18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sequías aun no amenazan la seguridad alimentaria del país

7 de septiembre de 2015
7 de septiembre de 2015

BOGOTA, 07 de Septiembre de 2015 (RAM)   Los agricultores y ganaderos consideran que, pese a la fuerte seguía que se registra en unas regiones del país y de las lluvias que no cesan en otras zonas, hay abastecimiento de alimentos y carne para lo que resta de 2015.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía, dijo que ven con mucha preocupación que el cambio climático está afectando en diferentes sitios al país y es una situación de contrastes entre las lluvias y el verano, pero el abastecimiento de alimentos a las centrales de abastos ha sido normal.

Mejía señaló que los productos que se han visto afectados por el cambio climático son los cultivos semestrales, la producción de arroz, papa, el maíz que no se dan las condiciones para que las cosechas sean amplias y suficientes, como también algunos granos que se están importando como el frijol y el garbanzo.

Anotó que el abastecimiento de alimentos en lo que resta del año va ser aceptable, sin embargo los agricultores se declararon también preocupados por la importación que es del 28 por ciento de lo que se consume en el país diariamente.

El dirigente gremial señaló, que de enero a julio de 2015, el incremento de importaciones de alimentos en toneladas fue de 8.4 por ciento y en contraste las exportaciones se cayeron en un 7.2 por ciento. Dijo, que el país sigue importando productos transitorios especialmente el trigo, el maíz, la soya y la torta de soya, que son casi el 25 por ciento de los productos que se importa.

El presidente de la SAC, señaló, que al cambio climático también se suma el alza en el precio del dólar que está afectando los precios de la carne de pollo, huevos, los componentes del pan por la harina de trigo que es importada, las pastas, así como la avicultura, porcicultura y los productos de la leche especializados como los quesos, el kumis, leches y yogures, que tienen componentes importados a través de los concentrados.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, Rafael Mejía, dijo que ante este panorama se está en conversaciones con el alto Gobierno de cómo aplicar un programa de sustituciones para importaciones, pero es demorado y no es de un día para otro, porque los inversionistas están buscando que haya suficiente oferta de bienes públicos, seguridad jurídica y que sean favorables los impuestos.

Para el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, Fedegan, José Félix Lafaurie, la situación del sector es dramática porque en ciertas zonas del país ya es de calamidad pública y en algunas regiones el número de animales muertos por la seguía es de 33 mil.

Manifestó, que el país está abastecido de carne porque Colombia tiene un hato grande y hay zonas como los Llanos y Caquetá, donde la oferta sigue siendo sostenida y el ganado no ha subido de precio al ganadero.

“Yo espero que tan poco se deba subir el precio de la carne a los consumidores porque esto sería especulación y no se debe permitir”, afirmó el presidente de Fedegan.

El dirigente gremial, manifestó que ante los desórdenes ambientales que produce ante el calentamiento global, es urgente que haya más instrumentos de política pública para tratar de ver que el impacto sea menor con este tipo de fenómenos.

También dijo que han llevado comida a los animales a las ciudades donde la situación es crítica como Nariño que es una región donde el verde desapareció y los pastos se ven amarillos llegando al blanco, sin dar tregua al impacto para la población ganadera. El presidente de Fedegan, señaló que en la Guajira, Cesar y Magdalena, “da dolor porque hay zonas donde hace 8 meses no llueve y el ganado muere de sed”.