6 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Salsa picante

11 de enero de 2015
11 de enero de 2015

Por lengua viperina

CON SU SANEDRIN se vio en las fondas de la arriería el exsenador de la U Jaime Alonso Zuluaga Aristizábal. Con su pinta de campechano, el típico Juan Valdez de Pensilvania, por su parecido con el personaje internacional, hizo ferias a su mandar. Zuluaga pasó una buena farra con sus cercanos “asesores” Hernán Alberto Bedoya, José Fernando Cubides, Fernando Restrepo y Danilo Medina, entre otros miembros de su séquito zuluaguista. El “paganini” fue Zuluaga, y los demás, como la canción de Jhonny Rivera: El Pegao.

MUCHOS ERRORES tuvo la programación oficial de la Feria de Manizales en la libretica regalada por la Alcaldía y el Instituto de Cultura y Turismo. Ya lo había dicho que en esta feria, aunque hubo espectáculos para todos los gustos, es la misma de todos los años, pues al programa impreso no era sino cambiarle de fecha. Resulta, que eso hicieron, pero con grandes errores. Estuvo mejor la edición “pirata” que vendían por la 23.

DEBIDO A LA FALTA DE CUIDADO y sin que hubiese pasado a revisión, el librillo, contiene decenas de errores. Después de una lectura minuciosa, registraron igual programa en distintos horarios, que sólo desorientaron a los ciudadanos y turistas. Para la muestra: el viernes de feria, informaron en dos veces el festival del tango con diferente horario. En otro, para igual día y hora, anuncian, para dos escenarios, la misma Orquesta. ¿Será que los músicos tienen el don de la ubicuidad?

OTROS IMPERDONABLES errores salieron en la parte cultural del folleto. Anuncian todos los eventos y no especifican la hora, y en otros, la cambian los apellidos a los artistas, por ejemplo, al conocido organista Luis Enrique García le desconocieron su profesión, y le pusieron Ortiz. Como si fuera poco, no informan de qué trataba el acto: exposición, competencia, concierto, conferencia, misa, etc. Situación similar, sucedió con la programación del año 2014.

POR INVITACIÓN DEL REPRESENTANTE a la Cámara del partido de la U, Hernán Penagos Giraldo, estuvieron en varios actos de la feria, así como en una de las corridas de toros de este fin de semana, el Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y el ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez.

MUY BUENA Y NOTORIA LA PRESENCIA de la Policía Nacional en los diferentes certámenes programados de esta feria. En los tablados principales, y en los alternos, así como en los desfiles, por las principales avenidas y en el centro de la ciudad se vio mucho agente de la policía prestando servicios. Esa presencia con sus vehículos y patrullas, es un mecanismo persuasivo y preventivo contra la delincuencia. Ese esquema de seguridad, hay que reconocerlo, es de la Policía, de nadie más, para que los burócratas de la Alcaldía no se vayan a “llevar las flores”.

COMENTA EL DIPUTADO Luís Guillermo Velásquez que en la noche del concierto vallenato con Silvestre Dangón y otros, en la Plaza Bolívar de Manizales, hubo mucha discriminación en las zonas especiales, precisamente a dónde habían sido invitados los secretarios de despacho, tanto de la Gobernación como de la Alcaldía. Dice que faltó protocolo. En eso radica, la discriminación, cuando disponen sitios especiales para los privilegiados del gobierno.

DE CAPA CAIDA ANDA EL FESTIVAL de la trova de la feria desde hace muchos años. Trovadores de mala calidad, discriminación de los artistas locales, e irrisoria premiación frente a la cuantiosa ganancia que le deja a los contratistas organizadores del certamen. Lo mejor sería que hubiera una convocatoria abierta para los próximos años. Los trovadores caldenses, vaya paradoja, prefieren que el concurso, venido a menos, lo organicen mejor los antioqueños.