24 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

16 de abril de 2015
16 de abril de 2015

alberto velasquez
Alberto Velásquez

El hombre no sólo hizo dinero sino un sólido prestigio como empresario en el sector privado. “Durante muchos años, sin mayor protagonismo político, hizo parte de las juntas directivas de varias e importantes empresas en Colombia”, según publica “El Espectador”. “No obstante, entre 2001 y 2004, Velásquez le apostó a la política de la mano del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Primero como su escudero en la Asociación Primero Colombia, la organización a través de la cual Uribe impulsó su campaña a la Presidencia, en la que se desempeñó como gerente financiero. Y, luego, como su primer secretario general de Palacio, cargo del que se retiró en julio de 2004 por motivos familiares y porque, dijo, estaba cansado de la política”, agregó el periódico de los Santodomingo.

Cómo un hombre exitoso termina en la cárcel

Pero Velásquez salió del cargo con muchos problemas. Precisamente “El Espectador” recordó hoy el escándalo que lo salpicó por supuestas irregularidades en la compra de un avión presidencial a Estados Unidos. Este caso no lo marcó tanto. “Velásquez fue, junto a los exministros Diego Palacio y Sabas Pretelt, protagonista de las maniobras que llevaron a que el 4 de junio de 2004, a las 4:30 de la madrugada, la Comisión Primera de la Cámara de Representantes le diera su visto bueno al proyecto reeleccionista. Una tramoya que permaneció en secreto hasta que la excongresista Yidis Medina habló”, dice hoy el diario capitalino Y por cuenta de este capítulo la Corte Suprema de Justicia lo acaba de condenar a cinco años de cárcel. Es lamentable que un hombre tan exitoso como Velásquez termine tan mal y en la cárcel. Todo por seguir literalmente el derrotero que les trazó Uribe a Sabas Pretelt, Diego Palacios, a él y a muchísimos otros.

¿Y Tony Jozame?

Y qué va a pasar con el exgobernador y ex representante a la cámara Tony Jozame Amar? Recuérdese que la Fiscalía General de la Nación lo estuvo investigando a raíz de una solicitud de la Corte Suprema de Justicia para establecer sus presuntas responsabilidades en la «Yidispolítica». Hagamos memoria. Después de que Jozame votó negativamente la primera reelección del presidente Álvaro Uribe, se ausentó en la segunda vuelta para facilitar el ingreso del segundo en su lista. Este, en franca oposición a la línea de conducta que asumió Jozame en un comienzo, votó favorablemente el proyecto. El propósito de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia era determinar si Jozame pudo haber sido favorecido o haber ejercido algún tipo de presión durante la aprobación del referendo reeleccionista de 2004, expediente conocido como la ‘yidispolítica’. ¿Dónde está Jozame? ¿Cuál es su situación jurídica? Tantos interrogantes.

Y siguen en capilla

José Obdudlio Gaviria, Edmundo del castillo, Bernardo Moreno, Luis Guillermo Giraldo y Maria pilar Hurtado, Luis Alfonso Hoyos y David Zuluaga, Jorge Mario Eastman Junior, César Mauricio Velásquez.

César Alzate aspira a la alcaldía de La Dorada

Cesar Alzate está aspirando nuevamente a la alcaldía de La Dorada por la línea lizcanista. Se encuentra en plena campaña política. Recuérdese que Alzate estuvo en la cárcel por sus supuestos vínculos con las autodefensas del Magdalena Medio, que encabezó Ramón María Isaza Arango, hoy privado de la libertad. Una vez que está aspirando al primer cargo del puerto caldense es porque ya arregló sus problemas con la justicia.

Asambleas en la mira

Los que sean elegidos en octubre próximo para ocupar escaños en las Asambleas Departamentales podrían ser los últimos titulares de esos cargos. Por lo menos así lo indicaron a EL NUEVO SIGLO dos gobernadores según los cuales el próximo año se presentará un proyecto de acto legislativo que propondrá acabar con estas instancias legislativas seccionales, cuya utilidad siempre ha estado en el centro de la polémica. “… Los diputados tienen cada vez menos funciones, ya que reformas como las de las regalías o las de ordenamiento territorial, así como el esquema de transferencias de funciones y fuentes de recursos desde el Gobierno Nacional Central, se ha enfocado más en los municipios o las asociaciones de éstos, que en los departamentos y menos en la competencia de las asambleas”, precisó uno de los mandatarios seccionales, que pidió la reserva de su nombre. Off the Record, el Nuevo Siglo.

A fuego leento…

De El Reverbero de Juan Paz

  • Ministros y congresistas coincidieron todos en esta frase, al final de sus comentarios para hablar la masacre de once militares en manos de los criminales de las Farc: “…esta es la clase de hechos que debemos terminar con el proceso de paz”.
  • Era evidente que todos estudiaban sus respuestas, para no molestar al Gobierno en el tema de la paz. Parecían tejiendo un bordado, como si alguien los fuera a regañar.
  • La más destacada de todas, Claudia López. Fue dura con la guerrilla, condenó la matanza de los soldados y se solidarizó con el Gobierno.
  • Frío, muy frío Iván Cepeda para condenar la “muerte de los soldados”… Más preocupado por el cese bilateral del fuego…
  • Le dieron duro al presidente por su “lamento la muerte de los soldados” en su twitter. Lo interpretaron como si le estuviera restando trascendencia a semejante brutalidad. Y luego en Cali se refirió a esta masacre como un “incidente”. Un incidente puede ser un accidente de tránsito sin víctimas…
  • Excelente el noticiero de RCN Televisión de hoy al mediodía. Nada de medias tintas para tratar la masacre de los soldados ni para darle duro a la guerrilla. ¡Qué decencia de noticiero! Se ve que hay una señora directora. Hay que decir la verdad: le dio sopa y seco al Caracol.
  • Un informe bien elaborado, con cuidado, con buenas entrevistas, buenas preguntas, excelente archivo. Muy completo. ¡Qué diferencia con lo que había! Se ve que no hay compromisos, por el momento.
  • Después el Gobierno se pregunta por qué el ciudadano de a pie no cree en el proceso de paz, no cree en las Farc y tampoco cree en la palabra del Presidente ni de los negociadores…
  • A propósito, cómo se sentirá de humillado el Ejército con todo lo que está pasando. Y pensar que varios generales se tendrán que sentar en La Habana con sus verdugos cara a cara, varios de ellos cabecillas del grupo que cometió la masacre de sus compañeros. ¡De igual a igual!, como los ha sentado Santos. ¡No hay derecho a tanta humillación!