26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Realidad de la educación reafirma la necesidad de aprobar una ley estatutaria: senador Senen Niño

4 de marzo de 2015
4 de marzo de 2015

 

El encuentro de la comunidad académica se dio en desarrollo del «Foro por el Fortalecimiento de la Educación Superior» promovido por el senador del Polo Democrático y presidente del Comité Nacional por el Derecho a la Educación en Colombia, Senén Niño Avendaño.

El Congresista, que afínales de 2014 promovió los debates y discusiones del proyecto de ley 1740 fue claro y enfático en manifestar su oposición, a nombre de su partido, a la iniciativa presidencial radicada con mensaje de urgencia, recalcó que «a través de esta ley se vulnera y se atenta contra el principio constitucional de autonomía universitaria».

«Esta ley pretende que una visión eminentemente de contaduría, administrativista y economicista, califique lo que se considera calidad de la educación», sostuvo el Senador.

Señaló además que el Ministerio de Educación Nacional ha convertido a sus funcionarios en jueces de las universidades y no tienen una concepción humanista de la educación.

Con relación a los postulados sobre educación que están contenidos dentro del PND, el legislador señaló que observa con asombro la manera en cómo se demerita la importancia de este pilar fundamental dentro del plan al coincidir en el tema de educación solo 6 de 206 artículos que lo conforman, y que sus contenidos, a su parecer, no son cruciales.

«Se nota la ausencia del propósito del Gobierno de hacer de la educación lo que debe ser, un derecho fundamental, de garantizar la gratuidad y una verdadera calidad de la educación pública en Colombia. El Plan Nacional de Desarrollo realmente no beneficia a la educación en el país», afirmó Niño Avendaño.

Para el congresista toda esta realidad que vive la educación en Colombia reafirma la necesidad de aprobar una ley estatutaria de la educación, que la eleve a rango de derecho fundamental pero que además permita adoptar decisiones pertinentes para que la educación pública sea gratuita desde el preescolar hasta la universidad.

«Necesitamos entonces que exista la garantía desde el Estado de que los niños reciben útiles escolares, salud, nutrición, alimentación, transporte escolar, tal como lo están haciendo por lo menos el 90% de los países de América Latina y ante lo que Colombia debe ponerse a la par», aseguró.

Con relación al compromiso y responsabilidad del Gobierno Nacional frente a la educación, el legislador afirmó que se hace necesario obligarlo a que «asuma con responsabilidad la adopción de políticas educativas que conlleven a este propósito».

Añadió que desde los padres de familia, campesinos, afrodescendientes, desde las organizaciones políticas, se debería iniciar una gran cruzada para presionar al Estado y al Gobierno para que desde el Congreso de la República se adopten verdaderas reformas.

En este mismo sentido, uno de los participantes de la mesa técnica, el académico Sergio de Zubiría Samper, destacó tres aspectos a los que calificó como «sorpresas» dentro del PND, una de ellas, explicó, es que se habla en nombre de la educación pero no se habla de ella, la segunda que va relacionada con la transformación radical del sistema educativo de la que se habla en el plan de la cual dijo no era profunda y una «tercera perplejidad que alarma, es el diagnóstico de la calidad educativa. Esta solo se reduce al señalamiento de la fragmentación de la jornada educativa, pocos incentivos a la profesión docente, insuficiente infraestructura, reducción del acceso en las zonas rurales y deficiente calidad. Decir que aquí está la etiología de la crisis es casi falsa conciencia, ideología o por lo menos falta de discurso pedagógico».

El foro, que tuvo lugar en el Salón de la Constitución del Capitolio Nacional, también participaron representantes de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (Mane), Central Unitaria de Trabajadores (CUT), agremiaciones sindicales, docentes, entre otros.