3 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡Venezuela tiene ministro de alimentación!

5 de mayo de 2015
5 de mayo de 2015

La crisis alimenticia tiene sus nombres. Y apellidos. Uno de ellos: Carlitos. Carlos Osorio. Ministro de Alimentación. El hombre del monopolio. Oficial. No es Polar. Ni Mendoza. Es Osorio. No sólo controla importaciones. Sino manejo de cadena alimentaria. Y millardos de dólares. A su disposición. El hombre que controla si hay papa. O no. Pero ¿quién lo controla a él? Porque negocia. Por su cuenta. En Brasil, en Colombia. Compra carne que trae. Pero la carne no llega. Se vende al mejor postor. A través de empresas familiares. El monopolio es brasileño. Uno solo. El que suministra. Y Osorio controla. Y las comisiones. Gruesas y jugosas. Caminan a sus cuentas. Sanas y salvas. Por ahora. Pero no hay nada oculto. Bajo el sol.

Una carrera de rumores presurosos

Los rumores corren, presurosos. Y cuando se repiten, piedras traen. Como el de Rafael Reitier. Ex guardaespaldas. Ex policía petrolero. Ex hombre de confianza. Amigo íntimo de Rafael Ramírez durante su reinado. El hombre con cara de troglodita, hombre de las cavernas, ahora solitario. Con algún maletín de dinero en efectivo. Lo mismo dólares que euros. Como el que llevó a Argentina, en manos de Antonini. Con un apartamentico en Miami, como buen chavista. Sólo que desesperado. Quiere hablar. O, ¿está hablando ya? Pronto se sabrá. Lo que sabe el hombre del maletín de Ramírez, no es despreciable.

Avanza montaje chavista en España

En España se cierne la catástrofe. Para todo lo que huela a chavismo. Para el partido Podemos. Para los banqueros que hicieron negocios. Y para los jugadores de Polo. Como aquel banquero aristócrata. Que viajaba a la Madre Patria, con caballos y todo. Y hasta su Porsche favorito. O el banquero de los actos culturales en Caracas. Algo huele a podrido en Galicia.

Está muy activo. El operador opositor. Ramón José Medina. De Caracas a Nueva York a Panamá a Bogotá. ¿Muy amigo del petrolero en Colombia? Ronald Pantin. Ex Pdvsa. Financista. Que se baja de la mula. Con el tesorero. De la MUD. Billete que ¿se reporta?

El hombre de la ceja levantada

Ahí está Pedro Carreño. El hombre de la ceja alzada. Decidido en su adulación. Al Capo Diosdado. (Ni pendejo que fuera). Uno de los mejores vestidos. En la revolución bonita. Diputado Vouiton, corbatas Hermes, zapatos Gucci. ¿De dónde saca su plata? ¿Quién se la guarda? ¿Cuál es la relación entre Carreño y el empresario-político Abraham Cesin? ¿De dónde salió su fortuna? Cesin es el recordado propietario de Corporación Pirulo C.A. Ex proveedor del Seniat. Amigo del mocho Cabello. Por ahí fumea.

Oxigeno desde Ecuador

Otro que actúa, discreto, lo reventaron. Operador miembro de la mafia del Sucre. Pedro Silva Conde. Recibió millones enviados desde Ecuador. A sus cuentas en Miami. Por importaciones que nunca existieron. O sobrefacturaron. Billete pagado por el Banco Central de Venezuela. A empresas fantasmas, con importaciones fantasmas. Desde Ecuador. Operación de corrupción y lavado. En Miami lo investigan. A Samuel Sánchez Boada. Y a su socio Silva Conde. Y al primo de éste, Gustavo Conde Cabrera. Y al socio de ambos, Armando Capriles Capriles. Alias El Pelón. Socios en Mantex Metrópolis. Todos socios en muchas empresas. Inversiones Siltor 2009. Prospermundo. Escastell. Mercaimpex. Y otras más. Una maraña, pero productiva. Se ganaron la bicoca. De casi 28 millones de dólares. Sin sudar. Una gota.

La venta de un Banco

Algunos cuantahabientes están nerviosos. Por la venta del Espirito Santo. Por 10 palos verdes. A una familia venezolana en Miami. Muchos tuvieron sus realitos ahí. Revolucionarios de uña y mugre. Como Tobías Nóbrega. Como Wilmer Ruperti. Como el entorno de Rafael Ramírez. Y muchos otros. Que amasaron fortunas discretas. La trama no termina allí.

Lo llaman el joyero. De la Revolución. Samir Bazzi. Conectado. Bien conectado. Con el oro. Y el moro. Y su amigo libanés. Las tiene todas. Las marcas. De los relojes que gustan. A los chavistas. Rolex. Rober Dubuis. Hublot. Girard-Perregaux. Jaeger-LeCoultre. Romain Jerome. Jaquet Droz. Boucheron. Bvulgari. Ernst Benz. Giuliano Mazzuoli. Deakin & Francis. Orbita. Franc Vila. Joyería Intercontinental. Pagos sólo en dólares.

Romeo Mahuad. Ex operador. Libanés. Célebre colocador. De depósitos públicos, en la banca privada. Comisiones alcanzaron para instalarse. En el imperio, mayamero. Con propiedades varias. Brickell. Weston. Allí sigue.

Preguntan por la vida del Chacho

El Chacho Zambrano. José Zambrano. Quien más. Muy acomodado. Haciendo negocios. En Miami. ¿Qué compra? ¿A quién financia? Su fundación Zambrano paga. Y bien. A medio mundo. Pero quiere más. ¿Medios? ¿En qué anda el fugitivo? Ordeñó Banorte, en sociedad con Carlos Gill. Y Mariano Navarro. Y quiere lavar. Su cara. Pero, lo miran. Por todos lados. Con lupa.

Otros que son buscados

Por ahí anda también otro. Supuesto magnate. Que compra. Con desespero. En Miami. El italiano maracayero. Gianfranco. Napolitano. Migas con Tarek, dicen. Conexión revolucionaria, aseguran. Y sin embargo. Metiendo billete. Contratando “talento”. Armando imperio. Comunicacional. ¿Prochavista? De dónde salió. El billete. Es una pregunta de muchos. Mas información muy pronto. Sobre este personaje. Sospechoso.

Mariano Díaz. De carreritas. Juan Carlos Ferro. Apuradito. ¿Cómo se tapa el sol? Sin un dedo. Tratan de negar. Relación íntima. Con Araujo. Juan Carlos Araujo. El traficante del espectáculo. Y con otros narcos. Y capos. Y con Luis Oberto Anselmi. El operador sin escrúpulos. El Gran Lavador. Y su hermano Ignacio. Todos en la mira. Lo que viene es candanga.