18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Leyva Durán sin pelos en la lengua

21 de octubre de 2015
21 de octubre de 2015

reverbero de juan paz logo

El abogado penalista Abelardo De la Espriella le hizo una estupenda entrevista al también abogado y economista Alvaro Leyva Durán, excongresista, exministro, exconstituyente y excandidato presidencial. Un hombre inteligente que habla sin pelos en la lengua. Pocas personas en el país, como Leyva, conocen a las Farc por dentro y por fuera. Tal vez en este país los celos periodísticos no permiten que se reconozca un trabajo serio, como el que publicó en Kienyké el abogado de la Espriella. Eso por un lado. Y por el otro, los medios amermelados no le van a hacer eco a semejantes revelaciones. Las cosas que dijo Leyva del presidente Santos deben destacarse en letras de molde. Porque Leyva le canta varias verdades al Presidente.

Entre otras cosas, dice que el presidente Santos no sabe de lealtades y que no es un hombre generoso. En este punto lo que dice Leyva es coyunturalmente noticioso, porque corre el telón de aquella famosa acusación cuando, según le dijo el expresidente Uribe, se fue a refundar a Colombia con los paras. “Él es un hombre que no es generoso. Yo estuve muy cercano a él, lo salvé de circunstancias muy difíciles que él tuvo que vivir y después de eso no volvió a pasar al teléfono; pero eso a mí no me preocupa”.

Sobre “esas circunstancias difíciles, narra que “El doctor Samper-hoy su aliado y naturalmente el actual Ministro del Interior Juan Fernando Cristo- le presentan a Santos una moción de censura en el Senado y él me pide que yo vaya a una sesión extraordinaria de la Comisión Primera y allá lo defendí. Después de eso, le abrieron un expediente en la Fiscalía, nadie tiene idea de eso. Santos era Ministro de Defensa y yo fui y lo defendí, y la verdad por lo que yo manifesté allá fue que le archivaron el expediente. Después de eso no me volvió a pasar al teléfono, pero yo, en vez de ponerme bravo, hoy me muero de la risa.

En esta polémica entre Santos y Uribe, esta entrevista sí que le debe servir al expresidente…

Al oído y en voz baja

  • Entre directivos del Partido Liberal no se pisan las mangueras. De co-directores para abajo, todos juegan a sus intereses personales, por encima de los estatutos de la colectividad. Por eso hay militantes en todos los partidos en estas elecciones.
  • Hay dirigentes regionales del trapo rojo que no creen en sus directivas, y que van a jugar de igual manera por debajo de la mesa. Porque si ese es el ejemplo, nadie puede reclamar disciplina…
  • Pero si en el Partido Liberal llueve, en el Partido Conservador no escampa. Ahí tienen a la excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez (foto) aterrizando en el fajardismo. Ella que también ha hablado de respetar a su colectividad y que cuando fue candidata presidencial reclamó disciplina…
  • Por todo esto es que la gente de la calle ya no respeta a los partidos. Porque en el fondo se convirtieron en refugio de intereses personalistas.

¿Escogerán las Farc a sus jueces?

El tema de los jueces que juzgarán a los protagonistas del conflicto armado en el país, tal como se ha planteado en La Habana, ha desatado toda clase de posturas políticas e ideológicas. Y también numerosas e inevitables interpretaciones, como por ejemplo, que se aprovechará para juzgar al expresidente Uribe y a los empresarios. Desde que se planteó este acuerdo, el pasado 23 de septiembre no han cesado las polémicas. No podía faltar la tesis de que el Gobierno está corriendo en La Habana con afanes electoreros, para ofrecer mayores resultados antes del próximo domingo día de las elecciones. La misma que llevó al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, a meter las de caminar.

El columnista Juan Lozano (foto), uno de los más leídos en el país, se vino con este explosivo párrafo en su nota dominical en El Tiempo:

Según el Espectador en un trabajo de Juan D Laverde, las Farc, los victimarios escogerán sus propios jueces. Esa es la genialidad que aceptaron… y estos jueces escogidos por las Farc juzgarán a sus propios miembros (los guerrilleros).

Atención. Y juzgarán a los militares y a sus adversarios y a la oposición política y a todos los que terminen involucrados por acusaciones que formulen las mismas Farc, o que provengan de cualquier otra fuente. Cómo será la vergüenza que esto les produce a De la Calle y compañía que no han sido capaces de decírselo a Colombia…

A fuego leeento…

  • El representante a la Cámara del Centro Democrático, Santiago Valencia, hijo del exministro del Interior Fabio Valencia Cossio, le dijo a Kienyke que en La Habana se avanza en la discusión de una eventual integración de la base guerrillera de las Farc a la fuerza pública.
  • El parlamentario antioqueño dijo que el acuerdo incluye la creación de un ministerio nuevo, ajeno al de Defensa, del que harían parte los guerrilleros desmovilizados con la firma de la paz en una especie de policía rural.
  •  El expresidente Pastrana sacudió el establecimiento con la carta Santos. Hasta la revista Semana reconoce que Pastrana tiene razón…
  • “Más daño que la bomba atómica de Uribe (la declaración de que Santos era la única persona que debería estar en la cárcel) hizo la puñalada de Andrés Pastrana. El expresidente renunció con una carta venenosa…la carta está bien escrita y dice lo que la gente quiere oír. Pero hace mucho daño porque refuerza prejuicios que gracias a Uribe se han arraigado en la mitad de los colombianos. Los planteamientos de Pastrana tienen tanto de largo como de ancho. El argumento de que se está creando una justicia que transitoriamente reemplaza a la ordinaria es válido…”
  •  Algunos empresarios comentaron que cuando Pastrana tenía lista su carta de renuncia a la Comisión de Paz, ellos ya habían conversado el documento del Intergremial. Sobre este documento de ocho puntos explicaron que venían analizando un borrador…
  • En otras palabras, el expresidente Pastrana les abrió las compuertas.
  • Una respuesta que no les convenció del presidente Santos, es que los cabecillas de las Farc se gastaron su fortuna en la guerra. Este punto no se lo discutieron al Presidente, pero no quedaron satisfechos. En este aspecto comparten las críticas del Procurador Ordóñez.