3 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La investigación científica-Convocatorias Colciencias 2013-2014

18 de marzo de 2015

Desde el año 1991, Colombia ha venido reconociendo sus grupos de investigación pasando de tener 30 grupos,  a tener en el año 2000 un total de 750 grupos reconocidos; de igual manera en el año 2010 se alcanzó un número total de 4.075 grupos clasificados en las diferentes categorías por Colciencias, logrando en el año 2013, consolidar y reconocer casi 15000 grupos de investigación, los cuales fueron registrados en el sistema de ScienTI Colombia.

El pasado 11 de Marzo de 2014 se entregó el resultado preliminar de la Convocatoria 693/2014 realizada por Colciencias a los grupos de investigación e investigadores colombianos. Realizado el  proceso de revisión y análisis de la información registrada en la Plataforma Colciencias ScienTI, en los aplicativos CvLAC (currículos) y GrupLAC (Grupos de Investigación), se informa que se presentaron en total 5.836 registros de Grupos de Investigación  avalados por las diferentes instituciones, de los cuales 3.775 fueron reconocidos y categorizados oficialmente como Grupo de Investigación, Desarrollo Tecnológico o de Innovación, los cuales cumplieron con las condiciones establecidas para su reconocimiento. Los resultados de la convocatoria 2014, de acuerdo  con las categorías son los siguientes: Grupos (A1): 260; Grupos (A): 356; Grupos (B): 716; Grupos (C): 1.403 y Grupos (D):1040; estos grupos se encuentran distribuidos de acuerdo a las diferentes  áreas del conocimiento.

Para destacar la participación de la Universidad Nacional de Colombia, que en los informes preliminares, alcanzó que 483 de sus Grupos de Investigación obtuvieran reconocimiento, equivalentes al 12,7 % del total de los Grupos reconocidos en Colombia y categorizados por Colciencias, que la ubican como la entidad líder en investigación. Otros datos indican por ejemplo que la UTP categorizó un total de (67) Grupos de Investigación en las diferentes categorías que la ubican indiscutiblemente como la institución líder en esta actividad en el eje cafetero;  la Universidad de Caldas alcanzó (47) Grupos, un 27% menos Grupos que su vecina la Tecnológica de Pereira; la novicia Universidad de Pamplona alcanzó el significativo número de (36) Grupos de Investigación categorizados por Colciencias.

Esta escalafón elaborado por Colciencias, que se asemeja a un ranking de investigación para las IES en Colombia, es análogo en sus resultados con el recientemente promulgado, Ranking de Scimago para Colombia en su versión 2015, el cual mide el nivel de investigación científica, innovación y presencia web que realizan las distintas instituciones y centros, tanto públicos como privados en el mundo, incluyendo en cada versión nuevas categorías e indicadores; el Ranking Scimago ratifica el importante liderazgo de la Universidad Nacional. Se observa de esta clasificación que a nivel Colombia aparecen en los quince primeros sitiales, seis (6) universidades privadas y nueve públicas (9), a saber y en orden descendente:

1. Universidad Nacional de Colombia  2. Universidad de Antioquia  3. Universidad de los Andes 4. Universidad del Valle   5. Universidad Javeriana   6. UIS    7. Rosario
8. Pontificia Bolivariana   9. Universidad del Norte  10. Universidad de Cartagena       11. U. Distrital Francisco José de Caldas (no Acreditada Institucionalmente)               12. Universidad Tecnológica de Pereira (UTP)  13. EAFIT 14. UNICALDAS, y la  Universidad del Cauca, en la posición quince (15.)

Otras instituciones clasificadas: Universidad del Quindío ocupa la posición (21) y la Universidad de Pamplona el puesto (29); estas entidades muestran importantes avances. Se resalta igualmente la clasificación alcanzada por La Fundación Universitaria San Martin (FUSM), entidad que aparece en el puesto (54) por encima de varias IES colombianas que se encuentran Acreditadas, lo que es contradictorio con sus problemas actuales y  las decisiones administrativas que viene tomando el MEN. En este mismo ranking, se presentan resultados de las mejores universidades de Iberoamérica 2015, cuya lista es encabezada por la Universidad de Sao Paulo, seguida de la Universidad de Lisboa y posteriormente la Universidad Nacional Autónoma de México.

Nuevamente analizando el escalafón de Colciencias se observa con complacencia que desde la convocatoria Nro. 640/2013, por la cual esta entidad realizó el proceso de revisión y análisis de la información registrada en la Plataforma ScienTI- Colombia para   Grupos de Investigación, se ha notado un importante esfuerzo de esa entidad a fin de garantizar una mayor rigurosidad en la calidad de Grupos de Investigaciones así como de procurar mayor responsabilidad de los mismos; desafortunadamente había hecho carrera en años anteriores una política de crecimiento desmedido del número de Grupos de Investigación categorizados por Colciencias, sin los requisitos mínimos de calidad, que ha tenido efectos inconvenientes para el sistema y es a todas luces demagógica y populista, política que ha sido cuestionada por los sectores más sobresalientes entre científicos, investigadores y académicos, que conciben que esa Institución se encuentra politizada, burocratizada y reducida en sus presupuestos a su mínima expresión; por fortuna está equivocada política  no podían seguir engañando a los  colombianos, con unos niveles investigativos y científicos inexistentes y sobrevalorados, que en nada  favorecen las realidades  y el  desarrollo científico nacional.

Observemos algunos aspectos de la evolución del sistema de investigaciones Colciencias; de los 14.760 registros de Grupos de Investigación que tenía el sistema ScienTI- Colombia en el año 2013, en la Convocatoria de ese año solamente 8.993 contaron con aval institucional; de los registros avalados, sólo 4.219 fueron reconocidos como Grupos de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación, acorde con los criterios y estrategias definidos en esta esa Convocatoria, lo que hizo más riguroso el criterio, los productos  y los requisitos que deben cumplir los diferentes Grupos y los Investigadores, alcanzando una reducción que es significativa; de Igual manera, de acuerdo a la Convocatoria 693/2014-15, el número de Grupos reconocidos se reducen nuevamente a 3775, casi un 10% menos frente a el número de Grupos reconocidos en el año anterior. Se resalta que a partir de estas Convocatorias 2013-2014, se han constituido  derroteros fundamentales de una nueva etapa para  Colciencias y la investigación científica, y significan una muestra de sensatez y de las intenciones por tener un sistema científico más serio y responsable.

A pesar de los anteriores avances en los dos últimos años, se debe indicar que más allá de las imperfecciones y críticas del nuevo sistema y de los ajustes futuros que se deben presentar, este es un paso importante para avanzar responsablemente en la  cualificación de la investigación científica en Colombia. Se resalta que como producto de estas inconsistencias en la reciente Convocatoria/2014, (123) grupos de investigación de las áreas de las Artes,  Ciencias Humanas y Sociales, no participaron del proceso por diferencias de fondo, que conllevan importantes críticas a las metodologías y a los complicados instrumentos del modelo de medición de la productividad investigativa, circunstancia que debe llamar a la concertación de las diferencias entre Colciencias y los propios investigadores, que proponer formatos y procedimientos que hagan más amigable  y eficiente las nuevas Convocatorias.

La discusión sobre escalafones y ranking del sistema universitario sigue en el orden del día, como lo plantea el mismo Observatorio de la Universidad Colombiana al señalar que: “todo ejercicio de ranking — de calificación y de jerarquización — ya sea de productos, de instituciones, de ciudades o de países se basa en una opción metodológica sobre los indicadores y sus ponderaciones o pesos relativos. Puede afirmarse entonces que todo ranking es relativamente ‘arbitrario’ porque conlleva sesgos analíticos particulares”. Sin embargo este tipo de clasificaciones se convierten en referentes obligados que denotan  nuestras debilidades y fortalezas en el contexto nacional e internacional, lo cual se convierte en un gran reto y referente obligado para todo el sistema universitario colombiano y, en particular, para nuestras universidades regionales; en todo caso y a pesar de las diferentes interpretaciones y las dudas que se puedan generar, estos documentos tiene importante  significado y su interpretación y análisis debe permitir y comparar el grado de desarrollo de las diferentes instituciones en los aspectos de su investigación científica y tecnológica, en el propósito de determinar su  competitividad, pertinencia y grados de calidad, con los que están desarrollando sus diferentes actividades, proyectos y programas.

Para finalizar y en el propósito de tener una reflexión final sobre la calidad de los procesos y el papel que cumplen nuestras universidades, revisemos el documento The Times Education Word University Ranking en su última versión (2014), en el cual aparecen nuevamente en los primeros lugares las Universidad de Harvard, Cambridge y Oxford; sólo una universidad de América Latina aparece entre las 100 primeras, la Universidad Nacional Autónoma de México; la primera y única institución colombiana entre las primeras 400 es la Universidad de los Andes, en el rango 251 a 275. En consecuencia la tarea sigue pendiente y es mucho lo que nos queda por hacer al gobierno nacional, a Directivas de las IES y a los propios miembros de las comunidades universitarias.

Pereira, Marzo 20 de 2015