26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desarticulada red nacional de hurtos bancarios

20 de mayo de 2015
20 de mayo de 2015

BOGOTÁ, 21 de mayo de 2015. Doce integrantes de una red dedicada a realizar hurtos bancarios en diferentes modalidades, fueron capturados durante una operación dirigida por la Fiscalía Seccional de Cali, con el apoyo del CTI de la fiscalía de Bogotá, en 13 diligencias de allanamiento y registro ejecutadas de manera simultánea en Cali y Bogotá.

La investigación se inició en Cali, en octubre de 2013, tras la denuncia presentada por el gerente de una sucursal bancaria, quien dio a conocer que uno de sus empleados, de manera fraudulenta, había realizado 18 transacciones a diez cuentas de diferentes bancos, afectando de esta manera a su entidad en un monto de 1.753 millones de pesos, de los cuales logró apropiarse de 594 millones 200.000 pesos.

Tras la denuncia, la Fiscalía General de la Nación ordenó la suspensión del poder dispositivo de los dineros que quedaron en las cuentas y se logró el congelamiento de aquellas a donde llegaron los dineros referidos.

Tras seguimientos al funcionario denunciado, los investigadores interceptaron 40 líneas telefónicas que arrojaron más de 116.000 registros de audios, que junto al uso de varias herramientas investigativas como la búsqueda selectiva en base de datos y la vigilancia y seguimiento a personas, permitió evidenciar la existencia de una organización criminal, dividida en dos grupos localizados en Cali y Bogotá, los cuales, a través de varias modalidades, se dedicaban a defraudar el sistema financiero y a los ciudadanos que depositaban sus dineros en entidades bancarias.

Las defraudaciones se realizaban en Colombia y en otros países como Panamá, Ecuador y Venezuela, para lo cual sus integrantes vulneraban los sistemas de información de las entidades bancarias a través de empleados de las mismas, falsificando cheques, cartas de instrucción para solicitar cheques de gerencia, clonación de cheques, consecución de cheques hurtados originales, sobre los cuales montaban información espuria.

Además realizaban transferencias electrónicas fraudulentas, con destino a diferentes cuentas en el país, ya que tenían los accesos como administradores, para realizar dichos movimientos y cuando las entidades financieras llamaban a sus clientes para confirmar las transacciones, la organización ya tenía intervenidas las líneas telefónicas de los clientes, para autorizar los pagos.

Dentro del procedimiento ejecutado fueron incautados $44 millones de pesos, dólares, euros, 300 cédulas, equipos de cómputo, celulares y documentos contables como cheques, chequeras y sellos de diferentes entidades entre otros.

Mientras la organización delincuencial logró afectar a clientes de las entidades financieras en una suma de 10 mil millones de pesos; la investigación de la Fiscalía evitó cobros irregulares por 100 mil millones de pesos.