13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿HOMICIDIO O EUTANASIA?

14 de julio de 2015

A raíz de las polémicas que se han presentado con la aplicación de la eutanasia a un paciente terminal en Pereira, nos dimos en la tarea de revisar la definición que de este fenómeno trae el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Pues bien, textualmente dice: “Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él.”

Pensábamos que por aquello de la omisión, muchas de las EPS estuvieran aplicando la aetunasia, como decía el Chavo, “sin querer queriendo”. Pero no, resulta que existe un elemento fundamental en la definición de la eutanasia, a saber, “evitar los sufrimientos”. Y llegamos a la conclusión que lo que se está aplicando es realmente el homicidio: no de otra manera se puede entender el viacrucis que debe sufrir un paciente para obtener una cita con un especialista o el turno que debe hacer para conseguir una cama en un centro hospitalario cuando la situación en extremo delicada.

La salud está haciendo agua hace ya mucho rato, pero los diálogos de La Habana han opacado todas las dificultades que se tienen en este campo, y en el de la educación, la agricultura, el transporte y en fin….una infinita lista de dificultades que no tienen la prioridad que tiene el proceso de paz para el gobierno.

La cifra entregada por la doctora Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, a los medios, de 4.9 billones de pesos que en la actualdiad le adeudan a los hospitales tanto las EPS como el gobierno, representan una cifra alarmante que tiene a estos centros hospitalarios en cuidadnos intensivos. Y desde luego que muchos son también las clínicas privadas que están padeciendo también una aguda crisis debido a la irresponsabilidad de muchas Empresas Prestadoras de Salud, que como Saludcoop tuvieron gerentes con unos sueldos de 92 millones de pesos y unas inversiones en campos que nada tenían que ver con la salud.

Pero podemos decir que mientras el señor Palacino, exgerente de Saludcoop goza de buena salud y disfrutando en el exterior de tantos ahorros e inversiones que realizó, la entidad se encuentra en una severa crisis, a la cual se han sumado otras EPS como Coomeva. Y es que cuando llegan los pacientes a unos centros hospitalarios con órdenes de estas Empresas Prestadoras de Salud, aquellos tiemblan porque, tal como lo dice la Gerente de la Red Hospitalaria, ya no es un problema de cartera sino de liquidez. Y ni se diga de muchos médicos que no quieren tampoco prestar sus servicios a determinadas instituciones porque las esperas son eternas para el pago de sus honorarios.

Esperemos que una vez finalicen para bien o para mal las negociaciones en La Habana, el gobierno haga los correctivos necesarios para que los homicidios que a diario se presentan, no sigan siendo el pan de cada día.