18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

No habrá impunidad, aplicarán penas efectivas de cárcel, no habrá repúblicas independientes

17 de diciembre de 2015
17 de diciembre de 2015

BOGOTA, 17 de diciembre de 2015 (RAM) El jefe del equipo negociador del gobierno en las conversaciones de La Habana Humberto de la Calle Lombana debió multiplicarse este miércoles para explicar los alcances del acuerdo sobre víctimas y justicia firmado con las Farc y al efecto, hizo énfasis en aclarar los puntos más controversiales: No habrá impunidad, se aplicarán penas efectivas de cárcel, no habrá repúblicas independientes, ni tampoco mezcla de balas y votos.

De paso Humberto de la Calle ratificó que el cronograma para firmar el fin del conflicto se mantiene, esto es, será el 23 de marzo y agregó que así lo notificó el cabecilla de las Farc alias Timochenko.

Frente a los interrogantes y dudas que se han hecho alrededor del acuerdo, de la Calle hizo las siguientes aclaraciones:

-Habrá penas privativas de la libertad de 15 a 20 años, en régimen ordinario de cárcel, para quienes no reconozcan verdad y responsabilidad.

-Habrá penas privativas de la libertad de 5 años en régimen ordinario de cárcel para quienes reconozcan tardíamente verdad y responsabilidad, pero en todo caso antes de la sentencia.

-No se pactó una amnistía para los delitos internacionales. Se acordó la imposición de sanciones efectivas que sean apropiadas al logro de la paz.

-No hay lugar a aplicar amnistía a delitos como: genocidio, graves crímenes de guerra, toma de rehenes u otra privación grave de la libertad, tortura, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada, acceso carnal y violencia sexual, sustracción de menores, desplazamiento forzado, reclutamiento de menores de acuerdo al Estatuto de Roma.

-Delitos graves como toma de rehenes no serán amnistiables

-Obviamente, tampoco serán amnistiados los delitos comunes.

-Se aplicará amnistía e indulto a los delitos políticos y conexos como ha sido tradición en Colombia. En una ley de amnistía se determinarán las conductas y la manera precisa cómo se aplicarán los criterios de la conexidad.

-Para los agentes del estado, en especial militares y policías, el Estado desarrollará un régimen especial, simultáneo, equilibrado y equitativo.

-A terceros no combatientes, que hayan contribuido de manera determinante o habitual al apoyo de acciones criminales, el sistema prevé soluciones igualmente equilibradas.

-No se pondrá en marcha un esquema de persecución y venganza. No habrá cacería de brujas.

-No habrá espacio para la impunidad. Es un sistema que se aplica a todos.

-Es necesario aportar Verdad plena, reparar a las víctimas y garantizar la no repetición. Esto es, hay un marco de condicionalidad que le da sentido y equidad a lo acordado.

-Las Farc se han comprometido en el marco del fin del conflicto y dentro de los parámetros del Sistema a contribuir a la reparación material de las víctimas y en general a la reparación integral, sobre la base de los hechos que identifique la Jurisdicción Especial para la Paz.

-Esta es una reparación integral y las Farc ha realizado varios compromisos cómo participar en el Desminado, la sustitución de cultivos ilícitos y decir la verdad para lograr una reaparición.

-Las Farc se concentrarán en diferentes zonas del territorio colombiano.

-Se trata de espacios con presencia institucional, con fuerte verificación internacional y podría haber presencia de comunidades.

-No habrá una zona desmilitarizada, un segundo Caguán, no habrá ruptura de la soberanía, no habrán repúblicas independientes-

-El telón de fondo del fin de un conflicto de esta naturaleza es la amplia participación política de quienes se han alzado en armas, ese es el propósito aquí y en cualquier lugar, es mejor que estén echando lengua que echando bala.

-Las Farc se convertirán en un movimiento o partido político, sin armas y sus representantes tendrán limitaciones constitucionales debido a los hechos delictivos que reconozcan a futuro, pero que a medida que aclaren su situación tendrán las garantías para participar en el tema.

-Hay limitantes, algunas de carácter constitucional, que restringen participación de Farc en política.

-El tema de cupos en Congreso no se ha discutido pero la idea general es la de dar la mayor participación política.

-La dejación de armas deberá comenzar 60 días después de la firma del Acuerdo Final tal y como lo pactamos el pasado 23 de septiembre.

-Habrá seguridad jurídica definitiva para todos los actores, combatientes y no combatientes. Es la garantía auténtica del fin del conflicto. La seguridad jurídica es la piedra de toque. Aquel que cumpla de buena fe las decisiones de la Jurisdicción, no se llevará sorpresas futuras. Esta es también la puerta abierta para la reconciliación.

Lo que viene:

-Ahora tenemos al frente el desafío de convenir las normas para el cese de fuego y hostilidades bilateral y definitivo, la dejación de armas, es decir, el fin del conflicto.

-Ya hemos avanzado en una subcomisión con presencia de militares activos.

-El año entrante dedicaremos toda nuestra energía, sin pausa, para terminar los puntos restantes de la Agenda y los mecanismos de refrendación de los acuerdos

-Tenemos que hacer enorme esfuerzo en enero para trabajar de corrido y cumplir con metas que están vigentes. –