12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Homenaje póstumo a Manuel Jiménez

18 de octubre de 2015
18 de octubre de 2015

Edgard Hozzman
Londonderry New Hapshire, X-18-015

manuel jimenezEl pasado 6 de octubre murió el mejor baterista de la primera generación del rock nacional: Manuel Jiménez. Pionero y maestro de los percusionistas colombianos. Integró la primera agrupación del Rock and Roll criollo, “Los Dangers” originalmente y más tarde “Los Dangers Twist”. En 1965 fue llamado para reforzar “Los Streakes”.

Fue el baterista que aportó talento en todas las grabaciones de Harold, Oscar Golden, Lyda Zamora y todo el elenco de Estudio 15. Fue el percusionista que mayor número de grabaciones realizó en el decenio de los sesenta y parte de los setenta. Conformó la mejor agrupación rockera de estudio de grabación con Guitarra líder, Oscar Lasprilla; Teclados, Aníbal Ángel; Bajo, Yamel Uribe; segunda guitarra, Harold. Fue el grupo base para el álbum que realizara Harold para Discos Fuentes en 1966 y el grupo que acompañó las voces de Los Yetis en 1966.

También grabó con Rodrigo García, Oscar Lasprilla y Yamel Uribe. En encuesta realizada dentro de los pioneros fue catalogado como el mejor.

Oscar Lasprilla dijo: “Manuel fue quien mejor rock interpretó” – Rodrigo García: “Manuel, indiscutiblemente el mejor”. Yamel Uribe: “me encantaba tocar con Manuel, qué buen gusto tenía”. Guillermo Guzmán: “Con “Marciano”, trabajé en mis comienzos, un maestro, el mejor.

Paz en la nueva dimensión para Manuel Jiménez, un amigo de toda mi vida a quien admiré por su talento, personalidad y obra. Fue grande y sin de vanidad.

Manuel Jiménez, primer baterista del rock colombiano

Por Édgard Hozzman

microfonoCon él nació la primera escuela de percusionistas del rock. En su momento fue el baterista más solicitado en los estudios de grabación, trabajó al lado del pianista y guitarrista español Rodrigo García, quien lo consideró el mejor. Grabó con el pianista y guitarrista Óscar Lasprilla. Yamel Uribe, bajista y guitarrista comentó: “trabajar con Manuel en los estudios fue una grata experiencia por el gusto, ritmo, seguridad y calidad humana”.

Harold dijo: “Manuel, era un músico inteligente, fue mi baterista de cabecera en los años sesenta”. Guillermo Guzmán “Marciano” uno de los grandes bajistas colombianos radicado en EE.UU comentó: “Manuel era un músico natural, interpretaba la batería con gusto y seguridad, no se esforzaba, me encantaba trabajar con Manuel sencillo, excelente músico y persona”.

Su boina y su infalible sonrisa le dieron identidad en los estudios de grabación. Los técnicos, arreglistas, músicos  y cantantes encontraron en Manuel un amigo, siempre dispuesto a colaborar. Su talento quedó plasmado en todas las grabaciones de los baladistas nacionales de los años sesenta.

Fue el percusionista que más grabó en este lapso, fue el primer ídolo del rock nacional, al lado de Freddy Wilson cantante de “Los Dangers”. En escena tenia ángel, fuera de los escenarios era el mas cálido de los pioneros, sencillo sin egoísmo compartía sus experiencias con los noveles aspirantes.

Hay tres pioneros a los que los medios les están debiendo un reconocimiento por su aporte al Rock nacional: Carlos Pinzón, el padre de este género en Colombia, Manuel Jiménez, el primer baterista rockero y generador de una escuela, Orlando Barriga, el músico que mayor número de grupos creó y quien descubrió a tres grandes guitarristas, Arturo Astudillo, Oscar Lasprilla y César Hernández.

–¿Como pasó la época de Los Dangers?

–Fue un lapso maravilloso inolvidable, fueron años de grandes ilusiones y realidades.

–¿Quién le enseñó a interpretar la batería?

–Mi padre Manuel Jiménez, quien fue un percusionista de la escuela cubana de la primera mitad del siglo XX.

–¿Por qué en los comienzos del Rock colombiano a usted se le identificaba como cubano?

–Por mi padre Manuel Jiménez Rodríguez, quien nació y se crió en Cuba. Él llegó a Colombia en los años cuarenta como integrante de una orquesta y se quedó trabajando y viviendo en Bogotá.

–¿Quién lo descubrió como baterista?

–Mi maestro y padre.

–¿Cómo llegó a “Los Dangers”?

–Me contactaron el difunto Edgar Ávila,  guitarrista y el cantante  Freddy Wilson.

–¿Quién fue su primer ídolo?

–El grande: Elvis Presley.

–¿Cuál fue su primer modelo de baterista rockero?

–Billy Gussak, el baterista de Bill Haley. Lo vi actuar cuando vino a Colombia. Estuve muy cerca de él en el escenario.

–¿Quien descubrió a “Los Dangers”?

–Carlos Pinzón nos escuchó y vio actuando en la calle 63 con carrera 13. Él fue quien nos llevó a presentarnos en los teatros Colombia y México.

–¿”Los Dangers” o “Los Dangers Twist”?

–El grupo nació como “Los Dangers” y cuando llegó el nuevo ritmo le agregamos el Twist.

–¿Cómo recuerda los matinés rockeros en Los teatros México y Colombia?

–Estos eran muy divertidos, nosotros éramos el grupo base, trabajábamos con  “Pipo”, Guillermo Valderrama y a Humberto Plazas. En alguna oportunidad acompañamos a Fabricio, cantante mexicano y sacamos de apuros a Miguel Ángel otro cantante mexicano, a quien el público descubrió doblando sus discos, por lo que le tocó cantar en directo.

–¿Grabó con “Los Dangers Twist”?

–Sí, con Sonolux  grabamos algo y lo que se hizo para Freddy Wilson como solista.

–¿Recuerda los nombres de los integrantes de “Los Dangers”?

Edgar Ávila qepd, guitarra líder- Hugo Núñez, piano – Freddy Wilson, cantante – Raúl Clavijo contrabajo y yo en la batería.

–¿De qué marca era su primera batería  y cómo la consiguió?

–Era un hibrido de Trixon y Lwding, la herede de mi padre.

–¿Cómo conformaría la agrupación ideal de Rock and Roll?

–Primera guitarra, Oscar Lasprilla – Piano, Rodrigo García -segunda guitarra, Harold – Bajista, Yamel Uribe – Cantante, Freddy Wilson y yo en la Batería.

–¿Qué emisora escuchaba en los años sesenta?

–Mil XX, Radio 15 y las emisoras que transmitieran buena música de la que pudiera aprender, no me importaba el ritmo.

–¿Además de su padre quién le enseñó a interpretar la batería?

–Viendo a Billy Gussak aprendí mucho y escuchado música y poniéndole mucho cuidado a lo que hacían los percusionistas, no importando el ritmo y género musical.

–¿Cómo encontró a Harold?

–Lo escuché en Radio 15, me llamó la atención como interpretaba la guitarra, lo busqué en Emisoras Nuevo Mundo, donde me movía como pez en el agua, gracias a Carlos Pinzón.

–¿Una inolvidable experiencia?

–El haber compartido escenario con Enrique Guzmán en 1965, cuando era el número uno en Hispanoamérica. Ese día los integrantes de “Los Dangers” fueron: Brando Ortiz primera Guitarra, Piano, Hugo Núñez – bajo, Edgar Ávila, voz, Freddy Wilson y yo en la batería.

–¿Quien programó el primer mano a mano de los “Speakers” y “Los Dangers”?

–Carlos Pinzón, programó este concierto en el Teatro Colombia. “Los Dangers” en ese momento éramos más conocidos y queridos en el centro, el sur y en el norte teníamos público, sin embargo “Los Speakers” eran más queridos en esa zona. El mano a mano fue para nosotros “Los Dangers”

–¿Quién lo llevó a “Los Streakes”?

–Jairo Alfredo Galán y Eduardo Santos, que en paz descansen. Me buscaron y me convencieron. Por aquella época estaba trabajando muy bien grabando y acompañando a Harold, Pipo y otros cantantes de Estudio 15 y el Club del Clan.

–¿En que discoteca debutó?

–Con “Los Streakes” en “El Diábolo”

–¿Cómo estaban integrados “Los Streakes”?

–Si, Jairo Alfredo Galán, guitarra líder- Pedro Justo Berrio, teclados- Eduardo Santos, bajo y yo en la batería.

–¿Grabó con esta agrupación?

–Un álbum en Codiscos en 1967, “Operación a GO GO”

–¿Sus colegas han sido ingratos con usted?

–Gracias a tus notas, aparecieron personas de quien hacía tiempo no sabía de ellas.