15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Análisis: Colombia pegó en los momentos claves

9 de octubre de 2015
9 de octubre de 2015

Un juego de presión en la mitad de la cancha y mucho juego por las bandas fue el que se presentó en el Metropolitano.

Pekerman oct 08 de 015

 

Colombia venció 2-0 a Perú en un juego muy complicado por la cantidad de faltas y el juego fuerte que se presentó en la mitad de la cancha, un triunfo valioso tras noventa minutos muy complicados para el combinado nacional.

El juego de Colombia fue claro desde el comienzo. Cuatro hombres atrás, con la gran proyección de Fabra por izquierda siendo uno de los mejores del juego; en la mitad de la cancha se acomodaron dos volantes de marca, Guarín y Sánchez, dos hombres abiertos como lo fueron Cuadrado y Cardona, un delantero móvil como Gutiérrez y él punta, Carlos Bacca.

Perú fue mucho más conservador desde el vamos. Con cuatro defensores, acomodó frente a ellos otra línea de cuatro compuesta por Lobatón, Ballón, Cueva y Carrillo, este último más tirado por izquierda y adelante Guerrero y Pizarro.

Colombia recostó el juego por izquierda ante la posibilidad de filtrarse sobre un volante de mayor vocación ofensiva como Carrillo y sobre un jugador más pesado como Advíncula. La dificultad estuvo en filtrarse de forma efectiva en dos líneas de cuatro bien próximas que ejercieron presión sobre toda la mitad de la cancha, sacando a Colombia de su propio campo.

Colombia recurrió poco al cambio de sector y no explotó la sorpresa por el costado de Cuadrado y Árias. Perú dependió de Carrillo que fue un dolor de cabeza con la pelota, siempre filtrándose por derecha y haciendo diagonales hacia adentro, en medio de dos volantes demarca pasivos como lo fueron Guarín y Sánchez.

Tras el gol, concebido en una jugada de balón parado notoriamente preparada desde el entrenamiento, Perú empezó a ocupar mayor espacio en campo rival y lo mostraría sobre todo en el segundo tiempo.

La visita fue inteligente tácticamente porque pobló el intersticio entre la zona de defensa y la zona de marca, allí se colocaron Cueva y Carrillo que contaron con mucho espacio de filtración. Por allí lograron filtrar en medio de los centrales, sobre todo por el costado flaco de Zapata y Árias, es decir la banda izquierda, que no habían explorado mucho en el primer tiempo.

Colombia tuvo que recurrir a un jugador de mayor marca como Mejía que medianamente mejoró la zona de recuperación. Curva y Carrillo no pudieron ser tan constantes en tes cuartos de cancha. Los cambios peruanos tuvieron poco efecto, aunque  Reina complicó por momentos el costado de Fabra, que cuando se le exigió, jugó seguro.

Teórico salió lesionado luego de ser el garante de posesión ofensiva, todo un partido de flotación en ataque, apareciendo por la banda izquierda, en menor medida por la derecha y como pivote. La entrada de Falcao poca incidencia tuvo porque Perú seguía siendo el dueño de la pelota ante un Colombia que adoleció de presión ofensiva.

Pekerman demoró demasiado los cambios en Colombia y pudo haber reorganizado el juego. Por fortuna Perú no tuvo puntería y a pesar de aprovechar lo estático de los dos centrales colombianos con pases a la espalda, no definió. Colombia marcó el segundo naturalmente aprovechando el riesgo peruano de tener todos sus hombres arriba.

Hay mucho que mejorar en la zona de recuperación que debe ser efectiva en el quite y propositiva en la salida al ataque. El juego por los costados funcionó con Fabra y Cardona pero hay que tener alternativa por costado derecho. Debe haber escalonamiento entre los centrales porque se pierde la espalda muy rápido y hay que ser más asertivo en los cambios para que se realicen en el momento adecuado.

 

Liga Postobón Deportes