8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

3 de marzo de 2015
3 de marzo de 2015

papa francisco

El columnista de ‘La Patria’ le dirigió a su colega el siguiente mensaje, que enriquece el anecdotario del muy respetable clero caldense:   

Excelente tu columna sobre los tocayos de Su Santidad. Te faltó el padre Francisco Londoño Botero, el Padre Pacho, una valiosa personalidad, de gran sentido del humor y un maravilloso orador sagrado. Fue cura en Circasia cuando yo era niño; en La Dorada y Santa Rosa y terminó su vida como párroco de la Catedral, en Manizales. Antes de la fiesta de la Ascensión del Señor le dijo a un sacerdote amigo suyo: tengo ganas de irme con el Señor; y esa semana murió. Su paso por Circasia fue muy importante, porque su antecesor era muy godo y ese pueblo ha sido de librepensadores, lo que radicalizó las posiciones. El Padre Pacho se hizo amigo de los liberales y hasta puso a algunos a ir a misa, como a mi papá. Y en vez de perseguir a las prostitutas hizo unas casas para gente pobre y una escuela en la zona de tolerancia, lo que le cambió la cara al sector. En La Dorada se dedicó a legalizar uniones libres. Y en Santa Rosa a pelear con las beatas. Fue todo un personaje. Cordial saludo, José Jaramillo Mejía.

Nerviosismo laboral en Caracol

Los empleados sobrevivientes de la cadena Caracol trabajan de pelo parado por culpa de los rumores que giran alrededor de la inestabilidad laboral predominante en la empresa.

Cada mañana, al iniciarse la faena, circula el runrún del nuevo día. El más reciente dice que van salir otros 60 trabajadores de la que antes fue la Gran Compañía.

Los despidos masivos, puestos en práctica hace más de 15 años, obedecen a las dificultades financieras que afronta el Grupo español Prisa, el dueño de la cadena radial.

De todas las redes radiales que posee Prisa en el mundo, la única que factura bien y resulta rentable es Caracol, la cadena con más de sesenta años de vida.

Condecoración inmerecida

Paradojas de la política: cuando Alvaro  Uribe era presidente condecoró a Jesús de Polanco Gutiérrez, el dueño del referido conglomerado español, porque generaba empleo en gran escala, en Colombia.

Falso: El día que el magnate peninsular recibió la inmerecida medalla, en la Casa de Nariño, la cadena Caracol completaba 400 despidos de trabajadores, sin causa justa.