26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«El metro no se puede seguir aplazando»: Clara López

7 de mayo de 2015
7 de mayo de 2015

 

“A Bogotá le ha llegado el momento de pensar en grande. Si tenemos un gran defecto es que siempre la ciudad se ha acobardado frente a las decisiones de fondo, eso pasó cuando decidieron desechar todos los estudios que estaban, no a nivel de ingeniería y de detalle, pero si a nivel de conceptualización de la primera línea del metro, lo que llevó a que se descartara construir el metro para construir Transmilenio. Por tal razón, el gobierno nacional debe entender que este es el proyecto de mayor costo-beneficio, económico y social que tiene sobre su agenda y que no es responsable desfinanciarlo”, dijo López Obregón durante este espacio de debate en el que participaron otros precandidatos a la Alcaldía de Bogotá y el director del IDU.

 

La dirigente política recalcó que la construcción del metro es un beneficio para ocho millones de habitantes que llevan siete décadas esperando que un proyecto de estos, en una ciudad que le aporta al país 25% del PIB, se pueda ejecutar.

“No hay tiempo que perder, es una obra que no se puede seguir aplazando. Siete años para hacer otros estudios no es permisible, ya se cometió el error una vez, pero otra cosa es reincidir. Y en el  aspecto económico el gobierno tiene con qué, sólo es un tema de voluntad política”, aseguró López Obregón, quien a su vez dijo que aunque la próxima administración de la ciudad no va a inaugurar el metro, tendrá el peso de sacarlo adelante.

El metro será 100% eléctrico, tendrá una longitud de 27 kilómetros, estará integrado con los buses del SITP, irá desde la Calle 127 hasta el portal de las Américas, ayudará a reducir la dependencia al carro, mejorará las vías de peatonalización, poseerá 27 estaciones subterráneas con estaciones que van entre los 200 y los 400 metros con escaleras y elevadores que ayudarán a acortar tiempos de transbordo y conexión al sistema. Además, tendrá la capacidad para movilizar inicialmente a más de 45 mil personas por hora-sentido, hecho que llevará a aumentar el PIB de Bogotá entre 1 y 2%.

“Hoy está colapsado el corredor oriental por exceso de demanda, entonces yo quiero decirles que reafirmo la voluntad política de continuar con el proceso de construcción del metro de Bogotá de ser elegida alcalde. Debo insistir ante el gobierno nacional la conveniencia de que haga todos los estudios y esfuerzos financieros necesarios para que este proyecto, que tiene el mayor costo-beneficio desde el punto de vista económico y social del país, sea sacado adelante”, dijo la presidenta del Polo.

López Obregón también aseguró que no hay posibilidad alguna de que la ciudad pueda movilizarse de manera eficiente y limpia si no se completa el sistema integrado de transporte público de la ciudad, cuyo objeto estructurador es la red de metros, de la cual ahora sólo se está hablando de la primera línea. “Así es que adelante a la administración distrital, al gobierno nacional y al pueblo bogotano para que no vayamos a perder esta valiosa oportunidad”.

Por último, la presidenta del Polo dijo que uno de los retos enormes que tendrá el metro será el de la cultura ciudadana y el de la cultura democrática. “Consiste en que nosotros defendamos lo público y lo consideremos como un patrimonio. Para eso hay que hacer un trabajo pedagógico enorme y transformar esa cultura de violencia y de guerra en una cultura de paz”.