20 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ministro: y ahora qué?

1 de julio de 2015
Por Rodrigo Pareja
Por Rodrigo Pareja
1 de julio de 2015

Por Rodrigo Pareja

rodrigo parejaPor todos los medios a su alcance y en todos los tonos, desde el lastimero y humilde hasta el que parecía un ucase,  quien aspira a gobernar este país a partir del 2018 — Dios nos libre – insistía en el torpe negocio de vender a Isagen para enterrar, en el estricto sentido de la palabra,  los cinco, seis o siete billones de su venta en unas carreteras que nadie al fin sabe cuánto valdrán ni cuándo se terminarán.

Empeño antipatriótico porque implica entregar la soberanía del país a pulpos internacionales que sólo miran las ganancias, pero sin embargo en el cual está acompañado por sus grandes amigos financieros que al igual que a los extranjeros apenas les interesa el dinero.

Al estilo de la mejor plañidera,  hasta cuando el Consejo de Estado se le atravesó, el ministro Mauricio Cárdenas Santamaría pidió, suplicó, demandó, gimió, lloró y pataleó para sustentar ese negocio contra Colombia y sus habitantes, como si en él le fuera la vida.

Según Cárdenas, el mismo que enterró las aspiraciones de los pensionados de tumbar el injusto 12% que se les descuenta para salud, sin entregar a Isagen y la soberanía nacional a los explotadores de afuera, no podrían hacerse las llamadas vías de cuarta generación, también llamadas Autopistas de la Prosperidad.

Ahora que el panorama financiero frente a ese mega proyecto ha cambiado diametralmente, vale la pena preguntarle a Cárdenas Santamaría si continuará con su lacrimoso espectáculo e insistiendo en vender una de las mejores y más rentables empresas que enorgullecen a Colombia.

Grandes entidades bancarias entre ellas Bancolombia, el Grupo Aval y Colpatria en la reciente convención de su gremio realizada en Cartagena, ofrecieron hasta $32 (treinta y dos) billones de pesos para financiar las vías de cuarta generación y dijeron estar listas para hacerse presente en el mega proyecto.

De manera simultánea, los fondos privados de pensiones fueron autorizados por el mismo gobierno, del cual hace parte Cárdenas Santamaría, uno de los firmantes del respectivo decreto, los cuales  podrán participar oficialmente como financiadores de las obras de infraestructura de cuarta generación.

“Esos recursos se pueden sumar a las cifras que los bancos han revelado para estas obras” declaró el Presidente de la república al dar a conocer el decreto, en una declaración entendida en todos los sectores de opinión como una medida encaminada a cancelar la venta de Isagen.

O será, señor ministro Cárdenas que todavía con los $32 billones ofrecidos por la banca insistirá usted en regalar a Isagen ?

Será necesario de todas maneras, señor ministro Cárdenas, entregar junto con Isagen la soberanía nacional y poner a potentados y explotadores extranjeros a obtener exorbitantes  ganancias por cuenta de todos los ciudadanos ?

Negocio es negocio suelen decir los antioqueños avispados, desde aquellos que gracias al desempleo ofrecen paqueticos de cardamomo en las esquinas,  hasta quienes se encargan de atender las demandas mobiliarias de millonarios exéntricos, y tanto unos como otros obtienen réditos por lo que venden.

Cómo serán, pregunta uno en su ignorancia,  con mucho respeto pero también con suspicacia, cuáles serán los beneficios que arroja una venta como la de Isagen ?