22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Exgobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz podría quedar ‘cuadripléjico’ si es enviado a la cárcel: Abogado

5 de octubre de 2015
5 de octubre de 2015

BOGOTA, 05 de Octubre_ RAM_  Ante una juez con función de control de garantías, Oscar Guerrero, quien defiende los intereses del exgobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, pidió que no acoja la petición de la Fiscalía General de la Nación de cobijar con medida de aseguramiento intramuros al exmandatario Cundinamarqués salpicado en el escándalo del carrusel de la contratación, por dar u ofrecer coimas para la adquisición de contratos para el mantenimiento de la malla vial de Bogotá.

Así lo dijo el abogado defensor de Cruz quien manifestó que su defendido “es un adulto mayor de 66 años que además padece de dos graves patologías que lo aquejan gravemente, según lo demuestra un dictamen médico expedido desde el pasado 31 de julio, que señala que el exgobernador padece de espondilosis cervical y lumbar”.

Argumentó además que el exmadatario cundinamarqués, padece de gastritis crónica, por lo que solicitó que “en caso de que se le cobije con medida de aseguramiento, ésta se dé en calidad de domiciliaria”. Y añadió “lo que indica que el tratamiento del doctor Cruz tiene que ser constante y en este sentido presenta una patología que como lo dice el dictamen médico es silente y puede manifestarse con una lesión neurológica irreversible, palabras más, palabras menos, puede quedar cuadripléjico”.

Pero el desenlace de las historia del caso Cruz, se conocerá hasta este martes 6 de octubre, fecha establecida por la juez encargada de la judicialización del exgobernador, para determinar si valida o no los argumentos presentados por la defensa y definir si envía o no a la cárcel al implicado en el escándalo de corrupción más grande de la historia en Bogotá.

Exgobernador Álvaro Cruz aceptó cargos por corrupción y se someterá a juicio

Ante un juez de control de garantías, el exgobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas aceptó su responsabilidad en los delitos imputados por la Fiscalía General dentro del proceso que se le abrió por su presunta implicación en el escándalo de corrupción del carrusel de la contratación.

Cruz Vargas, aceptó su responsabilidad en los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, cohecho por dar u ofrecer y abuso de confianza. “Su señoría acepto los cargos”, aseguró Cruz al manifestar que esta decisión fue libre y voluntaria.

“No he sido presionado”, señaló el exmandatario departamental quien reconoció que sabe que tras su aceptación de cargos va a ser condenado por la justicia. Por su parte, el procurador judicial Ulpiano Hernán Jovel Muñoz se declaró inocente de los delitos de cohecho por dar u ofrecer y enriquecimiento ilícito.

La Fiscalía General solicita la medida de aseguramiento en centro carcelario en contra del exgobernador de Cundinamarca debido a la gravedad de los hechos materia de investigación.

Fiscalía anula preacuerdo con exgobernador Cruz y anuncia imputación de cargos contra su esposa

El Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre informó, que cerró cualquier posibilidad de negociación entre esta Fiscalía y el señor Álvaro Cruz respecto a las investigaciones que se siguen en su contra por su presunta participación en el desfalco a Bogotá con el carrusel de la contratación.

Adicionalmente el organismo investigador indicó, que a la esposa del exgobernador, Luz Zoraida Rozo, se le imputará la presunta comisión del delito de cohecho por dar u ofrecer, puesto que la prueba técnica recaudada en la investigación, señala su participación en el pago del soborno al Procurador Hernán Jovel Muñoz.

La decisión del organismo investigador se da a raíz de que, según Montealegre, por medio de interceptación de llamadas, se logró establecer que Cruz, dio la orden a sus familiares de ocultar bienes para que no les fueran confiscados.

“No puede contemplarse la idea de otorgar beneficios jurídicos a una persona que obstruye el buen curso de la administración de justicia” dijo en rueda de prensa el Fiscal General.

Por otra parte, Montealegre dijo que “nosotros establecimos que el exgobernador Álvaro Cruz le entregó 2.000 millones de pesos a un procurador judicial Hernán Jovel Muñoz para que esa persona tratara de intervenir e influenciar ante funcionarios de la Fiscalía para que favorecieran las decisiones que se iban a tomar en favor de Álvaro Cruz por su participación en el carrusel de la contratación“. La denuncia sobre este grave hecho fue elevada por el vicefiscal general, Jorge Fernando Perdomo.

El Fiscal General también confirmó que por este mismo caso fue capturado Hernán Joven Muñoz, procurador judicial administrativo, a quien se le imputarán cargos por enriquecimiento ilícito.

“Se trató de un absurdo episodio de falsos intermediarios que habrían llegado a acuerdos delictivos con el exgobernador Cruz, sabiendo de antemano la transparencia de esta administración“, indicó Montealegre.

De igual forma, dejó en claro que a partir de este momento quedó cerrada cualquier posibilidad de una negociación entre la Fiscalía y el exgobernador Cruz Vargas.

“No puede contemplarse la idea de otorgar beneficios jurídicos a una persona que obstruye el buen curso de la administración de la Justicia“, afirmó Montealegre.

La Fiscalía también estableció que los intermediarios compraron bienes con los dineros recibidos de parte del exgobernador y su esposa.

“Se trata de un acto de corrupción inadmisible, intolerable y de la máxima gravedad que la Fiscalía no dudará en investigar hasta las últimas consecuencias“, señaló Montealegre.

La Fiscalía también iniciará una investigación penal contra los miembros de la Policía Nacional que no prestaron la colaboración adecuada para la captura del exgobernador en la noche del pasado primero de octubre.

El fiscal Montealegre agregó: “que le quede claro a los corruptos de este país que quieren afectar la administración de la justicia, que con esta Fiscalía no lo van a lograr“.

Asimismo anunció que la Fiscalía también imputará cargos y pedirá medida de aseguramiento por este caso contra Luz Zoraida Roso, esposa del exgobernador Álvaro Cruz, por el delito de cohecho por dar u ofrecer.

“Puesto que la prueba técnica recaudada señala su posible participación en el pago del soborno al procurador Hernán Jovel Muñoz“, indicó Montealegre.

Los hechos del particular corresponden a que, durante los meses de diciembre de 2009 a febrero de 2010, Cruz entregó dineros a funcionarios públicos de la Unidad de Mantenimiento Vial y Rehabilitación Vial en Bogotá, y a concejales de la ciudad que manejaban dicha entidad, para generar favorecimientos en la ejecución de contratos de suministro de asfalto y emulsión asfáltica, compuestos por las empresas ICM Ingenieros e Incoasfaltos.

El mandatario departamental habría incurrido en estos delitos, por presuntamente haber en ejecutado un contrato por 24 mil millones de pesos, adjudicado en el año 2009 por la administración de Bogotá, para el suministro de asfalto para reconstruir la malla vial de la ciudad capital.

Según el fiscal del caso, el gobernador Cruz Vargas entregó a funcionarios y concejales de la ciudad dineros para que en la licitación respectiva se favoreciera a la empresa Unión Temporal Asfaltos.

De acuerdo con el organismo investigador, el monto del dinero entregado por Cruz Vargas ascendió a 800 millones de pesos, que salieron del anticipo del mismo contrato.