21 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Como penosa calificó el Secretario general de la OEA situación fronteriza

6 de septiembre de 2015
6 de septiembre de 2015

Almagro en cucuta

Cúcuta, 06 de Septiembre_ RAM_  Tras conversar este sábado con los colombianos expulsados de Venezuela que se encuentran refugiados en los albergues del coliseo del Colegio Municipal de Cúcuta y el Morichal, en el municipio de Villa de Rosario, el secretario general de la Organización de Estados Americano (OEA), Luis Almagro señaló que pudo constatar los elementos que determinan que esta es una situación humanitaria penosa.

El jefe de la OEA añadió que tenía que venir a corroborar la situación.

“Era para mí importante verlo con mis propios ojos y escucharlo con mis propios oídos. Tener la posibilidad de intercambiar para conocer lo mejor posible la realidad de lo que está aconteciendo”, añadió.

Almagro precisó que es necesario seguir insistiendo en las vía del diálogo con Venezuela, así como es importante que el Gobierno de ese país brinde un mensaje que permita calmar a millones de Colombianos que viven en ese territorio.

“Los dos países van a dialogar, van a resolver esta situación y nos congratularemos que eso pase a la brevedad”, dijo el Secretario.

Añadió que se deben cumplir los procedimientos fijados para las deportaciones, ya que pese a que a veces los documentos no alcanzan para trabajar o vivir en una nación “ninguna persona es ilegal en ningún lado, ninguna persona es indocumentada, ya que todos llevan un documento y todos tienen consigo la legalidad a menos que hayan cometido un delito”.

Frente a las actuaciones que el Gobierno colombiano ha tenido en medio de la crisis humanitaria, el Secretario general de la OEA dijo que se ha controlado bien, pero que se debe lograr una localización definitiva de las personas que se encuentran en los 22 albergues en Cúcuta y Villa del Rosario.

Luis Almagro se refirió al presidente de Venezuela Nicolás Maduro catalogándolo como un amigo, de quien conoce “toda su dimensión humana y humanitaria”.

«Tengo un amigo venezolano, no sé si él me siga queriendo de la misma manera, pero yo sí de la misma forma que siempre, se llama Nicolás Maduro», manifestó.

El representante de OEA precisó que es importante que las personas afectadas puedan recibir una cooperación por parte de Venezuela que permita la reunificación familiar, la recuperación de los enseres que dejaron en ese país los deportados, al igual que se atiendan razones de derecho humanos, como la educación de los niños, en ese aspecto el ‘corredor humanitario’ que permita que los menores puedan asistir a sus clases.

“La frontera de Colombia y Venezuela debe ser una frontera de hermandad y cooperación, no puede ser el espejo de fronteras de otras partes del mundo”, dijo.

Urge solucionar casos pendientes de reunificación familiar en la frontera: OEA

“La frontera entre Colombia y Venezuela tiene que ser una frontera de hermandad, de cooperación”, señaló Almagro.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, afirmó este sábado que es esencial la reunificación de las familias que habitan en la frontera.

“Nosotros pedimos a Colombia la sistematización de los casos pendientes de reunificación familiar, el planteo concreto al respecto, y le pedimos a Venezuela la más pronta solución a este flagelo, a este problema”, manifestó Almagro.

Tras escuchar testimonios de los deportados desde Venezuela, hizo un llamado para retomar el diálogo por el camino de la hermandad.

“La frontera entre Colombia y Venezuela tiene que ser una frontera de hermandad, de cooperación. No puede ser espejo de otras partes del mundo. Tiene que ser una frontera en la cual se vea el espíritu solidario, el espíritu de hermandad, la fraternidad entre los pueblos”, sostuvo.

Señaló que durante su recorrido tuvo la oportunidad de ver gente “formidable, de ver de ver niños fantásticos, de ver mujeres muy valientes, de ver hombres buscando trabajo y con la dignidad alta” para superar esta crisis.

Enfatizó en la importancia del corredor humanitario para que los niños puedan continuar con sus jornadas académicas. Además de la atención en salud en los albergues donde debe dárseles prioridad a quienes padecen enfermedades crónicas, a mujeres con niños pequeños o en estado de embarazo.

De igual forma, recalcó que es necesario tener la reubicación definitiva de los colombianos que se encuentran aún en los albergues e insistió en la posibilidad de que los deportados  puedan regresar a Venezuela por sus enseres.

“Debemos procurar también la reubicación efectiva de estas personas. No creemos que el albergue sea una solución definitiva y el Gobierno de Colombia no lo está manejando de esta forma por lo tanto esperamos soluciones que permitan a estas personas tener una residencia definitiva contemplando sus derechos”, precisó.

Almagro hizo una invitación a Venezuela para dialogar y encontrar una pronta solución al problema.

«Sería muy importante un mensaje del Gobierno venezolano, para tranquilizar a los millones de colombianos que viven en Venezuela, que trasmita la hermandad latinoamericana”, puntualizó el Secretario General de la OEA.