4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Revuelo por propuesta de acabar con el apoyo a la Fedecafeteros

19 de mayo de 2015
19 de mayo de 2015
cafeteros del quindio Guillermo Zuluaga, Faber Buitrago y Carlos Arturo López
Guillermo Zuluaga Álvarez, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Quindío; Fáber Buitrago Patiño, integrante del Comité Departamental de Cafeteros del Quindío; Carlos Arturo López, representante del movimiento Dignidad Cafete. Texto y fotos Crónica del Quindío.

Crónica del Quindío

Desconcierto y algo de preocupación generaron, entre los líderes cafeteros del Quindío, las declaraciones de Juan José Echavarría entregadas al periódico El Tiempo el pasado domingo en las que, entre otras cosas, afirmó que el gobierno nacional no debe continuar subsidiando la actividad comercial de la Federación Nacional de Cafeteros.

“Si el gremio quiere mantener la federación en su estado actual, que lo haga, pero con su dinero y no con nuestros impuestos. La federación es una institución muy costosa, y la mayoría de los cafeteros son muy pobres”, le dijo al diario capitalino Echavarría, quien es el  director de la misión cafetera que el presidente Juan Manuel Santos conformó hace dos años para realizar un estudio general sobre la industria cafetera nacional.

La primera reacción la entregó Guillermo Zuluaga Álvarez, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Quindío. “Está claro que la misión pretende facilitar el escenario para que las grandes multinacionales manipulen el mercado. La actividad comercial que realiza la institución beneficia a todos los caficultores y mecanismos, como la garantía de compra, proporcionan condiciones más favorables para todos los caficultores”, indicó.

Por su parte, Fáber Buitrago Patiño, integrante del comité departamental en representación de los municipios de Circasia y Montenegro, acotó: “Estoy de acuerdo con que nuestra federación necesita ajustes en su parte administrativa, especialmente en lo referente a la burocracia que hay en su interior, necesitamos que los dirigentes regionales participemos en el direccionamiento de las políticas y no que sigamos siendo dirigidos por unos cuantos funcionarios desde la oficina central, que si bien tienen un conocimiento técnico importante, sus directrices no siempre dan respuesta a la problemática real de lo que vive a diario el caficultor”.

Buitrago Patiño coincidió en que la garantía de compra es el principal bien que tienen los caficultores colombianos. “El día en que quedemos en mano del capitalismo salvaje fijando un precio de referencia  estamos seguros que el precio interno para nuestro producto ya no estará en función de mejorar los ingresos de las familias cafeteras sino en función de la maximización de las utilidades de los grupos oligopólicos de la industria mundial del café”.

Finalmente, Carlos Arturo López, líder del movimiento Dignidad Cafetera, aseveró: “Estoy de acuerdo con que la federación debe ser sometida a una reestructuración profunda. Tiene que democratizarse  para que haya más transparencia a la hora de tomar decisiones, para que las bases mismas sean escuchadas y así toda directriz sea en beneficio del recolector y del productor. No obstante, el gobierno nacional no debe dejar a la deriva este gremio que ha aportado y sigue aportando al desarrollo del país”.

 

Por Carlos Wílmar López Rodríguez