25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Altos mandos militares ya se reunieron con los delegados de paz

6 de marzo de 2015
6 de marzo de 2015

 

El equipo de la guerrilla en la subcomisión a la que se unieron los cuatro generales y un contralmirante está liderado por el jefe del Bloque Sur de las Farc, Milton de Jesús Toncel Redondo, alias Joaquín Gómez.

Está previsto que, en adelante, la subcomisión se reúna los tres últimos días de cada ciclo de diálogos para, una vez las partes lleguen a un acuerdo en el punto de la reparación de las víctimas que abordan ahora, tener avanzado el de fin del conflicto, el quinto y último del proceso de paz.

En el inicio de la jornada, la guerrilla leyó un comunicado a la prensa en el que no se refirieron directamente a la presencia de altos mandos militares en el proceso de paz, pero sí solicitaron algunas modificaciones que afectan a la fuerza pública en el texto del Acuerdo General de 2012, la «hoja de ruta» que guía los diálogos.

El guerrillero ‘Carlos Antonio Lozada’ justificó esa modificación «en el entendido que la agenda es un escenario no de letra muerta sino de elaboraciones dinámicas que deben recoger los reflejos de la realidad nacional y los efectos de las discusiones que se suscitan en la mesa».

En concreto, piden que en el apartado que dice que el Gobierno «coordinará la revisión de la situación de las personas privadas de libertad, procesadas o condenadas por pertenecer o colaborar con las FARC», se incluya también a «los miembros de la fuerza pública que han actuado el margen de la ley en cumplimiento de órdenes superiores».

El representante en Colombia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland, destacó que inicie en La Habana la discusión del cese el fuego bilateral.

«Cada día que hay conflicto armado aquí en Colombia implica violaciones de derechos humanos, entonces entre más rápido se termine el conflicto, es mejor para la situación de derechos humanos, y este cese el fuego puede ser muy favorable para Colombia», aseguró Howland.

El Gobierno y las Farc acordaron crear esta subcomisión que está conformada por hasta 10 miembros de cada delegación, de los cuales al menos uno será un plenipotenciario.

Pese a que la subcomisión fue instalada formalmente el 22 de agosto de 2014, solo empezará a sesionar a partir de este jueves 5 de marzo.

El propósito de este equipo es avanzar en la discusión de los puntos de cese el fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo, y dejación de las armas «para lo cual estudiará, entre otras cosas, modelos nacionales e internacionales».
Por la delegación del Gobierno participarán cinco altos oficiales activos que estarán bajo la coordinación del mayor general Javier Flórez.

La guerrilla también conformó un equipo denominado «el comando de normalización» del que hacen parte Félix Antonio Muñoz, alias ‘Pastor Álape’, Luis Antonio Losada, alias ‘Calor Antonio Lozada’, y Milton de Jesús Toncel Redondo, alias ‘Joaquín Gómez’.

Los integrantes de esta subcomisión sesionarán para analizar «las experiencias, iniciativas y propuestas que se sugieran desde cada uno de los equipos, o se escuchará a los expertos que las partes hayan propuesto dentro del Plan de trabajo de la subcomisión Técnica», señala el comunicado conjunto número 42.

Esta subcomisión tendrá que elaborar informes periódicos sobre conclusiones y propuestas a la mesa de conversaciones.

El Gobierno y las Farc acordaron que los demás plenipotenciarios de ambas delegaciones podrán asistir a las sesiones de la comisión en cualquier momento, así como los representantes de los países garantes asistirán a cada una de las reuniones.

Además, esta comisión podrá invitar a expertos que serán escogidos por las delegaciones sobre la base de una lista presentada por los países garantes, o de común acuerdo.

En las reglas de funcionamiento, las partes también definieron que «el funcionamiento de la Sub-comisión no deberá interferir en la dinámica de La Mesa de Conversaciones».

La subcomisión técnica deberá trabajar en la revisión y análisis de modelos y buenas prácticas nacionales e internacionales relacionadas con el tema del cese el fuego y de las hostilidades, bilateral y definitivo.

Asimismo, se encargará de estudiar los modelos y buenas prácticas nacionales e internacionales, relacionadas con el tema de la dejación de armas.

Finalmente el Gobierno y las Farc definieron que la subcomisión técnica sesionará durante el tiempo que la mesa de conversaciones considere necesario.