10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿El uribismo se desbarata?

3 de julio de 2015
3 de julio de 2015

reverbero de juan paz logo

Como varias veces lo ha dicho el maestro Gardeazábal en eljodario.co el Centro Democrático, el partido de Uribe (foto), no fue capaz de armarse. “Se lo entregaron a unas amas de casa”, repite jocosamente el escritor tulueño y está resultando verdad.

En Antioquia la batalla contra Liliana Rendón, la candidata escogida por encuesta de Invamer, luego de todo un proceso legal y estatutario, “ha disimulado una venganza hogareña”, como lo sostienen sus enemigos en Bogotá. En Villavicencio la escogencia de Jennifer Arias, antigua Señorita Meta, está desviando a los uribistas hacia el candidato de Cambio Radical Wilmar Barbosa. En Cali seleccionaron por anticipado a Angelino Garzón para que lo inscribiera el partido de la U y se quedaron sin candidato. Y así abundan los casos de garrafales equivocaciones a lo ancho y largo del país despilfarrando el capital político de Alvaro Uribe.

La única salida que le queda a Alvaro Uribe para salvar los restos de su popularidad y no quedar perfectamente derrotado en casi todos los municipios y departamentos, es buscar de aquí al 25 de julio alianzas como la conseguida en Barranquilla con Cambio Radical alrededor de la candidatura de Alejandro Char.

Otros analistas dicen que si en Medellín Uribe retira a Vélez de la candidatura a la Alcaldía y apoya a Federico a quien Fajardo dejó colgado de la brocha, capitaliza el fastidio que existe por Fajardo y por Alonso Salazar y se queda con el gobierno de la ciudad. En Caldas si hace coalición con el congresista Castaño y respalda la candidatura a la gobernación de Jorge Hernán Mesa, le ganan al candidato de la unidad nacional. Esta es una visión nacional sobre el CD en las regiones. ¿Usted qué creee?

Liliana Rendón va hasta el final

Pese a la oposición de cinco congresistas del Centro Democrático, la candidata a la Gobernación de Antioquia, Liliana Rendón (foto), decidió que irá hasta el final en sus aspiraciones, porque se ganó el derecho a su aval con base en el cumplimiento de todos los acuerdos con los demás precandidatos, fijados por las directivas nacionales y regionales del partido. Liliana ha dicho que se ganó el aval legalmente y que irá hasta el 25 de octubre. Varios de sus asesores expresan que los acuerdos entre los precandidatos y las directivas de la colectividad son ley para las partes. Y como este convenio no viola los estatutos, es de obligatorio cumplimiento para el partido y los candidatos. En este aspecto no tienen dudas de que no hay razón para que no le entreguen el aval.

Este documento sobre el acuerdo del proceso lleva las firmas de los precandidatos Liliana Rendón y Andrés Guerra; del Triunvirato integrado por Fabio Valencia, Héctor Quintero y Luis Norberto Guerra; de los congresistas Regina Zuluaga y Federico Hoyos; de la secretaria general María Elena Vélez y del veedor del partido Julio Ernesto González Villa.

Este lunes la candidata continuó con sus actividades normales. El domingo se reunió con más de 1.500 personas en el teatro de la Universidad de Medellín y ayer martes en la mañana temprano con pequeños empresarios en Acopi y luego con empresarios en el Hotel Dann. Y el fin de semana pasado hizo un recorrido por el Suroeste antioqueño. Liliana Rendón afirma que continuará con su agenda normal.

La legitimidad que reclama Liliana Rendón

Entre los argumentos jurídicos y sólidos que respaldan la decisión de Liliana para no hacerse a un costado en sus aspiraciones a la Gobernación, está el acto que se cumplió el 4 de mayo en el primer piso del Hotel Dann, en el cual se dio a conocer la encuesta de Invamer Gallup, contratada por el Centro Democrático, como capítulo final del acuerdo suscrito entre las partes. Como se recuerda, la encuesta la ganó Liliana Rendón con el 44%, y Andrés Guerra salió con el 13%. Es más, se tomaron la foto para la historia.

IMG-20150630-WA0016  IMG-20150630-WA0015

En la foto están los mismos que firmaron el acuerdo.

Luego de este acto oficial de las directivas del partido con los precandidatos, se realizó una rueda de prensa en el piso tercero del mismo Hotel Dann, en la cual el exministro Fabio Valencia Cossio reconoció el triunfo de Liliana Rendón como ganadora del favoritismo en la encuesta de Invamer Gallup. Andrés Guerra aceptó la derrota y en cumplimiento del acuerdo, dijo que se ponía a órdenes de la triunfadora para obtener la Gobernación para el Centro Democrático. La reunión fue sellada con un sonoro aplauso.

¿Y las garantías democráticas?

Estos argumentos jurídicos son los que tienen entre los palos al partido del expresidente y senador Uribe. Son los mismos que respaldan la decisión de Liliana Rendón de reclamar su aval y de ir hasta el final. Pero el contexto del incumplimiento de acuerdos estatutarios y pactos entre candidatos para concejos, alcaldías y gobernaciones ha generado no solo descontentos, sino desconfianza en el seno de la colectividad. Miren que también le quedaron mal a Juan Fernando Jaramillo (foto), luego de su acuerdo avalado por Uribe con Juan Carlos Vélez (foto), según el cual él sería cabeza de lista para el concejo y este iría para la Alcaldía. ¿Cuál es la garantía democrática de un partido que no cumple acuerdos y pactos, y que los viola cuando los resultados no son del gusto de algunos congresistas?, se preguntan varios de sus dirigentes.

Pero hay algo más. En esta histórica foto se lee el respaldo tácito al acuedo. Porque en ella están representadas las tres corrientes del Centro Democrático legitimando el aval de Liliana Rendón. Aparte del Triunvirato, aparecen en la foto y firman el documento Fabio Valencia por la línea política que él representa; Regina Zuluaga por el ramisno y Federico Hoyos por el uribismo. Vale anotar también que Hoyos, exasesor de Liliana Rendón, también firmó el comunicado contra la candidata. Como se ve, las incoherencias flotan como pez muerto en las aguas del Centro Democrático.

«En Banco de Colombia… ssegún apellido y poder»

Tal como lo publicó en la edición anterior, en la pasada asamblea general de accionistas de Bancolombia (logo) se presentó la justa petición para que esa entidad asuma los perjuicios causados, por un error suyo, en la pensión de un número importante de sus ex-funcionarios.

En respuesta, el Presidente de la entidad, Dr. Carlos Raúl Yepes, aceptó el error cometido pero afirmó dejar el asunto en manos de la justicia. De manera adicional, que no había razón para hacer concesiones por “mera liberalidad”.

Otro de los lectores de El reverbero de Juan Paz hizo caer en cuenta de lo siguiente:

“Claro…. es que los apellidos de los afectados son de ciudadanos comunes. Ninguno de esos pobres viejos tiene apellido Gillinski (ni lo van a tener). Ellos solo son decenas de viejos que entregaron su vida laboral al Banco, que solo tienen el valor de estar luchando durante 12 años por aquello que les corresponde en justicia. Pero no, para ellos no hay opción como sí la hubo – y por muchos miles de millones de pesos – con los Sres. Gillinski – a pesar de que en ese caso no había aún sentencia legal”.

Bandwidth_Cap

​ Mensaje muy claro el de ese banco: “solo concilia según el poder y apellido del reclamante. Que esos viejos sigan el trámite de los indefensos. Que demanden… al fin de cuentas el equipo de asesores de esa institución con seguridad le pone el alma a la defensa de lo que es una verdadera infamia. Y entonces esos viejos se irán muriendo”.

Señores directivos de Bancolombia: “sigan dictando en todo sitio y momento conferencias sobre moral, valores organizacionales, ética profesional, responsabilidad social empresarial y códigos de buen gobierno…” Difícil que algunos ya les crean.

La chispa de Santos

Juan-Manuel-Santos-mandatario-de-Colombia-650x300

“En este Gobierno no ha habido un solo señalamiento a ninguno de mis ministros, a ninguno de los funcionarios y así seguirá siendo, porque la lucha contra la corrupción y el buen uso del tesoro público ha sido, es y seguirá siendo una prioridad”. Presidente Santos (foto). Bogotá. 01/07/2015. …. El 84% de los colombianos considera que la corrupción subió en el país. Invamer Gallup.

A fuego leeento…

  • Eso que los partidos no cumplen acuerdos estatutarios ni pactos, es un error común. Vean lo de Gabriel Zapata Correa. En el Partido Conservador no le entregan el aval, después de haber cumplido con todas las normas. Por eso los partidos no tienen credibilidad.
  • ¿Cómo hará la Fiscalía General de la Nación para explicar que no tiene montada una persecución contra todo lo que le huela al expresidente Uribe? Eso de César Mauricio Velásquez (foto) es el colmo de los colmos. Como lo ha reiterado El Reverbero de Juan Paz: ¡Qué miedo de la Fiscalía! ¡Qué miedo de un poder ejercido sin control alguno!
  • El presidente Uribe ha prometido en varios escenarios, casi como una exigencia, que las campañas del Centro Democrático, serán limpias, decentes y sin ofensas.
  • Lean los trinos de Alfredo Ramos ayer en la mañana: “Politiqueros tienen otra forma de operar; pagarle a medios de comunicación de dudosa reputación para atacar a quienes queremos erradicarlos”.
  • Y vean el otro: “Politiqueros dicen que no se dejan sacar de sus posiciones, ahí está su negocio. Por fortuna somos más los que queremos una buena política”. Claro que el hombre borró los trinos, cuando se dio cuenta que la había embarrado…
  • Duro golpe al presidente Santos en los resultados de la encuesta de Invamer Gallup. El 66% de los colombianos desaprueba la gestión del mandatario.
  • La tercera medición correspondiente a junio de este año muestra que apenas el 28% aprueba el trabajo del Presidente.
  • En corrupción el 84% desaprueba la gestión, economía con el 64%, desempleo 54%, guerrilla 77%, narcotráfico 51costo de vida 81%, e inseguridad con el 87%.