1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Familiares del general retirado Arturo Camelo entre las víctimas mortales del ataque en Túnez

18 de marzo de 2015
18 de marzo de 2015

ataque en tunez

Esposa e hijo del general (r) José Arturo Camelo, entre los 19 muertos por ataque en museo.

José Arturo Camelo, decano de la Facultad de Derecho de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba, es una de las víctimas.

Miriam Martínez de Camelo y Javier Camelo Martínez, esposa e hijo del general retirado José Arturo Camelo, decano de la Facultad de Derecho de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba, son los dos colombianos que fallecieron este miércoles en el ataque terrorista al museo de Bardo, en la capital de Túnez.

En el ataque fallecieron en total 19 personas, 17 de ellos turistas, y 42 más resultaron heridas.

El general Camelo confirmó en ‘Blu Radio’ que junto a su familia formaba parte de un grupo de cuarenta turistas hispanohablantes que realizaban un crucero por el mar Mediterráneo y que había partido de Italia.

En el citado grupo había dos colombianos más, diez mexicanos, cuatro argentinos, cuatro brasileños y el resto eran españoles, informó el guía del grupo, Wasel Busid.

Lo colombianos fallecidos son el hijo y la esposa del general en retiro Arturo Camelo, quien fue director de Justicia Penal Militar. Además se desempeñó durante 31 años como Oficial General de Reserva Activa del Ejército colombiano y entre 2002 y 2004 fue director ejecutivo Justicia Militar.

El general retirado es decano de la Facultad de Derecho de la Escuela Militar de Cadetes General “José María Córdova” y desde 2007 ejerce como fiscal consejero de la Asociación Internacional de Justicias Militares.

Se conoció que la familia había realizado un tour a ese país y planeaban regresar a Colombia en los próximos días.

Comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores

El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, expresa sus más sentidas condolencias a los familiares y amigos de los dos colombianos que perdieron la vida en las últimas horas en Túnez en un ataque terrorista registrado en inmediaciones del Museo del Bardo. Las víctimas son una madre y su hijo quienes se encontraban junto con su esposo (y padre), de turismo en ese país.

Desde el momento en que la Cancillería conoció esta noticia estableció contacto directo con el colombiano sobreviviente. A través de la Dirección de Asuntos Consulares del Ministerio, y de los representantes de nuestras Embajadas en Argelia y España, la Cancillería ha estado en permanente contacto con el sobreviviente y con sus familiares brindando la asistencia que requieran.

En las próximas horas funcionarios de la Embajada de Colombia en Argelia, cuya sección consular tiene la circunscripción para Túnez, viajarán a dicho país para encargarse del proceso de repatriación de los cuerpos de las víctimas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia condena y rechaza enérgicamente este atentado en el que fueron asesinados, además de nuestros dos connacionales, quince turistas más. Extendemos nuestros sentimientos de condolencias al Gobierno Tunecino, así como a todos los países con nacionales entre las víctimas. Colombia manifiesta su firme compromiso con el respeto de los derechos humanos y, en ese sentido, reitera su más categórico rechazo los actos terroristas  y de  violencia.
Según un reporte entregado por el primer ministro, Habid Essid, el saldo del frustrado ataque contra el parlamento tunecino dejó 19 muertos, entre ellos 17 turistas extranjeros y un policía y un ciudadano local. Entre los 17 turistas fallecidos hay ciudadanos de nacionalidad española, polaca, italiana y alemana que se encontraban de visita en el centro de la ciudad de Túnez, capital de la república Tunecina.
El objetivo de los terroristas, al parecer yidahistas de la región de Kasserine sobre cuya suerte no se entregó información, era tomarse el parlamento, pero fueron descubiertos por guardias de seguridad de esa entidad y se desató un tiroteo, en desarrollo del cual los sujetos en su huida se refugiaron en el museo del Bardo, ubicado en sus inmediaciones, donde mataron a 14 turistas y tomaron como rehenes a otros.
Según fuentes del Gobierno, la guardia de Seguridad de la Asamblea se dio cuenta de que los tres hombres uniformados no portaban armas reglamentarias y cuando procedían a deternos, esgrimieron armas y dispararon.
En el momento del intento de asalto, varias comisiones parlamentarias se encontraban reunidas y en una de ellas sesionaba con el Ministro de Justicia, informaron fuentes parlamentarias.
Tras el primer tiroteo, todos los diputados y otras personas que se encontraban en el interior del edificio fueron evacuados a una misma sala, mientras las Fuerzas de Seguridad y el Ejército activaban el dispositivo para contrarrestar la acción terrorista.
A mediados de febrero, cuatro agentes de la Guardia Nacional de Túnez murieron en un ataque de presuntos yihadistas en la región de Kaserine, considerada uno de los feudos de células islamistas radicales afines al grupo Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y a la rama norteafricana del Estado Islámico.

Tres latinoamericanos entre víctimas de ataque mortal Túnez

Este miércoles, la capital de Túnez fue escenario de un mortal ataque terrorista en el que fallecieron al menos 22 personas. Entre las víctimas se encuentran tres latinoamericanos: dos colombianos y un brasileño. Ocho mexicanos y cuatro argentinos, que también estaban presentes en el momento del tiroteo, lograron salir ilesos.
“En ese grupo había ocho mexicanos, cuatro argentinos, cuatro colombianos y cuatro brasileños”
Los dos colombianos y el brasileño fallecidos formaban parte de un grupo de 40 turistas hispanohablantes que realizaban un crucero por el mar Mediterráneo. En ese grupo había ocho mexicanos, cuatro argentinos, cuatro colombianos, cuatro brasileños y el resto eran españoles, según informó a la agencia Efe el guía del grupo, Wasel Busid.
Según Busid, al salir del autobús en el que se desplazaban por la capital tunecina, un joven de unos 22 años abrió fuego con una metralleta y mató a siete personas. Luego, otros atacantes retuvieron al resto de los turistas como rehenes y se atrincheraron en el jardín que une el Museo del Bardo y el Parlamento.