16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Daniela llegó en buenas condiciones de salud

7 de junio de 2015
7 de junio de 2015
Daniela Morales y su familia en cucuta
En el comando de la Policía Metropolitana de Cúcuta se llevó a cabo, ayer en la tarde, la rueda de prensa a la que asistió la menor, con gran fortaleza, acompañada de su madre, padre, hermana y familiares. La Opinión, Cúcuta.

Muchas preguntas quedaron sin responderse sobre los detalles que culminaron con el regreso a la libertad de Daniela Mora, de 11 años, secuestrada la tarde del pasado jueves.

El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, quien arribó ayer desde tempranas horas a Cúcuta para ponerse al frente de los operativos, informó que debido a la presión ejercida, los captores abandonaron a la niña entre los municipios de El Zulia y Santiago.

Sin embargo, extraoficialmente se conoció que la entrega a su padre, Diego Fernando Mora, director de la Unidad Nacional de Protección, se dio en el corregimiento de Cornejo (San Cayetano), hasta donde habría sido trasladada desde una finca, en el sector rural.

El oficial no se refirió a las condiciones en que fue hallada la menor, así como tampoco al trato que recibió por parte de los captores, quienes lograron escapar. Sin embargo, expresó que la pequeña venía en buenas condiciones de salud, a excepción de una leve fiebre que le era tratada por personal de sanidad policial.

“Seguimos nuestras operaciones por cuanto el compromiso es dar con la captura de los delincuentes que la tenían secuestrada. Agradecemos el gran aporte que ha significado el liderazgo de su valeroso padre que nos ha permitido ahorrar esfuerzos en procura de este éxito”, señaló el general Palomino.

La entrega se cumplió a las 3:00 de la tarde y enseguida la menor se reencontró con el resto de su familia en el Comando de la Policía Metropolitana, donde también hicieron presencia Edgar Díaz Contreras,  gobernador de Norte de Santander, Donamaris Ramírez, alcalde de Cúcuta, César Rojas, director de la Fiscalía en el departamento, entre otras autoridades.

El general Palomino tampoco entró en detalles sobre los avances de las investigaciones para determinar los móviles del secuestro, aunque afirmó que todo apunta a que Daniela estuvo en manos de la delincuencia común y que no se pagó un solo peso por su liberación.

“(…) Valoramos la cooperación, el apoyo y la solidaridad de los colombianos desde el primer momento en que se supo de este repudiable hecho. Lo hemos logrado como resultado de una presión que se ejerció sobre aquella zona donde podía estar cautiva Daniela”, agregó, sin más detalles.

Agradecido

A su turno, Diego Fernando Mora agradeció al presidente Juan Manuel Santos, estudiantes, políticos, funcionarios judiciales, a la comunidad, medios de comunicación y al país entero por los gestos de solidaridad y respaldo hacia su familia.

“ (…) Nunca me imaginé la solidaridad de toda Colombia con Daniela (…) eso fue bastante conmovedor, todas las oraciones que pedimos (…) yo creo que no hay forma de agradecerlo”, expresó, en medio del júbilo por la liberación de su hija.

El director de la UNP desmintió, una vez más, las versiones sobre unas supuestas comunicaciones que él o su familia habrían tenido con los secuestradores, y en cambio, alabó el trabajo coordinado de las autoridades para rastrear a su hija, luego de que el GPS del celular que ella portaba fuera pieza clave dentro de la investigación.

“Todo esto debido a que reaccionamos rápidamente después del secuestro gracias al programa de rastreo que tenía de mi hija”, indicó Mora, quien reiteró que el secuestro no es producto del trabajo que desarrolla para la UNP.

Por ahora -dijo- el conductor, que tenía la responsabilidad de recoger a su hija en la institución educativa de donde fue raptada en el barrio Ceiba II, que estará presto a las investigaciones que determine la Policía y la Fiscalía. “Serán ellos quienes determinen quiénes son los responsables de este hecho. No se descarta nada por ahora”, agregó.

Daniela, con una fortaleza impecable, estuvo todo el tiempo junto a sus padres y cuando pudo saludó a las cámaras con su mano. Luego, la familia abordó una camioneta y salieron rumbo a su hogar.