12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Convocada reunión extraordinaria para revisar efectos del Fenómeno de El Niño

12 de septiembre de 2015
12 de septiembre de 2015

Pereira, 12 de septiembre de 2015. Para el próximo lunes, 14 de septiembre, a partir de las 2:00 de la tarde, se convocó la reunión extraordinaria de la Comisión Transitorial del Fenómeno de El Niño, encuentro que se cumplirá en el Centro Regional de Operaciones de Emergencia, ubicado en el sector de Mercasa.

En esta reunión, como lo manifestó Isabel Cristina Spaggiari, Coordinadora encargada del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, se analizará el estado actual de dicho fenómeno climático, con el fin de establecer el marco institucional, la planificación operativa y la matriz programática para enfrentarlo.

La agenda de trabajo incluye además las medidas que se deben tomar frente al desabastecimiento del agua, la reducción prolongada de las lluvias, y la afectación de sectores como el agrícola, entre otros.

¿Qué es El Fenómeno de El Niño?

El Fenómeno de El Niño es producto de cambios en la dinámica marino atmosférica en el Océano Pacífico como consecuencia del calentamiento que se presenta en sus aguas cada cierto número de años.

Esta situación genera en Colombia una reducción notable de lluvias, con relación a los promedios históricos, principalmente en la parte centro y norte del país.

En el caso de nuestra región Andina, estas condiciones relativas a una temporada seca, se traducen en varias problemáticas que afectan directamente a nuestra población y la economía; por un lado, se presenta la reducción del agua en las fuentes superficiales, situación que sumada a otras debilidades relacionadas con la infraestructura de los acueductos, genera gran impacto por desabastecimiento de agua potable.

Pero además, por la resequedad de la vegetación, y suelos, también favorece la ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal, al tenerse un bajo contenido de humedad y con ello una mayor condición de inflamabilidad del combustible vegetal, por lo que debe realizarse el control en las quemas asociadas a prácticas agrícolas y a actividades sociales.