “se utilizan parámetros que universalmente son más delicados cuando se trata de un determinado sector de trabajadores pero eso no significa que sea un instrumento altamente valioso”.

Gómez sostuvo “así no se llegue a una concertación ya que esa es la dinámica de la concertación social, es un ejercicio que fortalece un estado de derecho y la democracia, creo que hay reorganizar el funcionamiento de la mesa de concertación, debe existir un mayor nivel de compromiso”

A su vez el presidente de la centra unitaria de trabajadores (CUT), Luis Alejandro Peraza, sostuvo que “la comisión de concertación requiere una reforma en cuanto al concepto reglamentario por cuanto a que así como esta, las decisiones tanto de convocatoria como en materia de política salarial, ya que es el mismo Gobierno quien convoca y saca las conclusiones , lo que pasa actualmente es que se utiliza políticamente ya que el Gobierno a través del Ministerio de Hacienda es quien define los parámetros y si no son esos se ajusta por decreto”

Pedraza sostuvo que diciembre no es el mejor mes para hacer las discusiones del aumento del salario mínimo para el año siguiente y agregó que “estas se deberían hacer desde julio con la inflación causada de junio a julio”.

¿Si lograrán concertación este año?

El presidente de la CGT sostuvo que, “la semana pasada tuvimos una reunión con el Ministro de Hacienda y el de Trabajo hablamos del tema de pensiones, en volver a la jornada laboral diurna de 6 a 6, lo mismo en el tema de pensiones que la gente no pague el 12% en salud sino el 4%”.

“Tengo entendido que los empresarios habrían subido su oferta al 7% si nos aproximamos podríamos llegar a un acuerdo”, puntualizó

Aunque los sindicatos disminuyeron en cerca de dos puntos porcentuales su petición de aumento de salarios, al pasar a peticiones entre 8,5 y 10%, los empresarios se mantuvieron en un incremento de 6,8% y la decisión quedó en manos del Gobierno Nacional, como preveían los principales expertos económicos.