25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Código General Disciplinario al “tablero” en la ciudad de Pasto

5 de marzo de 2015
5 de marzo de 2015

 

El foro se adelantará desde las 8 de la mañana en las instalaciones de la Universidad Mariana en la capital nariñense, con la presencia del Procurador General de la Nación Alejandro Ordoñez,  Magistrados, Jueces, Fiscales, Procuradores Judiciales y funcionarios públicos del occidente colombiano.

El senador Eduardo Enríquez Maya (partido conservador) ponente de la iniciativa recordó que el Código General Disciplinario introduce cambios y ajustes que optimizan la función disciplinaria en el país y fortalece la lucha contra la corrupción, al tiempo que sale al paso  a la ineficiencia administrativa.

El proyecto de ley –que ya hizo su curso en el senado y pasa a cámara- fue presentado por la Procuraduría General de la Nación – estable una serie de  sanciones a funcionarios que incurren en irregularidades en el marco de sus responsabilidades en la administración pública, la marcha del Estado y el cumplimiento de la ley, de acuerdo de sus competencias.

El proyecto de ley que fue aprobado en la comisión primera y la plenaria del senado en la plenaria del senado tiene como ponente coordinador al legislador Eduardo Enríquez Maya (coordinador) y con el acompañamiento de los  senadores, Juan Manuel Galán (partido liberal), Claudia López (partido Verde), Germán Varón (Cambio Radical), Jaime Amín (Centro Democrático), Manuel Enríquez Rosero (partido de la U) Doris Vega (Opción Ciudadana) y Alexander López (Polo Democrático).

La iniciativa hace ajuste al concepto de dolo y culpa, al tiempo que mantiene severas sanciones de inhabilidad entre 10 y 20 años a los funcionarios públicos en Colombia, además de la destitución del cargo.

En palabras del senador Enríquez Maya –el proyecto de ley discutido en la Cámara de Representantes-  introduce cambios y ajustes que optimicen la función disciplinaria en el país y fortalece la lucha contra la corrupción y la ineficiencia administrativa.

Entre las novedades del proyecto sobresalen la reorganización y complementación de los principios mínimos del derecho disciplinario, la definición de los conceptos de dolo y culpa en materia disciplinaria y el ajuste y la clarificación de la prescripción.

La iniciativa, se ocupa también de organizar la mayoría de los comportamientos que el legislador considera como faltas gravísimas e introduce algunas que no habían sido antes consideradas. En materia de sanciones, introduce cambios en los límites.

El proyecto de ley fue consensuado por una comisión conformada por la Procuraduría General de la Nación, el Consejo Superior de la Judicatura, el Consejo de Estado, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Justicia, la Personería de Bogotá, el Colegio de Abogados en Derecho Disciplinario y el Instituto Colombiano de Derecho Disciplinario, en medio de una amplia discusión en la Comisión Primera del Senado,.

El derecho disciplinario está en la agenda pública de Colombia, a partir del caso del alcalde Gustavo Petro en Bogotá y el del ex burgomaestre de la ciudad de Medellín, Alonso Salazar, a quien el Consejo de Estado le levantó la sanción de inhabilidad por 11 años que le había aplicado la Procuraduría por supuestamente haber participado en política.

Desde enero pasado, el Procurador General había anticipado su intención de presentar un proyecto de ley para reformar el Código General Disciplinario, al aceptar que tiene muchas falencias la Ley 734 de 2002.

Una de las novedades que presenta la iniciativa de ley estatutaria es que define de forma taxativa la falta disciplinaria, y, por lo tanto, indica que da lugar a la imposición de la sanción disciplinaria correspondiente, la incursión en cualquiera de las conductas previstas en este código que conlleven incumplimiento de deberes, extralimitación en el ejercicio de derechos y funciones, prohibiciones y violación del régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses, sin estar amparado por cualquiera de las causales de exclusión de responsabilidad contempladas en esta ley.

Además, el proyecto de reforma mantiene la clasificación que hace la Ley 734 de las faltas disciplinarias, que son 1. Gravísimas. 2. Graves. 3. Leves.

Igualmente, el proyecto conserva ocho de los criterios para determinar la gravedad o la levedad de la falta que comete un funcionario, solo eliminando del actual Código el numeral que señala que «la realización típica de una falta objetivamente gravísima cometida con culpa grave, será considerada falta grave».

En cuanto a las clases y límites de las sanciones disciplinarias el proyecto establece que el servidor público está sometido a las siguientes sanciones: 1. Destitución e inhabilidad general de 10 a 20 años para las faltas gravísimas dolosas. 2. Destitución e inhabilidad general de 3 a 10 años para las faltas gravísimas realizadas con culpa gravísima. 3. Suspensión en el ejercicio del cargo de 3 meses a 2 años e inhabilidad especial hasta por el mismo término para las faltas gravísimas realizadas con culpa grave. 4. Suspensión en el ejercicio del cargo de 3 a 18 meses e inhabilidad especial hasta por el mismo término para las faltas graves dolosas. 5. Suspensión en el ejercicio del cargo de uno a 12 meses para las faltas graves culposas. 6. Multa de 20 a 90 días de salario básico devengado para la época de los hechos para las faltas leves dolosas. 7. Multa de 5 a 20 días de salario básico devengado para la época de los hechos para las faltas leves culposas. 8. La inhabilidad será permanente cuando la falta afecte el patrimonio económico del Estado.

En resumen, desde la ciudad de Pasto, este 6 de marzo, la Comisión Primera del Senado recibirá recomendaciones y comentarios al contenido del proyecto de ley del Código General Disciplinario, con el propósito para que sean tenidas en cuenta en la Cámara de Representantes, una vez se inicien las sesiones ordinarias.