5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

14 de enero de 2015
14 de enero de 2015

german cardona

Quienes conocen el funcionamiento del protocolo en la eterna ciudad de Roma, la meca de los pontífices, nos dan esta explicación:

Sin duda, las reuniones que el diplomático colombiano ha sostenido en la Santa Sede y las que ha adelantado en compañía de la Canciller María Angela Holguin con el Cardenal Parolin (secretario de estado) influyeron en este propósito.

El agradecimiento del embajador

Algo más: el domingo último,  en su saludo personal al Papa,  después de su homilía desde la famosa ventana pontificia, nuestro embajador le dio las gracias a Su Santidad, en nombre del presidente Santos y del gobierno.

En  Manizales supimos que el Papa, de una manera amable y sincera, le respondió que «un hombre bueno como el presidente Santos lograría la anhelada Paz para Colombia».

El saliente embajador en Roma emprenderá el viaje definitivo de  regreso a su país al día siguiente de la consagración cardenalicia del arzobispo emérito de Manizales, monseñor José de Jesús Pimiento, prevista para el 27 de febrero.

Oímos la primera emisión

Escuchamos el martes 13 de enero la primera emisión de La Luciérnaga bajo la dirección de Gustavo Gómez.

En el arranque de 4 a 5 de la tarde, el programa  nos pareció idéntico al  que conducía Hernán Peláez: semejantes a dos gotas de agua.

De entrada, todo se mantuvo intacto, hasta la muy apetecida música vieja que corrió por cuenta de la española Sarita Montiel cantando el bolerito “Acércate más”.

Todo fue tan igual que hasta sobrevivieron los larguísimos chistes de “Don Jediondo”, quien a veces se pone demasiado pesado.

Digan lo que digan, La Luciérnaga no ha muerto. Sigue vivita y barriendo en sintonía.

Cita parlamentaria alrededor de Aerocafé

Los congresistas de Caldas están pendientes de que el presidente Juan Manuel Santos les confirme una cita para hablar de Aerocafé. La representante a la cámara por el lizcanismo, Luz Adriana Moreno, aseguró que los congresistas de este departamento trabajarán unidos para conseguir los recursos necesarios que demanda la construcción de esta obra. «El planteamiento de los parlamentarios durante el encuentro se basará no sólo en la necesidad de tener este aeropuerto terminado sino en el compromiso que él adquirió con todos los caldenses de sacarlo adelante», expresó la Marmolejo.

Un conservador representa a un liberal

En Caldas el más “Santista y el más Vargas Lleras” se llama Arturo Yepes, dijo el diputado José Vicente Castellanos Lozano. “Me parece que esta alianza es la salvación de este partido”,  expresó Catellanos, diputado caldense por Partido Cambio Radical. A propósito qué dirá sobre el particular Agustín Moreno Aristizábal, «mijito». Lo cierto es que a muchos de los militantes de Cambio Radical no les gusta la presencia de Arturo en el movimiento y se abstienen de expresarlo públicamente por temor a un regaño de Vargas Lleras. Lo malo de todo es que Arturo ya asumió la vocería de ese movimiento y cuando se habla de Cambio Radical la gente ya no lo asocia con Jairo Mejía, Agustín Moreno, Samuel Franco, sino con Arturo Yepes. No resulta extraño que siendo conservador Yepes termine representando en este departamento a un político liberal como Vargas Lleras. Con razón en alguna ocasión el abogado Filiberto Botero dijo que en Caldas había tres partidos conservadores: el conservador, el liberal y el comunista.

Homenaje póstumo a Marín

Tras las críticas de la colonia caldense a la clase política de Caldas por su ausencia en las honras fúnebres por el eterno descanso del exministro Rodrigo Marín que se realizaron en Bogotá, la semana pasada, el senador Luis Emilio Sierra, anunció para este jueves un homenaje póstumo al jefe conservador fallecido en la parroquia La Inmaculada Concepción de Manizales. Sierra se hizo al lado del excongresista, quien le dio el aliento inicial para proyectarse en el escenario político. Más vale tarde que nunca, cierto Luis Emilio?

La muerte de «El Prócer»

Al finalizar el año pasado murió en Manizales, víctima de un accidente de tránsito, Humberto López, más conocido como «El Prócer». Laureanista de vieja guardia, terminó al lado del ex senador Omar Yepes Alzate, a quien representó en cargos de responsabilidad fiscal en la Beneficencia de Manizales y otras entidades. Fue precisamente López quien denunció la venta de Emas a una empresa española por una suma irrisoria. En su momento, también se opuso a la venta de Aguas Manizales. Era un veedor sin sueldo. Hombres de su temple hacen mucha falta. Paz en su tumba.

La muerte de Javier Pineda

En Marquetalia falleció la semana pasada el ex alcalde de ese municipio, Javier Pineda, víctima de un cáncer. Javier nunca pudo superar la muerte de su esposa, Rubiela Hoyos, asesinada en Samaná por las Farc en febrero de 2002 luego de haber sido secuestrada cuando desarrollaba una correría política por el oriente de Caldas. Fue una pesada cruz que Pineda nunca se pudo quitar de encima. Javier adoró a su Marquetalia del Alma con una intensidad tal que antes de morir pidió a sus familiares que, antes de que lo sepultaran, pasaran su ataúd por la calle que da al palacio municipal que él construyó. Muchas veces estuvimos en Marquetalia y como anfitrión no tenía par. A quienes íbamos nos mostraba bellos caballos de su propiedad que eran una de sus grandes pasiones. Se fue un amigo incomparable.

Historia aterradora

En la entrevista que publicó El Espectador con el jefe paramilitar, Ramón Isaza, y con el guerrillero de las Farc, Martín Sombra, este último hizo una revelación aterradora. Manifestó que tres días después del asesinato de Gaitán, cuando él tenía 10 años, los conservadores llegaron a su pueblo. Ahí asesinaron a su mamá y luego le rajaron el estómago y le sacaron un niño que estaba esperando a quien también mataron. Después violaron a sus tías y las asesinaron. Luego castraron a sus tíos. Su papá sobrevivió pero se iba enloqueciendo y poco tiempo después fue herido de bala en un enfrentamiento entre liberales y conservadores. Agonizando le hizo jurar que tenía que vengarse ingresando a las filas de Marulanda (Tirofijo) quien acababa de crear la guerrilla liberal. Confidenciales, Semana.