5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los presupuestos de los municipios y departamentos en la mira de la mala política

23 de marzo de 2015

ferney pazLa anterior sin considerar otros vicios que minan la credibilidad electoral que se refieren a la escogencia direccionada de jurados, escrutadores mañosos, computadores alterados, los apagones a determinada hora de la noche de los escrutinios, el mal manejo del famoso formulario E14, en fin el funcionamiento de toda una red infinita de fraude que a la postre tergiversa la voluntad del elector, con el falso convencimiento de que así son las cosas en Colombia, que permite se continué con el poder territorial en cabeza de ciertas castas o grupos que se hacen denominar movimientos políticos.

Para desgracia nuestra el fraude electoral es la peor tragedia social desde el comienzo de la República hasta nuestros días, que ha originado guerras civiles, confrontaciones partidistas, masacres, sobre el supuesto que quienes han detentado el poder por muchas décadas tienen derecho a imponer candidatos, al juego sucio electoral, con el fin de conservar una élite de gobierno.

Los organismos de control deberán estar muy atentos a estas maniobras que se avizoran desde ya para las elecciones del mes de octubre, con  investigaciones sumarias y sanciones drásticas por la autoridad competente para esa clase política que en elección tras elección despliegan toda la capacidad delictiva con el fin de conservar las alcaldías y gobernaciones, de seguir manejando a su antojo los millonarios presupuestos públicos que en buena parte van a parar a los bolsillos de estos dirigentes inescrupulosos, a fundaciones de papel, o en la contratación oficial, en donde se han creado verdaderos carteles de corrupción que vienen permeando a la sociedad colombiana,  imponiendo con severidad el cumplimiento de las normas legales que  amparan al votante, por irrespetarse los derechos ajenos, violación de la ley electoral, judicializando a estos mercaderes de la política local y regional.

No es un secreto que con la escogencia de candidatos de dudoso cuño para las alcaldías y gobernaciones, lo que se pretende es ir detrás del botín de los presupuestos de estos entes territoriales, de las transferencias de la Nación, de las regalías, del control  de la burocracia, de las comisiones en la contratación, ejemplos que campean  a lo largo y ancho de la geografía nacional, no siendo ajeno a este fenómeno el departamento de Caldas con algún funcionario prófugo condenado por la justicia ordinaria, ex gobernantes con investigaciones fiscales, disciplinarias y con cuestionamientos éticos, otros más de regreso sin pudor alguno al panorama político, y en  otras secciones ex servidores públicos que cohonestaron con sectores ilegales atracando los presupuestos oficiales, hasta el punto que se escuchan frases que hieren el sentimiento Nacional, cuando se afirma que las alcaldías y ciertas gobernaciones son mejor negocio que el narcotráfico.

Un llamado para que el certamen del mes de octubre se realice con altura democrática, que la población pueda elegir libremente a sus  voceros, sin presión y constreñimiento alguno, que los partidos políticos ejerzan la autoridad que les otorgan sus estatutos excluyendo a tanto embaucador que  quieren a última hora posar de dirigentes políticos y cívicos, avalando a ciudadanos de trayectoria social, que sólo los anime  trabajar por el desarrollo de las ciudades que gobernarán o de sus respectivas regiones, ajenos a ambiciones sin horizontes y libres de  oscuro pasado, si lo que se pretende es reivindicar la sana política, entendida como el arte de gobernar.

Es de esperarse que este cáncer que afecta cada elección se reduzca utilizando una frase de un ex presidente a la más mínima expresión, lo que no sucederá con el aumento del transfuguismo, esos infectos  cortesanos siempre genuflexos para abordar en zalemas a quién detenta el poder, y a la caza de temporales circunstancias que puedan rentarles beneficios económicos, rogando estar al servicio incondicional de quienes los quieran utilizar, ampliamente conocidos por estas épocas por utilizar reclinatorios hasta obtener beneficios del estado y de los partidos.

De estos híbridos humanos, líbranos.

Adenda: El triste episodio por el que transita la Rama Judicial por culpa de unos pocos, ha puesto en evidencia las luchas de poder entre las diferente Corporaciones, la alta burocracia que allí se maneja y los intercambios de nómina con otras entidades estatales, una odiosa corrupción denunciada que deberá ser investigada a fondo, por cuanto toca  una de las funciones mas loables que puede tener el ser humano, como lo es la de impartir justicia, torpes debates en el Congreso para  descartar una  licencia solicitada, que le sirvió al indiciado para que se aferrara a su cargo de magistrado, la injerencia indebida del Fiscal General, que a pesar de declararse impedido por haber sido contratista con la entidad que supuestamente ofrece un dinero para obtener un fallo de tutela a su favor toma partido en el debate, también beneficiario de   decisiones judiciales, cuando se le consideró el periodo de su cargo como individual, siendo institucional a la luz del ordenamiento jurídico existente al momento de su designación.

Todo un caos se vive en esta Rama del Poder Público, que nos hace pensar sin dilación alguna, que llegó el momento de una reforma estructural que dignifique esa vapuleada Rama, pero con la precisa anotación que no puede ser por la vía del Congreso, por las experiencias   del pasado y los incontables intereses que rodea el trámite de una reforma de esta naturaleza.

Los hechos llevarán el tema al punto inamovible de las Farc, aunque el Gobierno lo niegue, a una Asamblea Nacional Constituyente, como el escenario indicado para abordar la reforma judicial, como lo pretendió en su momento el ex presidente López Michelsen, cuando quiso convocarla  en el año de 1977 para que se encargara de introducirle cambios a la estructura judicial, y de la transformación de la administración regional, departamental y municipal declarada inexequible por la Corte Suprema de Justicia a través de su sala constitucional con ponencia del magistrado José María Velasco Guerrero.

Ojalá el tema Pretelt concluya en algo, con decisión pronta de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, que muchos vaticinan que nada va a pasar, lo mismo que pasará con esta adenda, sin eco alguno, como un simple canto a la bandera, y el ciudadano de a pié seguirá esperando pacientemente que se le fallen sus procesos, represados en los anaqueles de los despachos judiciales.

Es tan grave el panorama judicial, que cobra vigencia la frase lapidaria del cuestionado magistrado Pretelt: “Si yo me voy, nos vamos todos”. y, en verdad ante la desconfianza ciudadana frente a las Corporaciones, esa frase de desespero, puede ser el inicio de una verdadera  transformación de la  justicia colombiana a nivel de las Altas Cortes.

El papa Francisco ha lanzado esta demoledora sentencia: “La corrupción es sucia y la sociedad corrupta apesta”. Y con el perdón del jerarca  de la Iglesia, se le podría agregar: Con mayor razón en la justicia.

Por descanso profesional esta columna reaparecerá Dios mediante el martes 14 de abril de hogaño.

Bogotá, Marzo 24  2015.

Columnas del autor

*La ética no tiene nada que ver con el derecho
*El papel del litigante en la crisis judicial
*Delincuentes de guantes y cuello blanco
*La paz por encima del Derecho?
*Paz integral y no maquillada de esperanza
*Vocación de poder del liberalismo
*La gendarmería o policía rural
*Voces de alarma por los avales.
*La justicia en deuda. Efectos de un paro
*Reflexiones o inflexiones de fin de año
*Quién hace respetar y cumplir la Constitución
*Las promesas electorales
*El desplazamiento forzado: carne de cañón electoral
*No nos llamemos a engaño: el sistema judicial tocó fondo
*¿Un PRI a la colombiana?
*Una sociedad con problemas
*¿Quién mató al general Uribe Uribe?
*Reformas tributarias, tortura china para los atribulados contribuyentes colombianos (I)
*Reformas tributarias – Tortura China para los contribuyentes (II)
*La mala hora de Manizales
*Equilibrio de poderes o más poderes para el Congreso de la República
*¿Monarca o jefe de un partido político?
*Reformar lo que haya que reformar: Santos II
*Cierto es: acercar la justicia a la gente del común. Pero ¿cuándo?
*La ampliación del período presidencial. Se justifica?
*Vuelve y juega. La ampliación de los períodos
*Lo social de derecho. ¿Se aplica?
*El Congreso frente a la sociedad civil
*Derrotar la corrupción: tarea del próximo mandato
*Cuidado con el unanimismo
*La calentura no está en las sábanas, si no en la fiebre del enfermo
*Las otroras ideas liberales
*La puerta giratoria. Vicio para extirpar
*Paz: que el pueblo decida
*¿Justicia Ideologizada?
*El narcotráfico. Fin de un flagelo?
*Avatares de una reelección
*Restauración moral sí. Restauración ética sí.
*Preguntas para los candidatos presidenciales.
*Rescatar la seguridad jurídica
*El derrumbe de la Licorera de Caldas. ¿Quénes responden?
*Un país que ha llegado al estado de anomia
*El 9 de abril: fecha imposible de olvidar
*La mala hora de Buenaventura
*La institucionalidad frente al caso Petro
*La ética en la política: la gran derrotada
*Renovación o la misma harina en diferente costal
*El manoseo de la Constitución Política
*Nubarrones para la pensión de jubilación…
*La inseguridad ciudadana
*El período y forma de elección de los magistrados
*El abstencionismo
*Las trampas electorales.
*El transfuguismo o estafa política
*Justicia: ¿La tenemos?
*Que no se repita la historia
*El tape, tape, tape
*Una confusa exposición de motivos
*La convención liberal frente a la justicia
*Estado, violencia y polarización
*Reforma judicial sí, pero estructural
*¿Quién le pone el cascabel al gato?
*Las listas cerradas VS listas con voto preferente
*Los costos electorales, exorbitantes y ostentosos
*La reelección
*Régimen disciplinario de los partidos
*Indiferencia electoral o ausencia de cultura política
*El control fiscal. Reforma al sistema de postulación
**El referendo. Ventajas y desventajas
*Natalicio del ex presidente López Michelsen. Homenaje liberal
*Adhesiones que incomodan.
*Equilibrio salarial o bonificación preelectoral
*La protesta social.
*Caldas y su elección atípica
*Venimos del ayer y vamos recorriendo un camino
*
La justicia como ideal o la justicia del miedo.
*Como eran amigos de Rolando…
*Hermandad sí, pero sin amenazas
*
Eficiencia judicial vs turismo internacional.
*Inicio de la campaña presidencial
*
Política de consenso y de convivencia para Caldas.
*Sevilla: la del Valle
*La cooptación restringida.
*
El voto y un catálogo de necesidades sociales.
*La igualdad ante la ley. La detención intramural

*Aspirantes a granel. Y los programas?

*9 de abril: magnicidio de Gaitán.
*Las paradojas de la actividad financiera.
*Marcha por la paz y la debida justicia
*Relación periodismo-justicia.
*Colpensiones: una ofensa a la seguridad social
*
Blindar el voto
*Aerocafé: con la cruz a cuestas
*La edad de retiro forzoso en la rama judicial
*Esfuerzo presupuestal del Estado VS eficiencia judicial
*La circunscripción nacional para Senado en Colombia
*
La mal llamada reforma tributaria.
*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial