14 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia: taconazo a Francia

13 de junio de 2015
13 de junio de 2015
rufino

Una victoria que no estaba en las cuentas de ningún experto. Si acaso la soñaban el técnico Felipe Taborda y su valienta grupa de jugadoras. La impresión en el ambiente era de que las guerreras colombianas podrían darse por bien servidas si Francia no las goleaba, tal como ya ha sucedido con Ecuador y otras representaciones que cayeron de manera estruendosa en el curso del mundial femenino que se cumple en Canadá.

Al principio, Colombia dio la idea de estar temerosa. Se refugió en sus terrenos y permitió que Francia tomara el control del juego, con amplio dominio, y solo se cuidaba de que no cayera su valla. La preocupación ofensiva era poca.

Gol de Lady Andrade

Fueron pasando los minutos y como que la tricolor tomó confianza, dejó la timidez y empezó a inquietar al rival. De esa manera, ante un pase filtrado de Yorelli Rincón, llegó el gol que estremeció los cimientos del plantel galo. Lady Andrade se adelantó y por último le pegó con determinación y eficacia para batir a la golera  Sara Bouhaddi. Francia se llevaba un inesperada baño cafetero.

El partido siguió con ritmo más equilibrado, aunque las francesas insistían y Colombia debía apelar a sus recursos defensivos. En esas instancias emergió la figura  impresionante de la paisa Sandra Milena Sepúlveda, para echarle cerrojo a su arco y frustrar las pocas opciones que encontraba la ofensiva de las galas.Sus compañeras de la defensa, Angela Clavijo, Natalia Gaitán, Nataly Arias y Oriánica Velásquez, le brindaban apoyo solidario y efectivo. Más adelante, Diana Ospina, Daniela Montoya y Yorelli Rincón se complementaban para ir,poco a poco, construyendo el camino hacia la sensacional conquista. Ingrid Vidal y Lady Andrade se encargaban del remate.

Es bueno recordar que Sandra Sepúlveda se acaba de recuperar de una doble lesión de tibia y peroné que la mantuvo alejada de las canchas por varios meses. Por lo visto volvió sana y salva.

Arremetida frustrada

Para la etapa complementaria se aguardaba una feroz arremetida de Francia. Es, al fin y al cabo, una de las potencias de esta rama y no podía perder su condición de favorita. Pero Colombia se creía el cuento, no paraba en mientes y a medida que transcurrían los minutos encontraban más fuerza y recursos para mantener la diferencia e inclusive amenazar con aumentarla.

Cuando Francia se volcó a los terrenos criollos, siempre aparecían las manos y el arrojo de Sandra Sepúlveda para ahogar sus gritos de gol. Varias veces los narradores se quiedaron en la puerta del horno, listos para cantarlo.
Hubo una acción curiosa e inexplicable que por poco provoca el derrumbe de la estantería. La funcional Daniela Montoya, tal vez dominada por el fragor de la lucha, quiso agarrar el balón, sin aparente necesidad, en plena área. Fue una mano clarisima y monumental que la jueza china se tragó enterita.

El gol de Usme

Pasado el susto, el partido entró en su agonía y cuando Francia quemaba sus naves, una falla de su portera que salió casi a mitad de campo dejó el balón en los pies de Diana Ospina, quien avizoró la soledad de Catalina Usme para hacerle el pase y dejarla con autopiusta hacia el gol. Su remate fue inatajable y lapidario. Colombia se ponía 2-0, se caía el telón y la ventaja se hacía insuperable.

Fue el primer triunfo de las damas en un mundial. Hace cuatro años, en Alemania, había caído ante Suecia, 1-0, y Estados Unidos, 3-0, antes de empartar sin goles contra Corea del Norte. Los tiempos evolucionan y de aquella rápida despedida hoy pasan a ser firmes candidatas para meterse en los octavos de final.

Razón tenía el jubiloso Taborda cuando dijo que Colombia cumplía un proceso de aprendizaje aunque en modo alguno podía renunciar a los grandes objetivos. Por ahora da un paso enorm. Un auténtico taconazo.