12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

San Pedro un remanso de tranquilidad

9 de junio de 2015
9 de junio de 2015
san pedro dos
La calle principal de San Pedro. Se respira la tranquiidad del campo, alegrada con las sinfonías de su avifauna.

San Pedro, a veinte minutos al nor-occidente de Anserma, es una de las veredas más emblemáticas del municipio. Pronunciar su nombre, le suena a la gente a colonización, arriería, café, fiesta, hospitalidad, turismo, pero también a presente y futuro. Es una combinación de factores que la destacan entre las demás.

En el proceso colonizador fue un punto de referencia. Allí coincidían las recuas de mulas y bueyes que llegaban o salían. En el trayecto entre Anserma y San Pedro hoy todavía sobresalen piedras que se resisten a desaparecer bajo la inclemencia del tiempo y que son testigos mudos de esa época en que el fango se tragaba los animales que movilizaban la carga. La arriería tuvo una de sus máximas expresiones en esta carretera que fue parte de la columna vertebral del mapa vial de Anserma.

San pedro uno
San Pedro, es una de las veredas más emblemáticas de Anserma. Allí ya hay alojamiento rural con todas las comodidades que ofrece la vida moderna.

Recorrer el tramo entre Anserma y San Pedro es una delicia. Las primeras casas, de colores vivos que contrastan con el verde de la naturaleza, anuncian al viajero lo que será este recorrido en sorpresas que se van desgranando en una rápida sucesión. La arquitectura, una expresión por excelencia de las tendencias que prevalecieron a comienzos del siglo pasado, las matas ornamentales que cuelgan de las casas campesinas dándonos una impresionante sinfonía de colores, los paisajes en la distancia que nos desconciertan por su belleza, la avifauna multicolor tan hermosa como abundante, todo nos va sorprendiendo en la medida que avanzamos.

El vehículo se detiene en un pequeño caserío. Sobresalen la iglesia, la escuela, un pequeño parque y unos establecimientos comerciales. El silencio es sepulcral. Suenan las campanas de la iglesia y el sonido viaja con la velocidad del viento por todos sus contornos. Son las doce meridiano. Los viajeros perciben entonces la sensación de que San Pedro es un remanso de tranquilidad.

Hace 45 años en esta vereda se realizan las tradicionales Fiestas de San Pedro. Cuatro días de fiesta, parranda, desfiles, procesiones, pólvora y globos. Las fiestas se han constituido en un gran atractivo y no sólo de los habitantes de Anserma. Llegan visitantes de diferentes ciudades colombianas y el exterior. Un ingrediente más para que el alcalde Jorge Iván Duque esté mirando a San Pedro dentro de sus proyectos agroturísticos.

san pedro tresCon 144 casas y unos dos mil habitantes, San Pedro pinta ya como un futuro destino turístico de Anserma y Caldas. Varios propietarios de casas en el sector, están haciendo inversiones en reformas para convertirlas en adecuados lugares de alojamiento donde turistas y visitantes puedan pasar una temporada de descanso. Según el alcalde, es un lugar ideal para descansar en medio de la naturaleza, el silencio, los recuerdos del pasado y espontáneos contadores de cuentos que narran las historias de la Pata Sola, el Mohán, el Silbón, la Llorona, la Madre Monte, entre otros mitos y leyendas.

Regresamos a Anserma. Hay un sol espléndido. Como si nos estuviesen devolviendo una película, las imágenes de ida se repiten en el retorno. Guayacanes, yarumos, árboles gigantescos que les dan sombra a los cafetales florecidos, pinos y toda una amplísima gama de arbustos que van barajando tonalidades en la medida que avanzamos. La impresión que nos deja esta visita es que en San Pedro hay un filón turístico que se puede explotar.

De hecho, el alcalde Jorge Iván Duque está fijando su mirada en este lugar. Por varias razones: su cercanía a Anserma, la belleza de los paisajes que se pueden apreciar desde la carretera, la hospitalidad de sus habitantes, la paz de la zona, la variedad de su vegetación y un sinúmero de condiciones que la ponen en la mira de quienes ven en el agroturismo una posibilidad grande de desarrollo.