7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aprobados en primer debate proyectos que regulan seguridad privada

9 de abril de 2015
9 de abril de 2015

El proyecto de ley que busca prohibir el uso de cigarrillos electrónicos a menores de edad fue aprobado en primer debate en la Comisión Séptima de Cámara y el de Seguridad Privada en Comisión Segunda de Senado.

El proyecto sobre cigarrillos electrónicos restringe su uso en espacios cerrados y en lugares públicos como bibliotecas, instituciones educativas, centros de salud, museos, medios de transporte público, servicios de transporte escolar, y espacios deportivos.

El senador Lizcano explico que la iniciativa busca proteger a la población colombiana, y especialmente a las generaciones futuras, de los peligrosos efectos de los sistemas electrónicos de administración de nicotina, mejor conocidos como cigarrillos electrónicos.

El proyecto prohíbe a las distribuidoras de estos cigarrillos promocionarlos en el territorio nacional como un producto benéfico para la salud o con efectos terapéuticos para dejar de fumar.

La prohibición se extiende a todo tipo de accesorio o dispositivo, como cartuchos que contengan nicotina.

Los sistemas electrónicos de administración de nicotina incluido los cigarrillos electrónicos deberán incluir la leyenda “No apto para menores de edad” en lugar visible.

Se prevén sanciones y se exige a las autoridades competentes realizar procedimientos de inspección, vigilancia y control a quienes distribuyan de cualquier forma este tipo de productos dentro del territorio nacional.

Seguridad privada

Luego de un amplio debate, la Comisión segunda aprobó el Estatuto por el cual se regula el sector de vigilancia y seguridad privada en Colombia.

Su aprobación se consiguió gracias al acuerdo y consenso logrado por los senadores Iván Cepeda, Juan Manuel Galán, Luis Fernando Velasco, Nidia Marcela Osorio y el coordinador ponente y autor el senador Mauricio Lizcano.

En el proyecto se lograron los siguientes acuerdos:

1.    Mantener la prohibición de capital extranjero en vigilancia humana, electrónica y la capacitación en seguridad, respetando los derechos adquiridos de las empresas con capital extranjeros que hubieran adquirido su licencia con anterioridad al decreto 356 de 1994.

2.    Se mantiene la derogación el capítulo VI del decreto 356 de 1994 que permitía la conformación de Servicios Comunitarios de Vigilancia y Seguridad Privada conocidas como CONVIVIR.

3.    Se fortalecieron las herramientas que tiene la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada para controlar y vigilar a las empresas privadas y a las cooperativas.

4.    Para impedir que las cooperativas tengan algún tipo de influencia armada en las zonas de conflicto, se prohibió que estas puedan funcionar en zonas rurales.

5.    Se le garantizará a los trabajadores en seguridad de las cooperativas su derecho a condiciones mínimas de remuneración, horario, salud, pensión, Aseguradora de Riesgos Laborales, cesantías y los demás a los que tenga un empleado de una empresa de vigilancia formal.

6.    Se aprobó que los empleados en empresas vigilancia cuenten con un seguro de vida.

7.    Se prohíbe la intervención de empresas de vigilancia en conflictos obrero patronales, conflictos de tierra o tensiones por reclamo sociales.

8.    El término de investigación que había generado inquietudes entre los miembros de la comisión fue modificado por los estudios en seguridad que significa que las empresas solo podrán hacer análisis para identificar riesgos.

9.    Se estableció que el servicio de capacitación y entrenamiento en vigilancia y seguridad privada solo podrá ser prestado por una persona jurídica, legalmente constituida.

10.  Se establecieron diferentes tipos de sanciones para las empresas que incumplan con la normatividad.