5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

16 de enero de 2015
16 de enero de 2015

luis alfonso hoyos

La Fiscalía, podría solicitar ante un juez de control de garantías, la citación a audiencia para imputación de cargos y consiguiente posible detención preventiva contra el excongresista Luis Alfonso Hoyos, conocido como el guía espiritual de la campaña presidencial de Oscar Iván Zuluaga, quien también estaría en riesgo de quedar en calidad de indiciado.

La decisión hace parte de la investigación que le adelanta la Fiscalía al contador de la campaña de Zuluaga del Centro Democrático, Carlos Andrés Álvarez, luego de que se conocieron detalles de los pagos que recibió el hacker Andrés Sepúlveda de esa organización política a la que le prestó sus servicios de espionaje para sabotear el proceso de paz. En el mismo proceso, está involucrado David Zuluaga (hijo de Óscar Iván), encargado de hacer los respectivos pagos.

Los investigadores del CTI en su trabajo metodológico, recaudaron pruebas documentales y videos, sobre las irregularidades, presuntamente cometidas por  Hoyos y David Zuluaga, junto con el ‘hacker’ Andrés Sepúlveda, quien ha colaborado con la justicia.

La Fiscalía podría imputarles cargos y dictarles detenciones por interceptación de comunicaciones, espionaje con obstrucción al proceso de paz, concierto para delinquir, entre otros delitos.

Fuera de las declaraciones de Sepúlveda, hay graves indicios de entrega de dineros de la campaña para financiar las actividades ilegales del ‘hacker’. Dentro de las evidencias hay un contrato que pagó el Centro Democrático por 150 millones de pesos a Luis Carlos Sepúlveda, hermano del ‘hacker’, Andrés Fernando Sepúlveda, y soportes contables donde se confirma la supuesta financiación y pagos por las labores de espionaje realizadas por el hacker, conocidas como “las chuzadas” a los miembros del comité negociador en el proceso de paz en la Habana (Cuba), dirigentes políticos y directivos de otras campañas.

Lo que dijo Sepúlveda

Andrés Sepúlveda, el protagonista de “las chuzadas” en la pasada campaña para la elección presidencial, reveló explosivos secretos a la revista Semana. En las declaraciones hundió al excandidato Oscar Iván Zuluaga y a su hijo David, y al director espiritual de la campaña del Centro Democrático uribista, Luis Alfonso Hoyos Aristizábal.

Todo esto empezó en enero de 2014 que se iniciaron los acercamientos con la campaña de Óscar Iván Zuluaga, dijo el hacker Andrés Sepúlveda. “Cuando empecé a manejar la parte de presentarle a Óscar Iván, a Luis Alfonso y a David Zuluaga quién era yo, qué hacía, me dejaron muy claro que ellos no necesitaban una persona que les manejara redes sociales, porque eso lo podía hacer casi cualquier persona. Ellos querían un experto en seguridad informática que tuviera acceso directo o indirectamente a organismos del Estado, de inteligencia”, expresó Sepúlveda. Reconoció que por su cercanía con militares y policía, “a ellos, a la campaña, les parecía muy interesante mi labor, no desde el punto de vista de apoyo a la fuerza pública, sino de obtener información que se pegara al discurso del expresidente Uribe, en su oposición al proceso de paz”.

El reconocido hacker, hace varios meses, en declaraciones a Semana sobre las relaciones con quienes lo contrataron, aseguró que “Luis Alfonso Hoyos se descaró y me dijo que lo que se necesitaba era tener información del proceso de paz y obtener información de inteligencia de la fuerza pública”. También dijo que el Centro Democrático era receptor de la información y no hay manera de que lo puedan negar. “Si usted revisa las redes sociales y busca la fecha y mira que todos, absolutamente todos manejaban el mismo discurso”, expresó. También comentó que como lo dejaron solo, iba a hablar y aportar todas las pruebas que salpicarán al hoy senador Alvaro Uribe, a altos mandos militares y al Procurador Alejandro Ordóñez, y otros.

El gobernador también está en la mira

Después de la imputación de cargos que le hizo la Fiscalía Quinta Seccional al gerente de Empocaldas, Juan David Peláez, ante  el Juzgado Sexto Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Manizales, por el delito de usurpación de funciones públicas en el caso de Empocaldas, queda pendiente una decisión sobre el mismo caso con respecto al gobernador Julián Gutiérrez en la Corte Suprema de Justicia. En el alto tribunal cursa contra el mandatario caldense un proceso por presunto prevaricato por acción y falsedad en documento público. Pero el asunto también lo investigan la Contraloría, la Procuraduría, la Fiscalía y la Superintendencia de Industria y Comercio. Le esperan días muy difíciles al gobernador Gutiérrez.

Corte investiga a Lizcano y la Marmolejo

En una situación difícil podrían estar igualmente los congresistas Mauricio Lizcano y Luz Adriana Moreno Marmolejo por la condena de 36 meses que le impuso el Juzgado Penal del Circuito de Riosucio a Jorge García Taborda por el delito de constreñimiento al sufragante. Cuando García incurrió en esta conducta irregular en Marmato se desempeñaba como coordinador de la campaña del senador Lizcano.En la sede del Centro de Desarrollo Infantil Gotitas de Oro de Marmato García realizó una reunión proselitista en la que manifestó a funcionarios y contratistas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) sobre la posibilidad de perder sus cargos si no entregaban su voto por un senador electo que aspiraba a ser reelegido a los cuales también se les pidió a cada uno una cuota de cinco votos. Antes de la condena, la Fiscalía Quinta Seccional de Manizales compulsó copias del proceso a la Corte Suprema de Justicia para que investigue a Lizcano y Moreno por su presunta responsabilidad en las amenazas proferidas por García Taborda contra los funcionarios del ICBF.Es otro caso que tiene en vilo a la opinión pública caldense.