10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Disipadores sísmicos protegen edificios

22 de junio de 2015
22 de junio de 2015

disipadores sismicos

Manizales, jun. 22 de 2015. Con el propósito de “blindar” las edificaciones ante la ocurrencia de sismos, estudiantes de la Sede Manizales proponen la construcción de estructuras altas con disipadores fijos y móviles.

Los disipadores aíslan la estructura física de los cimientos, con el fin de que, al presentarse algún movimiento telúrico, la fuerza con la que llegue a afectar la obra civil no sea tan intensa.

En el trabajo de Erika Gallego, Juan Camilo García, Hernando Pinzón, Hernán Rivera y Cristian Salazar, estudiantes del pregrado en Ingeniería Civil, se analizan dos modelos ─puntos fijos y móviles─ con el propósito de compararlos y establecer cuál es más efectivo.

“Es preciso aclarar que no es posible evitar la energía sísmica ni mucho menos lograr que una estructura sea totalmente ajena a esta; por ello la única opción es disminuirla parcialmente”, explican los estudiantes de Ingeniería Civil.

La principal conclusión del proyecto, desarrollado como trabajo final de la materia Física II, es que el disipador basado en apoyos móviles es más funcional que el que se soporta en los fijos, pues permite que la estructura realice movimientos horizontales libres mientras mantiene su posición.

“Con nuestro modelo a escala pretendemos simular el movimiento telúrico y la absorción de energía. De esta forma evidenciamos que aunque hay movimiento, la estructura se mantiene en posición gracias al rodamiento de las esferas; así la sensación y las secuelas del temblor en el edificio disminuyen”, argumentan los estudiantes.

Durante la realización de las pruebas observaron que el fenómeno de disipación depende directamente de la masa del edificio, es decir, a mayor masa mayor estabilidad.

Esto –según expresaron- se debe a que cuando la estructura es más pesada, la fuerza que se ejerce sobre los cimientos es mayor, lo cual permite que la disminución del movimiento sea más eficaz.

“En general, podemos decir que este es un buen modelo, ya que la finalidad principal, que es proteger la estructura, puede llevarse a cabalidad, pues al precisar un mínimo movimiento también se cuidan características físicas como vidrios, muros y hasta líneas de electricidad”, puntualizan los jóvenes.

(Por:Fin/FLPV/MLA/AC)
U Naconal de Manizales