1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Analac pedirá revisar fórmula del precio base del pago de la leche al productor

8 de marzo de 2015
8 de marzo de 2015

 

Dicha solicitud se sustenta en la inconformidad del gremio de ganaderos productores de leche, luego de conocerse el anuncio de que dicha fórmula solo da para “mantener estable el precio” base del litro de leche que se paga al productor durante un año.

No tiene sentido entonces, afirman los ganaderos afiliados a Analac, “que mientras los costos van en ascenso y lo más seguro es que sigan así a lo largo del 2015, el precio no se reajuste, por lo menos para equilibrar las cargas y que tenga que ser el productor quién asuma la diferencia en detrimento de su propio patrimonio”.

Además, como puede observarse en el gráfico Uno, el precio pagado al productor de leche en términos constantes ya desde 2008 refleja una pérdida real acumulada para el productor, con reajustes inferiores a la inflación.

Lo anterior indica que ha llegado el momento de definir instrumentos que propendan por garantizar el ingreso al productor; acorde con sus costos de producción.

Debe tenerse en cuenta igualmente, el doble efecto que tiene el comportamiento de la tasa de cambio sobre la producción de leche; por un lado, un dólar bajo, pone en riesgo la actividad, haciendo atractivo a la industria sustituir las compras nacionales por producto extranjero a un precio menor; y por otro, un dólar alto, impacta directamente la canasta de costos, al incrementarse el precio de insumos indispensables para la producción, tales como los concentrados, abonos, fertilizantes y los medicamentos.

A lo cual se suma a la alta dependencia de la industria de agroquímicos y de balanceados de importar materias primas para la fabricación de dichos productos.

 

En este sentido, Analac propone que se estudien mecanismos de coberturas sobre la tasa de cambio, de modo que se posibilite al Productor sortear sus dificultades frente a las variaciones del mercado global.

Asimismo, reitera que es necesario analizar la forma como se ha venido apliando la diferencia, entre el precio que se le paga al ganadero por un litro de leche fresca y el precio que paga el consumidor en los supermercados por un litro de leche pasteurizada.

Recuérdese que en 1999 operaba el sistema denominado 70/30, el cual consistía en el pago de un precio mínimo al productor equivalente al 70 por ciento del precio de venta al consumidor final de leche pasteurizada.

Pero hoy en día, los cálculos indican que esa tendencia se ha revertido en contra de los productores, con una participación aproximada de apenas el 48 por ciento aproximadamente, sobre el precio final al consumidor.

En consecuencia, Analac solicita que si la formula existente, según lo dispuesto en la Resolución 017 de 2012, no refleja la realidad de los hechos y más bien se presta para perjudicar al productor de leche, debe modificarse cuanto antes.

El Nuevo Día