15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El dengue,  inminente ante el fenómeno del niño

8 de octubre de 2015
8 de octubre de 2015
  • El dengue es una enfermedad que se encuentra entre las diez primeras causas de muerte en el mundo.
  • La única forma de prevenir la enfermedad es mediante el control del mosquito y adoptando recomendaciones básicas en el ambiente donde se vive.

 dengue

Bogotá, octubre 2015. El dengue es una enfermedad infecciosa que es transmitida por mosquitos, la cual surge en muchos lugares de clima cálido en el país. Otros factores de propagación del virus son los cambios de clima, la urbanización, la contaminación ambiental, el comercio y el aumento de desplazamientos.

El dengue, es un virus que se obtiene por medio de la picadura del mosquito llamado Aedes Aegypti. La primera vez que una persona es picada puede presentar los típicos síntomas de una gripa: malestar general, fiebre, irritabilidad, dolor de cabeza, músculos y huesos; en algunas casos,  además de esto, puede presentarse sangrado en las encías y por la nariz. En los niños estos síntomas son un poco más complejos.

De acuerdo con el doctor Carlos Álvarez médico infectólogo de la Clínica Colsanitas, esta es una enfermedad que se encuentra entre las diez primeras causas de muerte en el mundo. “En Colombia se reportan 686 municipios con casos de dengue, con mayor prevalencia en regiones ubicadas a 1.800 metros sobre el nivel del mar, es decir que está presente principalmente en zonas tropicales y subtropicales, pero la enfermedad va ganado terreno en otras altitudes”.

Existen cuatro tipo de virus y varios serotipos; los cuales son microorganismos que pueden causar la infección. Si una persona es picada por primera vez, esta puede desarrollar el dengue clásico, pero si vuelve a ser picada por un mosquito portador de otro de los serotipos, puede sufrir de dengue hemorrágico.

En esta fase de la enfermedad el paciente experimenta los síntomas mencionados y aparecen dolores abdominales, vómito, sangrado de las mucosas, formación de morados y puntos rojos en la piel, los problemas circulatorios desencadenan disminución de presión arterial, cambios neurológicos, pulso débil, deshidratación, sudoración y piel fría.

Para el dengue no existe vacuna ni tratamiento específico, el único procedimiento que se realiza a los pacientes infectados va encaminado a aliviar los síntomas con analgésicos por el riesgo de generar hemorragias. El paciente deberá aumentar la ingesta de líquido para evitar una posible deshidratación y protegerse de una nueva picadura.

Algunas de las principales recomendaciones que se deben tener para disminuir la presencia del mosquito son:

–          Evitar la acumulación de  basuras.

–          Mantener bien tapados los depósitos de almacenamiento de agua y vaciar los envases de agua, los neumáticos viejos y/u otros recipientes que pueden contener aguas detenidas.

–          Usar repelente y ropa manga larga en lugares con el clima propicio para la enfermedad.

–          Dormir con mosquitero.

–          Evitar estar en campo abierto en las primeras horas de la mañana y final de la tarde.

–          Cerrar puertas y ventanas antes de las 4:00 p.m.