1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por manejo de pólvora, 72 personas tienen daños oculares en Colombia

10 de enero de 2015
10 de enero de 2015

Pese a que muchas personas saben las consecuencias que acarrea el uso inadecuado de la pólvora, especialmente en menores de edad, el Instituto Nacional de Salud (INS) sigue reportando casos de personas que han tenido lesiones oculares por la explosión de diferentes tipos de artefactos pirotécnicos en época dicembrina.

Según el INS, a la fecha 72 personas de las cuales 37 son adultos y 35 menores de edad, han sido reportados con daños oculares en todo el país, lo que prende una alerta hacía las actuaciones de los colombianos, especialmente para los meses de diciembre y enero.

“Los daños oculares que puede tener un artefacto explosivo de pólvora se estiman según el grado de acercamiento al que se tenga al elemento, ya que entre más cerca esté la persona, el golpe va ser más duro y va a haber problemas tanto en el interior, como en el exterior del ojo”, comentó Piñeros.

Adicionalmente, señaló que “en el caso de los juegos pirotécnicos, cuando juegan con un volcán como son chispas, hay quemaduras de primer y segundo grados en la piel de la cara, en los parpados y en los ojos, incluso puede haber en las cejas y bordes de la pestaña; mientras que los juegos pirotécnicos que explotan, por la fuerza del impacto hay explosión del ojo ocular”, agregó la experta.

Se estima que estas 72 personas que en el país ahora tienen un daño ocular debido al uso inadecuado de la pólvora, en caso de no haber perdido la visión pueden sufrir de pequeñas deformaciones en la córnea, lo que puede ocasionar astigmatismo en el mejor de los casos.

Por su parte, quienes vivieron un golpe más fuerte pueden ser diagnosticados con Leucoma, que es cuando la córnea se pone completamente blanca e incluso pueden tener desprendimiento parcial o total de la retina.

Según Piñeros, la cifra de personas con este tipo de lesiones no debe seguir aumentado y es lamentable que los padres de los menores y los mismo adultos no sean responsables de sus actos y manipulen pólvora, por lo que hace un llamado a las personas que sufran de este tipo de lesiones a que asistan a un hospital de tercer nivel de manera urgente, puesto que el oftalmólgo es quien debe ver las lesiones y valorar su nivel y el campo visual perdido.

Agencia Colprensa