2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Una buena tanda de chistes de gallegos

13 de enero de 2015

 

– Porque les han dicho que es bueno para la circulación.

¿Cómo reconoces a un gallego en un salón de clases?

– Es el único que cuando el maestro borra el pizarrón, él borra su cuaderno.

¿Por qué los gallegos hacen las ventanas redondas?

– Para que entre el sol.

¿Qué sale de cruzar un gallego y una pecosa?

– Un dado.

¿Por qué los gallegos usan boina?

– Porque es «funda-mental» .

¿Qué son un par de adoquines en la mesa de luz de un gallego?

– Una foto familiar.

¿Por qué los gallegos se tapan los ojos cuando se ponen crema?

– Porque dice «Nivea».

¿Qué hace una gallega tirándose del balcón de un octavo piso con las piernas abiertas?

– Está probando las nuevas toallitas femeninas con alas protectoras.

¿Por qué un gallego se abanica con un serrucho?

– Porque le dijeron que el aire de la sierra es más sano.

¿Por qué los gallegos ponen hielo sobre el televisor?

– Porque de este modo creen que pueden congelar la imagen.

¿Por qué los gallegos ponen escaleras a la orilla del mar?

– Para que suba la marea.

¿Qué hace un gallego corriendo alrededor de una Universidad?

– Una carrera universitaria.

¿Dónde anotan los gallegos a sus hijos recién nacidos?

– En ingresos brutos.

¿Por qué un gallego miraba fijamente el tetrabrick del jugo?

– Porque tenía escrito «Concentrado» .

¿Para qué llega un gallego a una librería y pide un sobre redondo?

– Para enviar una circular.

¿Cuál es la única flor que no se da en Galicia?

– El pensamiento.

Un gallego camina por el Sahara en traje de baño. Un beduino lo mira asombrado y el gallego le dice:

– Voy a ir a nadar.

– ¡Pero si el océano está a mil trescientos kilómetros de aquí!

– Joder, pero qué playa tan grande!

La rubia pasa un semáforo en rojo y la detiene un policía gallego:

– Lo siento, oficial, es que soy daltónica.

– ¿Pero usted cree, que soy tonto? ¿Me quiere hacer creer que no hay semáforos en Daltonia?

Tolón Tilín

Dos chispazos para el remate:

1) En un pueblo gallego aparece despampanante modelo parecida a Angelina Jolie en un Rolls-Royce. Se detiene en la plaza y le dice a uno:

– Tú…, ven conmigo…

Manolo sube y parten. Al rato vuelve el Manolo solo, conduciendo el Rolls.

– ¡Manolo, cuéntanos que ha pasao!

– Pues nada, que hemos ido al molino, nos hemos bajao del coche, la muchacha se ha quitao la ropa y me ha dicho: «Toma de mí lo que quieras»… ¡Así que me he traído el

automóvil!

– ¡Y lo bien que has hecho! ¿Para qué quieres tú la ropa si no tienes hermanas?

2) Dos gallegos se encuentran en la calle con una temperatura de 40 grados.

– Pero tío, ¿cómo vas tan abrigado con este calor?

– ¡Prescripción médica hombre: «mucha agua y «sobretodo» en verano!»