7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Seguridad aérea, un tema de infraestructura, realidad laboral y capacidad física

23 de abril de 2015
23 de abril de 2015

 

Infraestructura física y tecnológica, realidad laboral de personal de vuelo (tripulación) y en tierra (controladores), y respuesta física y mental frente a jornadas de trabajo, fueron los temas centrales.

La senadora Correa resaltó la importancia del debate en el sentido de que son más de 35 millones de colombianos, según cifras correspondientes al período entre 2013 y 2014, los que se mueven en transporte aéreo, en vuelos comerciales y no comerciales, por lo que se debe analizar y velar por la seguridad y bienestar de los usuarios.

Señaló que en lo que va corrido de 2015 se han presentado 4 accidentes y un incidente aéreo, lo que indica que este tipo de situaciones son una realidad en el país por lo que desde el Congreso se debe velar por las garantías de seguridad que ofrezcan las aerolíneas.

La Congresista hizo hincapié en la necesidad latente de contar con un Código Aeronáutico, del cual señaló hizo su trámite en el Senado pero que fue hundido en la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes. Agregó que el proyecto de ley 153 de 2015, mediante el cual se adicionan normas especiales al Código Sustantivo del Trabajo, para las tripulaciones, no da solución a la realidad de la tripulación y controladores.

En el mismo sentido cuestiono la realidad en materia de inversión para la optimización de los servicios que se prestan en aeropuertos como El Dorado (Bogotá), José María Córdoba (Rionegro), Alfonso Bonilla Aragón (Palmira) y Rafael Núñez (Cartagena), los cuales tienen mayor flujo de pasajeros.

Según lo afirmó la citante al debate, basada en estudios internacionales, Colombia es el quinto país con mayor número de accidentes aéreos en la región. Además se evidencian, dijo la Senadora, serios problemas en infraestructura física y tecnológica, lo cual genera traumatismos en la prestación del servicio y aumenta las probabilidades de accidentalidad.

Resaltó la corresponsabilidad que tienen los controladores en la seguridad aérea y aseguró, que en solo en Bogotá los controladores son responsables, en cada turno, de cerca de 200 aviones, es decir que al tiempo deben controlar el tráfico aéreo hasta con 45 aviones cuando la norma señala que deben ser 8 aeronaves.

Por último, la senadora solicitó a la mesa directiva de la Comisión Sexta, la conformación de una subcomisión que se encargue de hacerle seguimiento y evaluación a los temas de seguridad aérea.

A su turno, representantes de aerolíneas como Lan, Avianca y Satena, destacaron que la seguridad es un prerrequisito y razón de ser de las aerolíneas, más allá de intereses comerciales o financieros. Explicaron también que continuamente se someten a procesos de auditoría interna y externa, que les permiten garantizar una operación segura, pero que a pesar de esto existe la tendencia a caracterizar a las aerolíneas como explotadoras de los trabajadores, apreciaciones, que según aseguraron, son totalmente equivocadas.

Con relación a complicaciones a causa de estrés o fatiga, el representante de Avianca, explicó que esta aerolínea cuenta con un sistema de seguridad en salud y control cercano, el cual es reportado directamente a la aeronáutica civil. Aclaró que el caso de Avianca las incapacidades por estrés o depresión, no alcanzan el 2%.

El capitán Jaime Alberto Hernández, presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, dijo que la tripulación trabaja tanto en vuelo como en tierra, siendo el límite máximo en vuelo de 90 horas y 110 horas en tierra para un total de 200 horas aproximadamente. Aseguró que no tienen horas límites de vuelo a la semana y los pilotos que operan aeronaves a diario no tienen límites de horas anuales. Señaló que respecto a este tema la legislación colombiana no está humanizada.

A su turno, el representante de la Asociación de Controladores Aéreos, explicó que ellos controlan entre 35 y 45 aviones a tiempo en cada turno, lo cual lo pueden hacer pero sostuvo que eso «no es controlar sino defenderse», máxime cuando los equipos e infraestructura no son óptimos.

Por su parte el director de la Aerocivil, Gustavo Alberto Lenis Steffens, explicó cuál es el estado actual de los aeropuertos con relación a los proyectos de infraestructura, adecuación y modernización, que se adelanta en varias de estas terminales a nivel nacional. De igual forma, se refirió a las medidas que se tomarán para la adecuación de la infraestructura tecnológica que incluye radares y equipos de telecomunicaciones.

Respecto a las horas de vuelo establecidas, explicó que las 90 horas reglamentadas no son exageradas, y que un piloto no puede tener más de cinco asignaciones consecutivas, es decir cinco días seguidos de vuelo.

Sobre las situaciones que comprometen la estabilidad emocional de pilotos a causa de fatiga y estrés, aseguró que el tema se debe estudiar pero que el estudio adelantado por pilotos, no genera confiabilidad ay que, según lo afirmó, de una muestra de más de 5 mil pilotos solo tomaron 40.

Sobre el tema de los controladores, explicó que la normatividad señala que deben ser 60 y que están adelantando el proceso para la contratación de 15. Al referirse al tráfico aéreo, sostuvo que este se regula con procedimientos de hace 20 años, por lo que desde el año pasado se viene adelantando el estudio para el rediseño del espacio aéreo de Bogotá, este tardaría dos años. «Hay que rediseñar todo el espacio aéreo colombiano, pero hay que empezar por Bogotá porque es el más congestionado», dijo el Director.

De acuerdo con el tema, el senador Senén Niño Avendaño (P. Polo Democrático), resaltó la importancia del debate y destacó la labor de los trabajadores del sector aéreo por el trabajo que realizan, pese a, lo que consideró, limitaciones con que cumplen sus obligaciones.

Por su parte el senador Conservador, Jorge Hernando Pedraza, pidió a la Superintendencia de Puertos y Transportes, tomar cartas en el asunto frente a las irregularidades y abusos de aerolíneas en posición dominante. «Es una falta de respeto lo que hacen con los usuarios. La aeronáutica tiene capacidad sancionatoria, aplíquelo (Director Aerocivil), que no le tiemble el pulso», dijo el Senador.

Finalmente, a manera de conclusión, la senadora Susana Correa, señaló que es necesario hacer otro debate de cara al tema de transporte aéreo pero relacionado con la seguridad en tierra, pues existen muchas inquietudes que deben ser revisadas.