4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se abre el telón de la Feria de Manizales

2 de enero de 2015
2 de enero de 2015

Lo que más recuerdo es que cuando estuve como enviado especial del diario La República y de la agencia de noticias United Press International (UPI) titulé de esta misma manera, la nota de la época, con una gran diferencia, Manizales era más pequeño, no tenía la cara de gran ciudad como en estos momentos y se veía más como un centro de estudios en donde iban estudiantes de las diferentes regiones del país.

feriaHoy la Perla del Ruiz es otra cosa, es una ciudad en progreso y lo único que no cambia es el don de gentes de sus habitantes y de verdad como dice un adagio popular, lo difícil es que quien llegue a Colombia no se quiera quedar, y eso pasa en Manizales en donde las mujeres bonitas, el aseo de la ciudad y la cultura es lo que predomina y hace sentir a sus habitantes bastante bien.

La estructura hotelera ha crecido y se cuenta con grandes centros de atracción y escenarios deportivos, además de una plaza de toros legendaria en donde se han hecho las mejores corridas de toros, que han trascendido no solo nacional sino internacionalmente.

Manizales ya está lista para recibir a sus visitantes y es como pudimos darnos cuenta que la mayoría de habitaciones de los hoteles ya están vendidas, pero no es nada nuevo que en esta ciudad enclavada en la gran montaña las diferentes familias abren sus puertas para dar alojamiento a quienes llegan, no cumpliéndose allí lo que dijera Celia Cruz entre comillas que no había cama para tanta gente.

La ciudad ha progresado, se nota que se hace construcciones día a día y se hacen centros comerciales y conjuntos residenciales de mucho prestigio y el orgullo del manizalita sigue perenne, siempre para mostrar lo mejor y más valioso de su tierra.

Las reinas, los toreros, los artistas más destacados del mundo se darán cita en esta semana de ferias, que estará presidido por ese himno glorioso como es el pasodoble Feria de Manizales.

La mesa ya está servida, no falta sino que lleguen los invitados y se inicie la gran fiesta cultural, taurina, artística y popular más importante de Colombia en los primeros días del año.

La ciudad está muy bien vestida y los anfitriones esperando por quienes lleguen.

Hay algunos centros de atracción que llaman la atención, donde quedaba el parque Olaya Herrera, unas cuadras arriba de la Plaza de Toros y otras tantas abajo del Conservatorio de Caldas acaban de inaugurar la gran novedad de la temporada: el Parque de las Aguas.
No cabe sino decir que después del primero de enero habrá un día de pausa y se inicia la fiesta grande en la Manizales del Alma.

Seguridad para propios y visitantes

La Policía de Caldas  ha tenido en cuenta adelantar un gran trabajo para ofrecer seguridad, tanto a los propios como a los visitantes en esta época de fin de año y en especial en la Feria de Manizales.

El comandante de la Policía Metropolitana de Manizales, coronel Mario Guerrero dijo que están preparados para ofrecer seguridad en los hoteles, en los escenarios deportivos y donde se hagan espectáculos públicos y que se espera erradicar la violencia principalmente de robos callejeros y riñas menores no solo en la ciudad sino en toda el área metropolitana.

Según el oficial, a partir del 2 de enero llega un buen grupo de oficiales y policías de apoyo para esta gran tarea, porque habrá unidades especiales para cuidar a las reinas, a los toreros y a los  personajes importantes que visiten a la ciudad con motivo del evento ferial.

Están invitados a la “Olla de Aurelio”

olla de aurelioEn las diferentes regiones y ciudades hay lugares predilectos para la buena comida y que son tan populares que no es necesario ni siquiera dar la dirección de donde están ubicados, y eso es lo que está pasando en la ciudad de Manizales con la Olla de Aurelio, un lugar típico por excelencia en donde su propietario, un hombre de Filadelfia, Caldas ha impuesto su estilo y el nombre al sitio.

Allí los comensales encuentran desde una buena sobrebarriga, unas albóndigas, una lengua en salsa, un buen sancocho montañero y otras delicias en el transcurso del día de lunes a domingo, porque solo se descansa el 25 y el 1 de enero.

Es un lugar obligado, donde se puede pedir lo que se desee y se cuenta con una excelente atención, de parte de sus propietarios, empleados y familia, porque es un negocio de familia y destacamos esta nota no como publicidad sino como una recomendación a propios y extraños de la capital de Caldas.

Está ubicado al costado sur del Parque de las Aguas, en la calle 14 No. 22-35 de la capital de las ferias en América.