1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El maestro no puede ser un paria

4 de mayo de 2015
Por José Ferney Paz Quintero
Por José Ferney Paz Quintero
4 de mayo de 2015

ferney pazSe ha sostenido siempre que una sociedad sin justicia y sin educación, nunca podrá  alcanzar el desarrollo deseado, que no es más que la esperanza de un mejor vivir, y de allí que se sostenga que lo que el país necesita como base esencial, como condición sine qua non de su progreso, es suministrar a la totalidad de la población aquel mínimo de conocimientos que se constituyen en la llave para abrir todas las puertas de la vida.

En contraste con lo planteado,  la sociedad civil, como los demás estamentos que integran  el concepto Nación, observan  con perplejidad como se paraliza la enseñanza en un gran porcentaje de colegios y escuelas  ubicadas a lo largo y ancho del territorio nacional  como consecuencia de las protestas de carácter laboral de los institutores que luchan por reivindicaciones sociales y pecuniarias, al considerar que  el gobierno central  les subestima  su labor docente, peticiones, muchas de ellas con justificación y con respuestas muertas por parte del ejecutivo y en particular por la señora Ministra del ramo.

No se puede desconocer que los  maestros y profesores en su mayoría son, un gremio abnegado, conocedor de su oficio, disciplinados y con aspiraciones académicas, que cuando las obtienen, ese Estado al cual prestan sus servicios hace todo  lo administrativamente y fiscalmente por  desconocer esos méritos   de estudio cuando son exigidos como requisito para un ascenso laboral o salarial, como lo han denunciado voceros gremiales y medios de comunicación  a raíz del cese de actividades que se viene adelantando perjudicando a más de nueve millones de  escolares y padres de familia.

A propósito de esta huelga que afecta el servicio público de  la educación, que por mandato constitucional presenta una prohibición, norma superior que pide a gritos una reglamentación, tema sobre el cual nos referimos en columna anterior, cae como anillo al dedo los planteamientos que sobre la educación y el papel que los gobernantes deben darle a la misma en esta época de la globalización y mejoramiento de la competitividad, expuestos en su momento por un destacado dirigente nacional y orientador de opinión pública cuando en un escrito titulado “Educación y Equidad “, se expresaba con claridad  y sentido patrio en los siguientes términos:
“Mejorar la competitividad es indispensable para que cualquier proceso económico produzca resultados positivos. Y el factor más importante para que todo esto sea posible en un mundo cada vez más globalizado, como tanto se ha dicho, es la educación. Por eso no se entiende el trato de tercera que se le está dando a la educación en general y a los maestros en particular.”

Y agregaba en su columna el reputado comentarista, “Mientras el país se mantenga indiferente frente a la suerte de quienes tienen la inmensa  responsabilidad de educar a nuestros niños, nunca saldremos adelante. La gran mayoría de los maestros en Colombia tienen que acudir al rebusque para complementar sus ingresos “.

La claridad conceptual del  articulista era tal, que al referirse  a los salarios de los maestros hacia una grave comparación al expresar: “Para no ir  más lejos, un maestro con 26 años de trabajo para llegar al tope del escalafón (grado 14) y después de sacar todos los títulos que se necesitan, un maestro acaba ganando menos que una secretaria recién ingresada a Ecopetrol. Esto no es sólo injusto sino torpe y demuestra como tenemos de equivocadas las  prioridades en este país“.

Y finalizaba  su  tesis  para fustigar al gobierno de turno con estas  precisas afirmaciones:” De manera que si queremos sobrevivir en este mundo globalizado no se puede seguir golpeando a la educación. Y si el gobierno quiere mantener la paz social, no puede obrar con incoherencia y discriminación. El maestro no puede ser un paria. Porque todo el mundo está dispuesto a hacer sacrificios, pero todos en la cama o todos en el suelo.”

Los planteamientos transcritos corresponden a la  actual radiografía del sector educación y quién los consignaba públicamente era nada menos que el  periodista comentarista Juan Manuel Santos Calderón, en su habitual  columna  en el diario  El tiempo  del día viernes tres de marzo del año 2000,  página 5ª, y hoy como Presidente de la República, como Jefe de Estado, y de Gobierno  pareciera que olvidó lo que le cuestionaba  al ejecutivo de la época, por la desidia y abandono de este sector del desarrollo social, como lo es la educación .

La conclusión de lo anotado, no es más que la falta de coherencia en el pensamiento de nuestros dirigentes, una cosa se argumenta  y se dice, cuando se está por fuera del juego burocrático y otra muy distinta cuando se accede al gobierno.
Por último, queremos  terminar esta columna  diciéndole  al señor Presidente, que estamos de acuerdo  con  lo expresado en el sentido que los maestros no pueden ser unos parias. La pregunta  es: ¿Que  ha hecho usted o hará para que no lo sean?
No  olvidar  que tanto el  político, como los jefes de Estado deben profesar especial preocupación por la cultura y la enseñanza, los niños de hoy son los hombres y gobernantes de mañana.

Adenda: Como quiera que estamos en la época de pagos de las cargas tributarias en donde el Estado impone  su  condición dominante a través de una cascada de impuestos, que van desde el de  renta, el mal llamado de riqueza,  predial, con tasas exorbitantes, que rayan en actos administrativos confiscatorios, se aproxima el de rodamiento, que consiste en la contribución  que se debe cancelar por  rodar  el automotor por las  calles y avenidas de la respectivo ciudad.

Se ha propuesto con sentido lógico una reducción a este impuesto de rodamiento en un proyecto le ley que inicia su trámite en el Congreso de la República y responde  en nuestro parecer a la aplicación del principio de la equidad tributaria, que no es más que la ponderación de la distribución de las cargas y de los beneficios o la imposición de gravámenes entre los contribuyentes para evitar que hayan cargas excesivas o  favores exagerados.

Si  quienes somos propietarios de  vehículos pagamos el impuesto  para  rodar por las calles de la respectiva  ciudad, no  existe  razón alguna para que  ese cobro se haga  efectivo en un ciento por ciento, cuando se presentan limitaciones por el  esquema de pico y placa  que restringe la utilización de  los  automotores durante un espacio de días en la semana, mes y año. Se pretende que el impuesto a cobrar sea el real  por la restricción anotada.

Ojalá el trámite del anotado proyecto no vaya a tener la oposición del ministro rentista, dogmático para  aceptar beneficios  en favor de  la clase trabajadora  o  del sector de pensionados, siendo el férreo opositor al cumplimiento de una promesa presidencial de rebajar la cotización por salud de un 12 por ciento al cuatro por ciento, para mejorar los limitados ingresos de ese masa poblacional.

Pero como no hay  deuda que no se pague,  ni plazo que no se venza, lo quisiéramos ver  como se anuncia, como precandidato aspirante a la presidencia de la república, buscando el apoyo de esa franja de electores que ha perjudicado con su  vocación  alcabalera, pero generoso con los cupos indicativos.

Es la oportunidad  que tiene este Congreso de  legislar  en favor  del  interés popular y reivindicarse frente al acto legislativo que se tramita  en sus últimos debates denominado  de  equilibrio de poderes, pero que el ingenio popular  lo ha bautizado como de desequilibrio de poderes, lleno de imprecisiones,  ausencia de unidad de materia,  creación de  engendros jurídicos en temas de  justicia, favorecimientos institucionales, lo extenso de los textos aprobados, el maquillaje de la sala disciplinaria al denominársele  de otra manera, que hace pensar que se está en presencia de una reforma constitucional que le traerá consecuencias impredecibles a la estructura estatal.

Bogotá, Mayo 5 2015

 

“Pagarles mal a los maestros es injusto y torpe», dijo el presidente Santos en la columna que escribió en «El Tiempo» el 3 de marzo de 2000.  Clic por favor.

Columnas del autor

*La huelga de los servicios públicos esenciales
*Constituyente para la justicia
*Una bofetada al principio de la igualdad.
*Los presupuestos de los municipios y departamentos en la mira de la mala política
*La ética no tiene nada que ver con el derecho
*El papel del litigante en la crisis judicial
*Delincuentes de guantes y cuello blanco
*La paz por encima del Derecho?
*Paz integral y no maquillada de esperanza
*Vocación de poder del liberalismo
*La gendarmería o policía rural
*Voces de alarma por los avales.
*La justicia en deuda. Efectos de un paro
*Reflexiones o inflexiones de fin de año
*Quién hace respetar y cumplir la Constitución
*Las promesas electorales
*El desplazamiento forzado: carne de cañón electoral
*No nos llamemos a engaño: el sistema judicial tocó fondo
*¿Un PRI a la colombiana?
*Una sociedad con problemas
*¿Quién mató al general Uribe Uribe?
*Reformas tributarias, tortura china para los atribulados contribuyentes colombianos (I)
*Reformas tributarias – Tortura China para los contribuyentes (II)
*La mala hora de Manizales
*Equilibrio de poderes o más poderes para el Congreso de la República
*¿Monarca o jefe de un partido político?
*Reformar lo que haya que reformar: Santos II
*Cierto es: acercar la justicia a la gente del común. Pero ¿cuándo?
*La ampliación del período presidencial. Se justifica?
*Vuelve y juega. La ampliación de los períodos
*Lo social de derecho. ¿Se aplica?
*El Congreso frente a la sociedad civil
*Derrotar la corrupción: tarea del próximo mandato
*Cuidado con el unanimismo
*La calentura no está en las sábanas, si no en la fiebre del enfermo
*Las otroras ideas liberales
*La puerta giratoria. Vicio para extirpar
*Paz: que el pueblo decida
*¿Justicia Ideologizada?
*El narcotráfico. Fin de un flagelo?
*Avatares de una reelección
*Restauración moral sí. Restauración ética sí.
*Preguntas para los candidatos presidenciales.
*Rescatar la seguridad jurídica
*El derrumbe de la Licorera de Caldas. ¿Quénes responden?
*Un país que ha llegado al estado de anomia
*El 9 de abril: fecha imposible de olvidar
*La mala hora de Buenaventura
*La institucionalidad frente al caso Petro
*La ética en la política: la gran derrotada
*Renovación o la misma harina en diferente costal
*El manoseo de la Constitución Política
*Nubarrones para la pensión de jubilación…
*La inseguridad ciudadana
*El período y forma de elección de los magistrados
*El abstencionismo
*Las trampas electorales.
*El transfuguismo o estafa política
*Justicia: ¿La tenemos?
*Que no se repita la historia
*El tape, tape, tape
*Una confusa exposición de motivos
*La convención liberal frente a la justicia
*Estado, violencia y polarización
*Reforma judicial sí, pero estructural
*¿Quién le pone el cascabel al gato?
*Las listas cerradas VS listas con voto preferente
*Los costos electorales, exorbitantes y ostentosos
*La reelección
*Régimen disciplinario de los partidos
*Indiferencia electoral o ausencia de cultura política
*El control fiscal. Reforma al sistema de postulación
**El referendo. Ventajas y desventajas
*Natalicio del ex presidente López Michelsen. Homenaje liberal
*Adhesiones que incomodan.
*Equilibrio salarial o bonificación preelectoral
*La protesta social.
*Caldas y su elección atípica
*Venimos del ayer y vamos recorriendo un camino
*
La justicia como ideal o la justicia del miedo.
*Como eran amigos de Rolando…
*Hermandad sí, pero sin amenazas
*
Eficiencia judicial vs turismo internacional.
*Inicio de la campaña presidencial
*
Política de consenso y de convivencia para Caldas.
*Sevilla: la del Valle
*La cooptación restringida.
*
El voto y un catálogo de necesidades sociales.
*La igualdad ante la ley. La detención intramural

*Aspirantes a granel. Y los programas?

*9 de abril: magnicidio de Gaitán.
*Las paradojas de la actividad financiera.
*Marcha por la paz y la debida justicia
*Relación periodismo-justicia.
*Colpensiones: una ofensa a la seguridad social
*
Blindar el voto
*Aerocafé: con la cruz a cuestas
*La edad de retiro forzoso en la rama judicial
*Esfuerzo presupuestal del Estado VS eficiencia judicial
*La circunscripción nacional para Senado en Colombia
*
La mal llamada reforma tributaria.
*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial