17 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Erupción del Ruiz en el 85 hoy afecta navegación del Magdalena

8 de junio de 2015
8 de junio de 2015
nevado del ruiz
Tras 69 años de inactividad, la erupción volcánica, según los expertos, se convirtió en su momento en la segunda más mortífera del siglo 20, superada solo por la erupción del monte Pelée en 1902 en la isla de Martinica, y el cuarto evento volcánico más mortífero desde el año 1500.

Vanguardia Liberal, Bucaramanga

Ingenieros expertos descubrieron que el material pétreo emitido durante la erupción del volcán Nevado del Ruiz, hoy afecta la navegación por el río Magdalena. Esta causa de la pérdida del canal navegable fue develada a Vanguardia Liberal por el presidente de Navelena, consorcio que ya ejecuta la etapa de preconstrucción del proyecto de recuperación del afluente.

La tragedia de Armero fue un desastre natural producto de la erupción del volcán Nevado del Ruiz, que el 13 de noviembre de 1985 afectó a los departamentos de Caldas y Tolima.

Tras 69 años de inactividad, la erupción volcánica, según los expertos, se convirtió en su momento en la segunda más mortífera del siglo 20, superada solo por la erupción del monte Pelée en 1902 en la isla de Martinica, y el cuarto evento volcánico más mortífero desde el año 1500.

Lo más curioso en materia de impactos generados por el evento volcánico, fue descubierto por expertos ingenieros, quienes establecieron que una significativa cantidad de material pétreo recaló en las profundidades del Río Grande de la Magdalena, y 30 años después de la violenta explosión del volcán andino han formado sedimentación a manera de grava, que hoy afectan la navegabilidad por el principal afluente colombiano.

Basados en tales estudios, la Concesionaria Navelena elaboró los diseños de intervención en el canal para la ejecución del plan de recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, que ya se encuentra en etapa de preconstrucción.

Y en medio del río Magdalena, a la altura del municipio de Puerto Berrío (Antioquia), Vanguardia Liberal fue testigo de una de las dunas plagadas de piedra volcánica, que se formó en el canal navegable tras tres décadas de sedimentación generada por la erupción volcánica.

En compañía de las directivas responsables de la concesión que ejecuta el proyecto, esta redacción vio palpó, y evidenció el material rocoso que le ha reducido niveles al río, y que incluso ha generado erosión y socavación a por lo menos 145 kilómetros de orilla aguas abajo de Barrancabermeja.

Allí colectando piedras de una de las dunas en medio del río, el presidente de Navelena, Jorge Barrangán, narró que tras la erupción del volcán Nevado del Ruiz se generó una gran avalancha con grandes cantidades de material pétreo que se trasladó a través de los ríos cercanos al sistema volcánico, como el Lagunilla, al río Magdalena.

“Allí se depositó este material, y en la medida que este adquirió cierto tamaño, el río no lo podía arrastrar de manera rápida, solo en las crecientes fue trasladando este material pétreo poco a poco y lo fue moldeando. Se va encontrando material pétreo más grueso cerca de las desembocaduras de los ríos que están cercanos al volcán Nevado del Ruiz, baja el tamaño de estas piedras volcánicas a medida que se depositan en inmediaciones del municipio de Barrancabermeja”, confirmó argumentando el descubrimiento.

Cuánta piedra en el río

El presidente del Consorcio Navelana indicó que, algunos estudios realizados por ingenieros expertos en el tema, señalan que posiblemente haya más de 6 millones de metros cúbicos de este material pétreo a lo largo del río Magdalena.

Y aseguró que se removerá más de un millón de metros cúbicos de este material durante el proyecto.

“Esta grava es una de las causas que han influido y afectado la navegabilidad, pero también el encallamiento de árboles en el canal navegable. Todo lo anterior ha generado la pérdida del equilibrio hidráulico del río”, aclaró.

Jorge Barragán señaló que en el tramo aguas arriba, es decir, entre Barrancabermeja y Puerto Salgar, es donde se ha perdido la navegabilidad, allí se hacen transportes esporádicos, y no se puede hablar de un transporte de carga como tal.

“Pero desde Barrancabermeja, río abajo se transportan en la actualidad aproximadamente casi dos millones de toneladas al año. Y una vez adelantado el proyecto se podría llegar a movilizar por el río Magdalena hasta unas 6 millones de toneladas, en una primera etapa de 10 años”, auguró el directivo de Navelena.

El proyecto

Las directivas indicaron que en septiembre de 2015 entregarán los estudios y diseños definitivos (Fase 3).

Afirmaron que antes de junio de 2016 comenzará la construcción de 170 obras hidráulicas en 256 kilómetros del río.

En 2020 estarán listas las obras, y desde esa fecha hasta 2027, Navelena hará mantenimiento del río y prestará los servicios de asistencia a la navegación y de recaudo.

Comunidades preocupadas por inclusión

La asociación de pilotos náuticos del Magdalena Medio, comunidades, pescadores y areneros, manifestaron su preocupación por la inclusión de mano de obra al proyecto, que durará 13 años.

Ante esto el gerente de sustentabilidad de Navelena, Oscar Vargas Ocampo, advirtió que los empleos del proyecto no son sino 500, máximo 800 en un pico alto del proyecto. “Entonces no se tendrá el número de empleos que quisiéramos para la región que está demandando. El proyecto no puede ser mirado como empleo. ¿Quiénes serán los primeros llamados a vincularse?, serán los que viven a orillas del río, los pilotos, los pescadores con ciertas destrezas, porque necesitamos gente operaria en el río. Pero estos se tienen que cualificar para que queden vinculados al proyecto”, aclaró.

El gerente de sustentabilidad de Navelena aseguró que todo lo anterior hace parte del programa de gestión social del proyecto. “Tenemos que generar el programa de gestión social, y para presentarlo tenemos 18 meses. En este momento estamos diseñando el programa. Durante el diseño hemos hecho visitas a las Alcaldías de los 57 municipios del canal navegable para conocer el territorio y avisarles a los alcaldes que estamos en la etapa de preconstrucción del proyecto, y disminuyendo las expectativas de las comunidades frente a lo que será la realidad del empleo, sobre todo entre Barrancabermeja y Barranquilla donde se seguirá con las mismas actividades que viene haciendo Cormagdalena, del dragado convencional. Para las unidades funcionales 3 y 4, que se desarrollarán entre Barrancabermeja y Puerto Salgar, se le está comunicando a la gente en qué plazo se trabajará, primero unos dos años entre Barrancabermeja y Puerto Berrío, y luego dos años más entre Puerto Berrío y Puerto Salgar”, anunció.

Vargas Ocampo advirtió que se han contactado universidades de Barrancabermeja, y se ha hablado con los programas de desarrollo del bajo, centro y medio Magdalena, de Montes de María y del Canal del Dique.

Puntos críticos y obras de recuperación

El presidente de Navelena, Jorge Barragán, advirtió que el depósito de piedras volcánicas ha generado puntos críticos para la navegabilidad en el río Magdalena. Dijo que se han encontrado cinco puntos críticos desde Barrancabermeja, aguas abajo. “De Barrancabermeja aguas arriba hemos detectado alrededor de 15 puntos críticos hasta el municipio de Puerto Berrío (Vuelta Acuña, Las Vegas, Puerto Berrío, desembocaduras de los ríos La Miel y Negro, entre otros), y 37 puntos críticos hasta el municipio de Puerto Salgar”, afirmó.

Barragán advirtió que en zonas donde no se ha logrado obtener un canal navegable se evacuará el material pétreo. “Se construirán obras de protección de riberas que están totalmente erosionadas, y en otras se harán obras de encauzamiento sumergibles para que en época de verano puedan dirigir el agua hacia el canal navegable”, aseguró.

El Presidente de Navelena señaló que “para la remoción de las gravas estamos trayendo unos equipos anfibios de remoción. Son equipos que tienen capacidad de trabajar excavando y removiendo para colocar la piedra en planchones, y luego reubicarla. Con esto se aprovecha para construir las obras de encauzamiento”.