26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un gran competidor

30 de marzo de 2015

El proyecto pretende erigirse en pieza alternativa a las instituciones de Bretton Woods, hegemonizadas por su principal contribuyente, EE UU, en donde los republicanos presionan para que no aumente la presencia de los países emergentes, tal como está previsto desde hace tiempo, en los órganos de gestión de esas entidades. Y más concretamente se presenta como la contrafigura regional de una de ellas, precisamente la menos polémica, el Banco Mundial, que muestra carencias en la financiación del desarrollo.

El banco en ciernes tiene una evidente faceta política, como reconoció el Tesoro norteamericano al subrayar que el bloqueo conservador “amenaza” la influencia internacional de la superpotencia. Y, de hecho, aunque intentó frenar el entusiasmo de algunos de sus aliados (como Reino Unido, su sostén geoestratégico por antonomasia) por encaminarse a Pekín, apenas ha podido alegar en su contra la probable debilidad de los esquemas de funcionamiento del BAII y la previsible laxitud de sus criterios financieros en la concesión de créditos: argumentos que han parecido menores ante la oportunidad de negocio.

EL PAÍS, MADRID/EDITORIAL