21 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El perdón es universal

4 de octubre de 2015
Por Gonzalo Quiñones V.
Por Gonzalo Quiñones V.
4 de octubre de 2015

Por Gonzalo Quiñones V.

Teniendo en cuenta que el proceso de Paz ha tomado altura y trascendencia orbital, dados los acuerdos alcanzados hasta hoy y que por fortuna son ya de dominio público y se han dado a conocer por todos los medios habidos y por haber, debemos asumir una clásica “pedagogía inconsciente” y la obligación moral y ciudadana de volverla CONSCIENTE, es decir, evidente, clara y ojalá sin mancha.

Y digo esto, para invocar a los señores especialistas en el tema que acudan a un lenguaje práctico, llano, fácil de entender y que anime a los receptores finales –que somos todos nosotros- a tomar una decisión de apoyo a la REFRENDACIÓN DE LO APROBADO POR LA PAZ.Y el gobierno nacional tiene que ser el llamado a dar ejemplo didáctico y conocimiento de causa, para el objetivo que nos ocupa.

Ahora, detengámonos en una realidad dolorosa: el Acuerdo de Paz con la insurgencia histórica de nuestra Nación, nunca, nunca, será equilibrado, justo, ecuánime. Será un gran parto de dolor social y humano. Hay tanta sangre derramada, tanta miseria de comportamiento, tanta sevicia en múltiples episodios, tanta ignominia y tantos recuerdos dolorosos represados; y en contraste, visos de reencuentro; personas que aceptan que el odio no los acompaña y la venganza mucho menos; reina en los distintos ambientes, rurales y urbanos, sentimientos encontrados, pero que se inclinan por la misericordia y la comprensión de los hechos. Florece aquí, la sentencia de que el dolor purifica, vigoriza la humildad y convierte la sombra en luz. Las lágrimas derramadas, los hogares destruidos, los campesinos desarraigados de sus tierras, los jóvenes desaparecidos, tantos colombianos en los cementerios del silencio y del olvido, son hoy las fuentes que nutren el PERDÓN, Y cuando se perdona, se genera vida. Cuando se perdona se es más humano y más hermano. El perdón dignifica. El perdón no tiene límites, es indiscutiblemente universal. Que así sea, por mi Patria colombiana…