2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Minas anti persona han causado más de 11.000 víctimas desde 1990

5 de marzo de 2015
5 de marzo de 2015

 

En su visita oficial a la localidad de Cocorná, en el departamento de Antioquia, el general Colón afirmó que el programa que dirige tiene un plan de acción rápida para atender las necesidades de las poblaciones que sufren el flagelo de las minas.

“También tenemos un plan de más largo plazo, que es lograr que el país esté libre de minas antes del año 2021, que es la fecha para la cual Colombia firmó un acuerdo que obliga al Estado a que el territorio esté libre de minas”, manifestó el general Colón.

Para el general Colón, el problema de las minas es de gran magnitud y por eso son bienvenidas “todas las organizaciones que puedan ayudar en este propósito, de las cuales hay cinco extranjeras que ya solicitaron la acreditación ante el Gobierno colombiano para participar en el desminado”, afirmó.

Sin embargo, Organizaciones Humanitarias internacionales estiman que Colombia tardará décadas en erradicar las minas antipersona que ha dejado más de medio siglo de conflicto armado, porque en muchos casos no existen mapas de los lugares donde fueron enterradas o porque quienes las instalaron ya murieron.

El general Colón afirmó que si se firma el fin del conflicto con la guerrilla de las FARC en las negociaciones de paz, el país debe estar preparado para liberar de minas territorios a los que regresen campesinos víctimas de la guerra.

Por su parte, el presidente del Grupo de Apoyo a la Acción contra las Minas, Yoshifumi Okamura, se mostró confiado en que Colombia se librará de las minas antipersona, y en ese sentido señaló que lo más importante es que el Gobierno y las FARC puedan alcanzar un acuerdo de paz.

“Por supuesto estamos convencidos que con la voluntad del Gobierno y de la gente en Colombia van a poder salir del problema (de las minas antipersonal) pero lo más importante es alcanzar el acuerdo de paz”, dijo el diplomático.

A lo anterior, el diplomático japonés agregó que “el desminado es muy importante para la construcción de paz porque es el primer paso para la reconstrucción social”, agregó el diplomático que alentó al país para que siga en ese esfuerzo “para poder llegar a su liberación de minas y a la paz”.

La delegación internacional, de la cual hacen parte también otros 15 diplomáticos extranjeros acreditados ante las Naciones Unidas y representantes de organismos internacionales, visitará mañana la localidad de Carmen de Viboral, también en Antioquia, donde asistirá a otro ejercicio de desminado.